Editoriales de Agenda Empresa

Inestabilidad en España, estabilidad en Andalucía

posted by @mbellido 11 octubre 2019

Si algo tenemos que agradecer los andaluces es la estabilidad política en nuestra autonomía con los tiempos que corren. Desafortunadamente no podemos decir lo mismo a nivel estatal, donde la calculada estrategia de Pedro Sánchez y el chusco espectáculo de las falsas negociaciones empujan a España a nuevas elecciones. Y es que, como se ha evidenciado en el Congreso de los Diputados, “Quién no es capaz de gestionar una investidura, difícilmente puede gestionar una nación como España”, denunciando de esta forma que Sánchez pretenda ser investido por “agotamiento electoral”, algo que supone una “grave irresponsabilidad” política.

Llevamos meses de anuncios de acuerdos imposibles, de engaños a granel y de actitudes egoístas en dosis sorprendentes. Algo grave en sí, pero que puede convertirse en algo peor todavía. Si no se toman decisiones coherentes o se toman malas decisiones populistas y si no se adoptan las necesarias medidas reformistas ante las crisis que se avecina, la economía sufrirá un golpe fatal y con ella sufrirá también el bienestar de todos los españoles. La estrategia de Pedro Sánchez de permanecer en la Moncloa y convocar nuevas elecciones le costará a España 140 millones de euros. Llevamos 540 millones gastados desde 2015 a 2019 en las cuatro elecciones generales celebradas. Los 146 días de inmovilidad política desde las últimas elecciones generales ya han costado 23,8 millones en sueldos, subvenciones y otros gastos. Todo un esfuerzo por parte de los españoles para intereses personales y de parte.

Grave enfermedad es el egocentrismo político que, en el caso de algunos, se entremezcla con el narcisismo psicológico.

La política es servicio, no es solo poder ni posesión de un cargo, ni de un territorio, la política con P mayúscula es organización para el bien común, es donación, es decir, mira a los otros con actitud de dar, mientras que la posesión no mira al bien de los demás sino al propio. La actitud de poseer no es leal y se permite incluso ser infiel, innoble e inconstante cuando lo necesita; es un mecanismo perverso para mantener un estatus a costa de lo que sea. Lejos de querer el bienestar de los otros, el único bienestar que pretende es el propio.

Presentamos en esta edición de octubre de Agenda de la Empresa el Directorio de la Administración Pública Andaluza. Desde hace más de 15 años venimos proponiendo esta herramienta útil para conocer quiénes son las personas que están al frente de puestos de responsabilidad en la Junta de Andalucía, en las Diputaciones provinciales y en los Ayuntamientos andaluces.

Un ‘Quién es quién’ que pone cara a estos servidores públicos en Andalucía.  Conscientes de que la política solo es éticamente creíble si traduce el discurso de los valores a la práctica de las virtudes, les deseamos a estos gestores políticos que en su día a día no confundan el interés general con el partidista, y eviten fijar objetivos de poder personal en lugar del beneficio general.

Posts relacionados