Entrevistas

Entrevista a Ángel Gallego Morales, Presidente del Consejo Andaluz de Relaciones Laborales

posted by @mbellido 22 diciembre 2018

La negociación colectiva ha devenido un factor esencial para la organización del trabajo en general y no solo para la fijación de las condiciones del mismo

¿En qué marco se inserta el Plan de apoyo a la negociación colectiva?

El Plan de apoyo a la negociación colectiva forma parte de las medidas adoptadas en la Mesa por la calidad y estabilidad en el Empleo, suscritas por las sindicatos más representativos, UGT y CCOO, por la asociación empresarial más representativa, CEA, y por el Gobierno de Andalucía. Es fruto, pues, de un nuevo proceso de diálogo social cuyo objetivo es la mejora de las condiciones que afectan a la vida de las empresas y de los trabajadores. Se enmarca, así, en la confluencia de voluntades del gobierno andaluz y de los agentes económicos y sociales para crear un espacio “acordado” de ejercicio de las competencias de Andalucía en materia de empleo, con el objetivo político-jurídico de que todas las medidas y planes ejecutados en Andalucía estén orientados, de manera estratégica, a la mejora de la calidad del empleo y de las relaciones laborales. Las políticas de empleo, como han señalado la Organización Internacional del Trabajo y la Unión Europea, son un territorio especialmente idóneo para el diálogo social, para que el gobierno y los agentes económico y sociales compartan la elaboración, aplicación, evaluación y revisión de las políticas autonómicas que les conciernen, dotando de una legitimidad social adicional a los procesos de elaboración de las políticas económicas y sociales y a las normas que las instrumenten.

¿Por qué un Plan de apoyo a la negociación colectiva?

Porque los convenios colectivos son la piedra angular de cualquier sistema democrático de relaciones laborales, y la calidad de la negociación colectiva el mejor aval de la calidad del empleo. La ordenación normativa de la negociación colectiva es competencia del legislador estatal, y son conocidos los efectos de las últimas reformas laborales. Sin embargo, y ante la erosión del convenio sectorial, e incluso del convenio de empresa, que posibilita el marco legal, los protagonistas de las relaciones colectivas de trabajo   el gobierno de Andalucía han entendido que  la negociación colectiva, junto a su función reguladora de las relaciones laborales, constituye un factor esencial para generar un clima favorable a la inversión productiva, al tiempo que facilita mecanismos efectivos de adaptación de las empresas a las circunstancias cambiantes de los mercados, mejorando su competitividad y capacidad productiva, lo que, a su vez, propicia la creación de empleo y el mantenimiento de un mayor número de puestos de trabajo, estableciendo un adecuado equilibrio entre los respectivos intereses de las empresas y de las personas trabajadoras, y se comprometieron a establecer, en el marco del Consejo Andaluz de Relaciones Laborales (CARL), vías de diálogo que contribuyesen a mejorar el marco de las relaciones laborales, así como a agilizar y reactivar la negociación colectiva en Andalucía.

¿Cuáles son los beneficios que aporta la negociación colectiva?

Con este Plan de apoyo a la negociación colectiva, las organizaciones sindicales y empresariales más representativas y el gobierno andaluz reafirman su convencimiento en la trascendental función de la autonomía colectiva, de los acuerdos entre los representantes de los trabajadores y de los empresarios, en tanto que fijan reglas tendentes a equilibrar posiciones. De ahí, la firmeza en apoyar la negociación colectiva en tanto que acuerdo entre partes que comporta la  implicación recíproca con beneficios mutuos. La negociación colectiva ha devenido un factor esencial para la organización del trabajo en general y no solo para la fijación de las condiciones del mismo. Con un contenido potencialmente cada vez más extenso, la negociación colectiva cumple un importante papel como mecanismo de regulación económica, destacando también el incremento de su función de gestión, una mayor trascendencia de la vertiente organizativa, así como una elevada participación en la gestión de las crisis empresariales y en la promoción de la creación de empleo y de su estabilidad.

¿De dónde se ha partido para realizar este Plan?

Para posibilitar un diseño adecuado y eficiente de este Plan de apoyo a la negociación colectiva se ha partido de un análisis riguroso de la situación de la misma en todo el territorio de Andalucía y en todos los sectores, sobre el légamo del trabajo desarrollado por el CARL, que, como es sabido, es un órgano de diálogo y participación social en el ámbito de las relaciones laborales, de carácter tripartito, y que, en el cumplimiento de sus cometidos, ha contribuido de manera notoria a impulsar la negociación colectiva en Andalucía. El diagnóstico compartido es el que ha permitido compartir, también, los objetivos y medidas contenidas en el Plan.

¿Cuál es el contenido del Plan?

El Plan se estructura en torno a cinco ejes de actuación, que abarcan los distintos aspectos en los que se desarrolla la negociación colectiva: proceso de negociación, personas que negocian, estructura de la negociación colectiva, contenido del convenio colectivo, y gestión del convenio colectivo negociado. Fija diez objetivos y noventa medidas de apoyo y actuaciones a ofrecer a las comisiones negociadoras de convenios colectivos sectoriales existentes en Andalucía y a sus comisiones paritarias y que soliciten acogerse a las mismas asumiendo las actuaciones derivadas del Plan. Las medidas abarcan servicios ya consolidados como las presidencias de convenios colectivos, los informes estadísticos sobre negociación colectiva, las consultas sobre convenio colectivo aplicable o la mediación y arbitraje del SERCLA. Junto a ellas se proponen nuevas medidas encaminadas al apoyo directo de las mesas de negociación y sus comisiones paritarias, la formación de quienes negocien convenios colectivos, el impulso de acuerdos para la racionalización de la estructura de la negociación colectiva andaluza, recomendaciones sobre contenidos de los convenios colectivos y para el fomento de la incorporación de la mujer en las comisiones de negociación de los convenios colectivos sectoriales de Andalucía.

¿Quién llevará la gestión operativa del Plan?

La gestión operativa del Plan la realizarán los servicios administrativos del CARL, tanto en su sede central como en sus sedes provinciales. En concreto, será responsable de la divulgación del Plan entre sus destinatarios, de la recepción y tramitación de solicitudes de servicios y de la programación de las reuniones informativas o de negociación con las Comisiones negociadoras y paritarias. Atenderá los servicios de asistencia técnica, domiciliaciones y análogos. Ya estamos articulando colaboraciones técnicas para el desarrollo de determinadas medidas específicas relacionadas con la igualdad de género y la formación de quienes integren las comisiones negociadoras, así como la realización de estudios sobre retos de la negociación colectiva en nuevas actividades productivas y la elaboración de cláusulas tipo que enriquezcan el contenido de los convenios.

Manuel Bellido

Posts relacionados