Editoriales de Agenda Empresa

¿Destino o experiencia?

posted by @mbellido 4 julio 2018

 

¿Qué interesa más: el destino o la experiencia? Es la pregunta que hemos planteado a muchas personas mientras trabajábamos en la realización de esta edición estival de Agenda de la Empresa dedicada al Turismo Digital. La mayoría ha respondido que lo que más les interesaba cuando se trataba de irse de vacaciones era la experiencia. No cabe duda de que el turismo lleva décadas de constante evolución, se ha ido modelando y no solo por razones económicas y sociales. En esta constante evolución también han influido el avance de las tecnologías y la exigencia de sostenibilidad en los destinos. Estos cambios han supuesto nuevos retos para el sector, que ha tenido que anticiparse a la transformación acelerada de la sociedad para no quedarse fuera del mercado ante los ciclos expansivos y recesivos de la economía y, en muchos casos, por las nuevas exigencias en la demanda de los consumidores. Una clientela cada vez más heterogénea transforma oferta y demanda.  Ya no solo hay que tener en cuenta las exigencias de los núcleos familiares; hoy, por el envejecimiento de la población, aumenta el número de personas de la tercera edad con tiempo y medios económicos para viajar. Asimismo, el sector están fuertemente condicionado por la nueva generación de turistas que han surgido con los millennials.

Algo en común que tienen todos estos nuevos clientes es la exigencia de vivir vacaciones activas y en estrecha relación con el ambiente natural, dando valor a experiencias sostenibles en las que los turistas se convierten en protagonistas de la conservación del medioambiente, junto a los operadores turísticos.

Sin embargo, es la tecnología disruptiva la que se ha posicionado como el elemento dinamizador más significativo para poner en marcha los cambios principales en las empresas e instituciones turísticas. Sin ir más lejos, en las últimas décadas, la transformación digital en cuestiones energéticas ha ido impactando en el transporte turístico y en el sector hotelero, en aspectos relacionados con la agroalimentación, en los sectores de la restauración y de la hostelería. Las TIC imperan en el tratamiento, el almacenamiento y la transmisión de datos para la promoción y comercialización de destinos. Por poner algunos ejemplos.

Estoy convencido de que si estas realidades han protagonizado hasta el momento grandes cambios en el sector turístico, en la segunda década del siglo XXI las nuevas olas de tecnologías exponenciales que se nos vienen encima, con Internet de las Cosas, la tecnología móvil 5G, el Big Data, Blockchain, los asistentes virtuales, la Inteligencia Artificial, la realidad virtual, la automatización y robotización o la evolución de métodos de pago e identificación, van a transformar el panorama turístico con la consolidación de cada vez más destinos inteligentes y con un protagonista de primer nivel, un nuevo tipo de consumidor que, como usuario, participará activamente produciendo contenidos y actuando en el sector. Nos referimos al llamado viajero 4.0, que demandará cada vez más productos y servicios personalizados que se adapten a sus gustos, necesidades y actitudes ante la vida. Entre destino y experiencia escogerán cada vez más la experiencia, eso sí, personalizada y distinta a las enlatadas para el resto de los turistas.

Ya no hay vacaciones sin móviles y la misma red te ofrece un antes para la preparación, un durante para cubrir necesidades, y un después para compartir y recrearse en la experiencia vivida.

Nuestro país no ha tocado techo como destino de viajes y vacaciones, y el turismo es un sector que puede seguir generando todavía riqueza y empleo; sin embargo, tienes retos que no puede eludir y las tecnologías pueden ayudar decididamente a darle esa diferenciación esencial para crecer en competitividad y excelencia.

Manuel Bellido

bellido@agendaempresa.com

www.manuelbellido.com

www.hojasdelibros.com

@mbellido

 

Posts relacionados