Editoriales de Agenda Empresa

Un camino de colaboración 

posted by @mbellido 7 mayo 2019

Desde el observatorio que son las redacciones que conforman los medios de nuestra empresa informativa tenemos el privilegio de conocer en detalle muchas de las lacras que azotan hoy día a nuestro Planeta. Un panorama económico, político y social que nos permite comprobar que en muchas partes del mundo son siempre las mujeres y las niñas las más afectadas por la pobreza, los conflictos bélicos o el cambio climático. La discriminación, la falta de paridad y el lugar que ocupan ellas en muchas sociedades las ponen en situaciones espinosas y difíciles y las someten a desventajas y vejaciones en muchos ámbitos. Con dolor comprobamos incluso que, en muchos países, además, la violencia sexual se usa como arma de guerra con el fin de horrorizar a la población. Por tanto, en todos nuestros medios no nos han faltado razones para apoyar la paridad de género en todos los ámbitos y, por supuesto, también en el empresarial.

Con entusiasmo celebramos el impulso que desde la Agenda 2030 se dio priorizando la paridad entre hombre y mujeres con la inclusión de un Objetivo específico, el número 5, y la incorporación de la dimensión de igualdad en todos los demás Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Con una visión realista y mas allá del fragor de la polémica y la división que generan algunas corrientes feministas basadas solo en la denuncia, decidimos trabajar con una perspectiva en positivo para dar visibilidad a lo que se va consiguiendo y, ofrecer al mismo tiempo, ideas y herramientas para impulsar esa paridad real de manera constructiva, buscando y divulgando metas concretas que sirvan para promover cambios allí donde predomine solo una cultura masculina y erradicar la exclusión estructural que aún persiste en determinados ámbitos.

Estamos convencidos de que es posible lograr una activa y dinámica corresponsabilidad entre hombres y mujeres en todos los campos del ser y de la realización, alimentando el mutuo esfuerzo mediante un diálogo generoso y constructivo.

Con la paridad real, hombre y mujer dejan su huella característica cuando desempeñan cualquier tipo de labor. Ambos podrían, en la mayoría de los casos, asumirlo todo, pero cada uno deja en lo que hace su huella única e insustituible. Cuando faltan una de estas dos huellas en la actividad humana emergen carencias que dejar a esa acción incompleta e infecunda, destinada a desaparecer porque se concibe desde su nacimiento estéril.

Con esta premisa quiero presentar el tema de portada de esta edición de mayo, que pretende contribuir a dar grandes pasos en las empresas para avanzar hacia el equilibrio real de lo masculino y lo femenino. De ello dependerá no solo nuestro bienestar, sino el mismo desarrollo económico y productivo de las empresas.

La gran mayoría de la sociedad sabe que se abre un nuevo paradigma y la gran mayoría de las mujeres quiere obviar la confrontación e iniciar un camino de colaboración y cooperación entre ambos géneros. Esta es nuestra contribución. Buena lectura.

Manuel Bellido

Posts relacionados