Entrevistas

Entrevista a María Dolores Luna, Directora general de Fomento e Igualdad en el Empleo

posted by @mbellido 3 febrero 2009

Calidad en el empleo

Entrevista a María Dolores Luna La directora general de Fomento
e Igualdad en el Empleo repasa con Agenda de la Empresa la
situación actual del empleo y las principales líneas que
se desarrollarán en 2009

Agenda de la empresa: ¿Cuáles eran los retos que tenía por delante cuando llegó a la Dirección General de Fomento e Igualdad en el Empleo?

María Dolores Luna: Entro a desarrollar mi labor en esta Dirección General muy ilusionada y consciente de la gran responsabilidad que significa, sobre todo en este tiempo de importantes dificultades en la economía mundial, el apoyo a la creación de empleo y la mejora de la empleabilidad de las personas demandantes de empleo para el acceso al mercado laboral. En este sentido, los principales retos con los que me enfrento es seguir promocionando y facilitando la creación de un empleo más estable y de calidad, apoyar el mantenimiento de los puestos de trabajo, mejorar la empleabilidad a través de la capacitación laboral y, desde una visión amplia del concepto, apoyar la igualdad en el empleo, prestando especial atención de las personas pertenecientes a colectivos más vulnerables.

A.E.: ¿Cuáles son las líneas fundamentales que se desarrollan desde la Dirección General de Fomento e Igualdad en el Empleo?

M.D.L.: Como sabe, en esta Legislatura, se residencian en la Dirección General las competencias de fomento de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en el empleo y las favorecedoras de la conciliación del trabajo con la vida personal y familiar, en el ámbito de la negociación colectiva. Nuestra Dirección General tiene un amplio bagaje en la atención de la situación de desigualdad en la que se encentran las mujeres frente al mercado de trabajo, por lo que desde siempre hemos entendido que además del desarrollo de actuaciones especificas para las mujeres se debe trabajar desde una perspectiva de género, es decir, recoger la atención de la mujer de forma transversal en todos los programas para favorecer la equidad entre sexos. De este modo, las mujeres son destinatarias prioritarias de todos los programas de fomento del empleo que se desarrollan actualmente. Otra de nuestras líneas de trabajo es la puesta a disposición de las empresas de incentivos para la creación de empleo estable para la contratación o transformación de contratos temporales en indefinidos. Estos incentivos están permitiendo que personas con mayores problemas de temporalidad en el empleo, como son las mujeres, jóvenes, parados de larga duración, personas con discapacidad y otros colectivos vulnerables, se incorporen de forma estable al mercado de trabajo. Venimos impulsando de forma notable el desarrollo de programas de fomento de la empleabilidad de los jóvenes y mujeres a través de un instrumento, ampliamente conocido, como es el de Escuelas Taller, Casas de Oficios y Talleres de Empleo. No en vano, desde que fueron traspasadas las competencias en esta materia desde el gobierno estatal se han aprobado 1.501 proyectos y se ha capacitado para el acceso al mercado de trabajo a 35.937 personas, con una inversión superior a los 740 millones de euros. En esta misma línea de actuación, en Andalucía hemos diseñado los programas de Talleres de Oficios para jóvenes y mujeres y las Escuelas de Empleo en sectores productivos para personas en desempleo menores de 30 años. Nuestro intención es que estos programas se extiendan y consoliden en el territorio y que pueda ser una fórmula eficaz para alcanzar un mayor grado de inserción en los municipios andaluces. El facilitar el acceso al empleo y el mantenimiento de los puestos de trabajo de las personas con discapacidad es desde hace mucho años una prioridad en nuestra intervención. Este colectivo, atendiendo a las cifras de Andalucía y del resto de España, presenta un bajo índice de actividad por lo que nuestro trabajo está siendo intensivo a la hora de proporcionar instrumentos cada vez más adaptados para su capacitación laboral y su inserción tanto en los Centros Especiales de Empleo como en las empresas del mercado ordinario. Además, estamos convencidos que con el Plan de Empleabilidad para las personas con discapacidad en Andalucía, impulsado y coordinado por la Consejería de Empleo, vamos a poder corregir la desigualdad de oportunidades de las personas con discapacidad y posibilitar su integración laboral. Se están desarrollando programas que fomentan el empleo de personas especialmente vulnerables y en áreas que requieren intervenciones especiales en materia de empleo. En este terreno hay que citar las ayudas para la contratación de personas desempleadas en proyectos y servicios de interés general y social, el programa de mejora de la infraestructura, acciones especiales de empleo en los territorios y la introducción de incentivos a la contratación en áreas territoriales preferentes para actuaciones integrales de empleo.

A.E.: ¿Qué programas de fomento del empleo se han puesto en marcha para paliar las actuales tasas de desempleo?

M.D.L.: Ante una situación como la que estamos viviendo en estos momentos, donde debido a esa crisis económica que usted comenta están aumentando las tasas de desempleo, la Consejería de Empleo ha reaccionado poniendo en marcha un plan que conlleva medidas extraordinarias de empleo en Andalucía (Plan MENTA) con objeto de mejorar la empleabilidad de las personas demandantes de empleo y apoyar su participación en el mercado laboral. En concreto, desde esta Dirección General se gestionan las actuaciones dirigidas a la adquisición de experiencia laboral a través de la contratación de personas desempleadas por entidades sin ánimo de lucro, Ayuntamientos, Diputaciones y Mancomunidades de Municipios de la Comunidad Autónoma de Andalucía

A.E.: Antes ha comentado que en la Dirección Generalque usted es titular se residencian las medidas de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en el empleo. ¿Cuáles son los objetivos que se persiguen?

M.D.L.: En el mes de diciembre presentamos públicamente las nuevas líneas de intervención de la Consejería de Empleo en una Jornada que ha reunido a unas 500 personas entre representantes de la administración vinculados a esta materia, agentes sociales y económicos y empresas. Las nuevas líneas de actuación en el ámbito de la igualdad laboral se desarrollarán partiendo de cinco objetivos principales: promover el acceso y mantenimiento en el empleo de mujeres y hombres en condiciones de igualdad y eliminar cualquier tipo de discriminación por razón de género; favorecer la conciliación de la vida personal, familiar y laboral; fomentar la responsabilidad social en materia de igualdad de género en el ámbito público y privado; fortalecer e intensificar las actuaciones para promover la igualdad entre hombres y mujeres en el marco de las relaciones laborales y la negociación colectiva; y garantizar la perspectiva de género en todas las actuaciones de la Consejería de Empleo. El desarrollo de estas actuaciones estará a cargo de la Dirección General de Fomento e Igualdad en el Empleo de forma directa, en algunos casos, y en otros nuestra labor será la de prestar apoyo de forma transversal a otros centros directivos.

A.E.: La elaboración de Planes de Igualdad es obligatorio en empresas de más de 250 personas de plantilla. ¿Cómo tiene pensado la Consejería de Empleo impulsar el desarrollo de estos planes en el reto de las empresas?

M.D.L.: De cara a promover el acceso y mantenimiento en el empleo de las mujeres en condiciones de igualdad, la Consejería regulará unas ayudas dirigidas a las empresas que, aún no estando obligadas por ley, desarrollen planes de igualdad, prestando especial atención a los sectores y ocupaciones en los que las mujeres están subrepresentadas. De igual manera, apoyará a las empresas que, en sus convenios y negociaciones, incluyan las recomendaciones en materia de igualdad elaboradas por la Comisión de Igualdad del Consejo Andaluz de Relaciones Laborales (CARL) y que inciden, entre otros aspectos, en la incorporación en los convenios colectivos de la voluntad de eliminar cualquier elemento que impida promocionar la igualdad de trato, o el establecimiento de criterios de evaluación que eviten la diferenciación salarial no justificada. Respecto a esas empresas de más de 250 trabajadores que están obligados por ley a desarrollar Planes de Igualdad, es importante señalar que entre las prioridades de la labor inspectora en 2009 está el control de los convenios colectivos en materia de igualdad; así como la vigilancia del establecimiento y el efectivo cumplimiento de esos planes. En este sentido, también vamos a desarrollar estudios e investigaciones dirigidas a analizar las desigualdades existentes por razón de género en el marco de las relaciones laborales. En este punto, me gustaría resaltar también, el esfuerzo que la Consejería de Empleo viene realizando para promocionar la calidad en el empleo, por ello, en la normativa reguladora de nuestros programas se prevé que no podrán ser beneficiarias de los incentivos y ayudas las entidades condenadas o sancionadas por faltas en materia de prevención de riesgos laborales o por practicas de discriminación laboral o en materia de género.

A.E.: La conciliación de la vida familiar y laboral sigue siendo complicada para muchas familias. ¿Qué medidas se articulan desde Empleo para mejorar esta conciliación?

M.D.L.: Es verdad que sigue siendo complicado conciliar la vida familiar con el trabajo desarrollado fuera del hogar, por ello desde la Consejería se han dispuesto diversas actuaciones. Próximamente se publicará una Orden por la que se regulará la convocatoria de los premios Andalucia-Concilia “Conciliando en Andalucía”, destinados a reconocer socialmente a empresas y entidades que contribuyan a promover la conciliación de la vida laboral, familiar y personal de los trabajadores y trabajadoras, así como a difundir a la ciudadanía las buenas prácticas en la materia. Por otro lado, se van a aumentar los incentivos a la contratación de mujeres, especialmente en el caso de aquéllas que acceden por primera vez al mercado de trabajo o que se reincorporan al mismo tras el periodo de maternidad, adopción o acogimiento de menores; y se va a incentivar la contratación en interinidad para sustituir a mujeres en baja por maternidad, embarazo de riesgo o excedencia para el cuidado de menores. Otra de las líneas que desarrollaremos es el establecimiento de ayudas dirigidas tanto a corporaciones locales como a entidades empleadoras que implanten servicios de conciliación, especialmente, en fechas y horarios no atendidos por el sistema educativo. Estamos convencidos que para conseguir la igualdad real entre mujeres y hombres en el empleo es fundamental que sigamos impulsando las políticas dirigidas a hacer posible la conciliación de la vida personal, familiar y laboral.

Manuel Bellido

Perfil
María Dolores Luna Fernández (Sevilla, 1964), madre de dos hijas, es licenciada en Derecho por la Universidad de Sevilla, en la especialidad de Derecho de Empresa. Su trayectoria profesional está ligada a la Junta de Andalucía como funcionaria de carrera del Cuerpo Superior de Administradores Generales desde el año 1988. Entre otros cargos, en 1996 ocupó el de jefa del Servicio de Legislación, Recursos y Relaciones con la Administración de Justicia de la Consejería de Educación hasta el año 2006, fecha en la que paso a la Consejería de Empleo, estando al frente de la Secretaría del Consejo Asesor del Servicio Andaluz de Empleo. También ha sido miembro de la Comisión de Impacto de Género de los Presupuestos de la Comunidad Autónoma de Andalucía. En el último periodo ocupó el puesto de coordinadora general de la Viceconsejería de Empleo.l

Posts relacionados