Blog

Gracias

posted by @mbellido 4 mayo 2021

La historia de estos 25 años de vida del Grupo INFORMARIA es la de una semilla de proyecto editorial plantada en 1996, pequeña, pero llena de ilusión, que ha ido creciendo y prosperando hasta consolidarse como una planta robusta, una de las empresas informativas más importante de nuestro país. Un árbol frondoso cuyas ramas son dos revistas de papel, trece medios online, un sello editorial y un estudio de servicios gráficos.

No ha sido fácil llegar hasta aquí. Como hace un jardinero hemos mimado esta simiente con paciencia, esfuerzo, sacrificios, horas de trabajo, dedicación y mucha, mucha pasión por lo que hacíamos.

Una trayectoria que ha ido sobreponiéndose a todos los cambios, a todas las crisis económicas que hemos vivido en este cuarto de siglo la sociedad entera y las empresas y, en nuestro caso en particular, los medios de comunicación. Empezamos desde cero y poco a poco hemos visto crecer nuestra influencia, el número de lectores en nuestras revistas de papel y el número de visitantes únicos diarios en nuestros medios online.

¿La fórmula? Esfuerzo, ingenio, valentía, independencia, veracidad y rigor que se traducían en formatos atrevidos, ágil confección y contenidos inéditos e impensables en nuestros medios offline, apuesta por la innovación y la inmediatez y la digitalización en nuestros medios online. El gusto por el éxito, la calidad y la estética han formado también parte de nuestra cultura empresarial.

En estos 25 años, en los que hemos visto crecer nuestra influencia, hemos arriesgado siempre, seguros de que nuestra fe, nuestra vocación periodística y nuestro compromiso de servicio público nos sostenían. “Ideas personas, hechos e instrumentos para construir el futuro”, este es el lema que siempre ha estado presente en la cabecera de Agenda de la Empresa y puedo afirmar que hemos cumplido. Es la satisfacción de la tarea bien hecha.

Con esta edición especial quiero rendir tributo a todas y a cada una de las personas que han sido equipo en nuestra empresa, a los anunciantes que han hecho posible la vida económica de nuestros medios, a las empresas y a los empresarios siempre protagonistas de nuestros contenidos, a todos los que asiduamente o circunstancialmente nos habéis leído.

Ahora toca poner el punto y final. Así es la vida, que como dice el Qohéleth, “hay un momento para todo y un tiempo para cada cosa bajo el sol: un tiempo para nacer y un tiempo para morir, un tiempo para plantar y un tiempo para arrancar lo plantado”.

Gracias.

Posts relacionados