Con permiso

Tomemos conciencia de Europa

posted by @mbellido 24 junio 2004

La idea de una Europa unida se presentó ya durante el siglo XVIII, en plenaIlustración, aunque en realidad estuvo presente, con matices distintos, en la tradición de la república cristianamedieval, que intentaba unir los pueblos europeos bajo el papado.

Durante los años veinte y treinta del siglo pasado, las democracias   europeas sufren el ascenso del fascismo. Después de una guerra desastrosa, la idea de un continente europeo unido sobrevive milagrosamente y se alzan voces que afirman la importancia de una única Europa. El primer paso se da en el ámbito del carbón y del acero, de hecho la CECA fue el arranque de la UE. Su fundación se firma en 1951.

Los Estados europeos, desgastadospor la trágica aventura del nazismo alemán y de la segunda guerra mundial, habían comprendido la necesidadde launión europea. Tras la fundación de la CECA, Jean Monnet viajó incansablemente por las democracias del Viejo Continente predicando la necesidad de una sola Europa. Grandes hombres como De Gasperi, Adenauer y Schumann comenzaron a poner las bases. La idea europeísta pasó así de ser pura aspiración ideal a la realidad y las primeras instituciones comunitarias comenzaron a tomar cuerpo. El 25 de marzo de 1957 nacía en Roma la Comunidad Económica Europea. Hoy los líderes de los 25 países que la componen están inmersos en un profundo trabajo y en un maratón negociador para que en la cumbre europea del 17 y 18 de junio de 2004 se pueda cerrar el proyecto de la primera Constitución.

Este continente se va convirtiendo en una única realidad económica y política: por delante el reto de asumir una actitud mental de pertenencia, una sola conciencia europea. Cómo decía Víctor Hugo, “¡llegará un día que en todas vosotras, naciones del continente, sin perder vuestras cualidades distintivas y vuestra gloriosa individualidad, os fundiréis estrechamente en una unidad superior, y construiréis la fraternidad europea!”

Posts relacionados