Blog

No es malo sentir miedo

posted by @mbellido 5 septiembre 2014

Felicidad, miedo, alegría, angustia, tristeza desesperación o nostalgia son todas emociones que nacen como expresión de nuestro carácter, de la educación recibida y de las experiencia vividas.  Las grandes emociones que probamos, se presentan, independientemente de cualquier intención que tengamos a priori de sofocarlas o superarlas, porque forman parte de la condición humana. Borrar la experiencia del miedo no solo es inútil y dañino, es imposible. Decía Shakespeare que el dolor tiene necesidad de ser expresado. Llorar, de hecho, no es una señal de debilidad. Las lágrimas derramadas son amargas, pero más amargas son las que no se derraman y es que el llano es a veces el modo de expresar las cosas que no pueden decirse con palabras. Hay una frase del dramaturgo español Alejandro Casona que siempre me gustado: “Mejor aplicar el llanto siempre que sea posible, como la medicina antigua aplicaba la sangría”.

El miedo es una especie de tercera vía, infinita y sin confines. La emoción a diferencia de la razón nos empuja inexorablemente hacia los otros. El miedo, de hecho, reconocido, es la premisa que nos consiente de  refrenarlo. A menudo, cuando lo expresamos a alguien, se transforma en más liviano.

Parece extraño decirlo así, pero creo que el miedo es una experiencia que hay que mirarla a la cara, sin asustarnos. Lo importante es saber sus causas, si el miedo llega a asumir una dimensión patológica, seguiría enterrado en lo más profundo de nosotros, sin solución alguna. Una bomba que no explota puede originar posteriormente aún más daño.

Hay un proverbio chino que dice que el que teme sufrir ya sufre el temor. Cada día nos visita un temor, a cada día le basta el que le corresponde, es mejor no anticipar el de mañana.

La experiencia de estos últimos años me ha llevado a considerar que  vale la pena no desechar nunca los senderos penosos y arduos que incluso pueden asustarnos. Esos  senderos no solo nos hacen reflexionar, nos ofrecen además mejores paisajes que las autopistas.

Posts relacionados