Blog

Historias de ayer que revivimos hoy

posted by @mbellido 19 noviembre 2014

¿Cómo y cuando nacieron los dioses? ¿Por qué se convirtieron en objeto de culto? ¿Qué era el Olimpo? ¿Qué importancia tenían las diosas de sexo femenino?  Estas y otras preguntas han tenido alguna respuesta en el estudio de la Historia que en estos años me ha vuelto a apasionar. La mitología griega, por ejemplo,  no solo me ha mostrado el retrato de las varias divinidades, también me ha puesto de manifiesto la influencia fundamental que han tenido en la configuración de esa civilización. Esa apasionante historia, que aparentemente está  hecha solo de aventura de dioses y héroes,  me ha ofrecido en estos años una serie de instantáneas sobre el  y, de consecuencia, del desarrollo de la vida humana sobre la Tierra.  También ha sido la ocasión para apreciar como un sistema abierto y tolerante permitió a esta civilización de  expandir su influencia sin combatir “guerras de religiones” como hoy lo intentan hacer algunos radicales musulmanes.

Probablemente en las historias que tienen como protagonistas a Afrodita, Ares, Hades, Atenea, Apolo, Dionisio, Prometeo o Deméter, podemos encontrar algo que nos haga reflexionar. Creo que es un bien para el ser humano de hoy, asomarse de vez en cuando a esas historias que además de aportarnos conocimiento histórico, filosófico y astrológico, nos mostrara un horizonte de emociones, pasiones y sentimientos que dibujaran los arquetipos de la personalidad humana

La mitología griega ha ejercido una amplia influencia sobre la cultura, el arte y la literatura de la nuestra civilización. Como parte de nuestro patrimonio cultural también hoy condiciona nuestro lenguaje y nuestra percepción del mundo.  La  mitología ha condicionado y sigue condicionando nuestro lenguaje diario y  el lenguaje condiciona nuestra percepción del mundo y de la vida. Cuando escucho decir a alguien “he vivido una autentica Odisea”, imagino que el sujeto no está pensando  en la Mitología Griega, sin embargo, expresa una emoción basada en las peripecias del viaje de Ulises de vuelta a Ítaca. La mitología como tantas otras historias de pasado sigue siendo hoy la vida misma.

El cuadro  alude al dios Chronos.

Posts relacionados