Entrevistas

Entrevista a José Sánchez Maldonado, Consejero de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía

posted by @mbellido 15 marzo 2016

“Andalucía dispone de recursos en fuentes renovables y de tejido empresarial preparado y especializado”

Manuel Bellido: La Estrategia Energética de Andalucía 2020 establece unos objetivos energéticos incluso superiores a los de la Unión Europea, ¿cómo prevé el Gobierno de Andalucía conseguirlo?

José Sánchez Maldonado: Andalucía cuenta con dos motores fundamentales para conseguirlo: dispone de los recursos energéticos necesarios, sobretodo en fuentes renovables, y de tejido empresarial preparado y especializado. Gracias a esto, superará los objetivos energéticos de la Estrategia Europa 2020, objetivos que, no olvidemos, son vinculantes para los estados miembros pero no para las regiones que los conforman. La Estrategia Energética se sustenta en cinco objetivos, concebidos en consonancia con los definidos por la política europea: reducir un 25% el consumo tendencial de energía primaria, aportar con energías renovables el 25% del consumo final bruto de energía, descarbonizar en un 30% el consumo de energía respecto al valor de 2007, autoconsumir el 5% de la energía eléctrica generada con fuentes renovables, y mejorar un 15% la calidad del suministro energético. Los tres primeros objetivos superan los apuntados por la Unión Europea para el año 2020 (en cinco puntos porcentuales en los dos primeros casos, y en diez puntos en el tercero). Esto confirma el firme propósito del Gobierno de la Junta de Andalucía por seguir la senda de la sostenibilidad energética. El objetivo del autoconsumo mediante energías renovables, a pesar de las barreras previstas por el Gobierno Central de gravar mediante un peaje la electricidad autoconsumida, demuestra, asimismo, el compromiso andaluz por extender el potencial de la generación distribuida, facilitando el papel activo de sus ciudadanos como posibles generadores de la energía que consumen y minimizando las pérdidas de electricidad. Para el cumplimiento de estos objetivos, la Estrategia propone actuar en todos los sectores de la sociedad andaluza: ciudadanía, empresas, agricultura y ganadería, industrias, formación, sector científico y tecnológico, así como en la administración regional y local. Por lo que contempla cinco Programas de Actuación: Energía Inteligente, Mejora de la Competitividad, Mejora de las Infraestructuras y Calidad de los Servicios Energéticos, Cultura Energética y Gestión Energética en las Administraciones Públicas de Andalucía.

Manuel Bellido:¿Qué actuaciones promoverá el programa denominado Energía Inteligente?

José Sánchez Maldonado: El objetivo del Programa Energía Inteligente es favorecer la mejora de la eficiencia energética, mediante ahorro de energía y uso de fuentes renovables. A la vez, pretende configurar un sistema más distribuido y cercano a la demanda, impulsando el autoconsumo, y mejorar la movilidad, optimizando los desplazamientos urbanos y fomentando el transporte multimodal y sostenible. Se estructura en dos líneas de actuación: Edificación y urbanismo sostenible, y Movilidad y transporte eficiente. El objetivo de la línea de actuación Edificación y urbanismo sostenible es provocar en la sociedad andaluza un cambio de comportamiento en cuanto al uso de la energía en la edificación y en los espacios urbanizados, impulsando acciones que reviertan en un mayor ahorro y eficiencia junto con el uso de energías renovables. A través de este Programa se incidirá en la incorporación del concepto “inteligente” a la gestión en municipios, barrios, edificios, parques empresariales e industriales, fomentando el uso de TIC en actuaciones tales como el autoconsumo eléctrico y térmico con energías renovables y cogeneración de alta eficiencia y la generación eléctrica distribuida, especialmente con energías renovables. Con la línea de actuación Movilidad y transporte eficiente se pretende provocar en la sociedad andaluza un cambio de comportamiento del uso de la energía en el transporte, incidiendo en la mejora del tipo de movilidad mediante el uso de aquellos de menor impacto: a pie, bicicleta y transporte colectivo. Las acciones irán encaminadas a aumentar la eficiencia mediante planes para la optimización de la gestión del transporte (personas y mercancías) y a impulsar la movilidad de bajo impacto ambiental en las zonas urbanas e interurbanas. La intermodalidad será un aspecto clave. Se fomentará la progresiva sustitución del actual parque de vehículos hacia otros de alta eficiencia, uso de fuentes energéticas menos emisoras de carbono y eléctricos.

Manuel Bellido:En la actualidad está en elaboración el Plan de Acción “Andalucía Smart 2020”, ¿qué plazos tiene previstos para su puesta en marcha y cuáles son sus objetivos?

José Sánchez Maldonado: “Andalucía Smart” es una iniciativa con la que, desde el gobierno autonómico, queremos desarrollar el concepto de “smart region”, avanzando así hacia una Andalucía conectada y a un desarrollo inteligente de sus ciudades y municipios. Esta iniciativa define el marco estratégico y operativo para el impulso del desarrollo inteligente de sus ciudades y municipios, e impulsa las actuaciones en el período 2016-2020 en consonancia con la “Agenda Digital para Europa” y la “Agenda Digital de España”, y enmarcadas en la vigente Estrategia de Innovación de Andalucía 2020 y de la Estrategia de Impulso del Sector TIC. Una de estas acciones es la elaboración del Plan Andalucía Smart 2020, aprobado en Consejo de Gobierno el pasado mes de diciembre de 2015, dotado con un presupuesto aproximado de 48 millones de euros, y con la previsión de que esté finalizado durante este año 2016. Entre otros contenidos, este plan incluye un análisis del proceso de implantación del desarrollo inteligente en los municipios andaluces y un conjunto de actuaciones con que la Junta de Andalucía impulsará en los próximos años el desarrollo inteligente de sus ciudades y municipios, así como un sistema participativo de seguimiento y evaluación. De este modo, estamos sumándonos desde Andalucía a un fenómeno mundial imparable, el de las “Smart Cities”, que está transformando las ciudades, las relaciones entre ciudadanos, empresas y administraciones y que generan nuevas oportunidades de negocio. Sin lugar a dudas, una oportunidad para avanzar en un nuevo modelo productivo más innovador, sostenible y generador de riqueza y empleo.

Manuel Bellido: ¿Cómo tienen previsto integrar los sistemas y tecnologías Smart Energy en “Andalucía Smart 2020”?

José Sánchez Maldonado: La tramitación de la formulación del Plan Andalucía Smart pasa por ponerlo a disposición y consulta en todos los departamentos de la administración autonómica y ámbitos sectoriales con los que tenga alguna vinculación, además de en cualquier otra entidad, pública o privada, que pueda aportar valor o enriquecer su redacción y ampliar su ámbito de aplicación. En el ámbito energético en particular, contamos con la colaboración de la Dirección General de Industria, Energía y Minas y de la Agencia Andaluza de la Energía.

Manuel Bellido: El desarrollo de las energías renovables en Andalucía provocó la aparición de un gran número de empresas, convirtiéndose en un sector tractor para la economía y el empleo, ¿cómo afectará, en este caso, el desarrollo de la Smart Energy a la economía andaluza?

José Sánchez Maldonado: Andalucía es pionera y referente en energías renovables y estamos a la vanguardia en muchas de las tecnologías, gracias a las cerca de 1.500 empresas que desarrollan su actividad en este ámbito con un empleo directo asociado de más de 44.000 personas. Y es que la generación eléctrica a partir de fuentes renovables ha sido un revulsivo importante para la transformación y aparición de un nuevo sector empresarial en Andalucía, a pesar del varapalo que ha sufrido en estos años de crisis debido a la incertidumbre regulatoria que ha mantenido el Gobierno de España. El desarrollo de la Smart Energy supondrá un paso más hacia adelante en la diversificación de los negocios de las empresas andaluzas, con la adaptación de la gran mayoría de las empresas existentes en el ámbito energético, la creación de nuevas empresas de servicios, y la interrelación entre empresas tecnológicas de instalaciones y de TIC que se asocien o lleguen a acuerdos para facilitar productos asociados a la Smart Energy como un valor añadido en los servicios que ofrezcan a sus clientes. Así, se espera que este nuevo concepto impulse un empleo asociado a empresas que participen en modelos de negocios asociados al desarrollo de la generación distribuida, a los servicios energéticos, a la implantación de micro-redes de energía, a los sistemas de gestión y control energético eficiente de los hogares, empresas e industrias, etcétera.

Manuel Bellido: ¿Cómo se están posicionando las empresas andaluzas en el sector de la Smart Energy?

José Sánchez Maldonado: Muchas empresas andaluzas ya están participando activamente en las actuaciones asociadas a la Smart Energy. Así, por ejemplo, se ha creado el Clúster Andalucía Smart City, un proyecto que pretende generar oportunidades a través de la colaboración en investigación. Consiste en una alianza de empresas privadas e instituciones andaluzas, más de 120 empresas y organismos como colegios profesionales, centros de innovación, parques científicos y tecnológicos, etcétera, que trabajan para el desarrollo de ciudades inteligentes, eficientes, sostenibles y confortables. El objetivo trazado se lleva a cabo a través de la cooperación entre dichas entidades, lo que produce generación de empleo y de riqueza en los propios núcleos urbanos mediante el aumento de la competitividad empresarial. Promovido por la Asociación de Promotores y Productores de Energías Renovables de Andalucía (Aprean), Andalucía Tech, la Red de Espacios Tecnológicos de Andalucía (RETA) y la Asociación de Empresarios de Tecnologías de la Información y Comunicaciones de Andalucía (Eticom), el clúster se divide en nueve grupos de trabajo, entre los que se encuentran los de movilidad y seguridad vial, energía; y medio ambiente. También a la estrategia promovida por el Gobierno Andaluz, Andalucía Smart 2020 se han unido igualmente un gran número de empresas y organismos, al objeto de definir el marco estratégico y para el impulso y desarrollo inteligente de la región, y contribuir al logro de los objetivos de la estrategia Horizonte 2020.

Manuel Bellido: ¿Qué actuaciones se están realizando desde Andalucía para la configuración de ciudades inteligentes?

José Sánchez Maldonado: Andalucía dispone de actuaciones en Smart Energy reconocidas que han servido también para el posicionamiento de empresas destacadas del sector. Así, contamos con el proyecto Smartcity Málaga, que trabaja sobre “Smart Grids”, buscando la integración óptima de diferentes fuentes renovables de energía en la red eléctrica, acercando la generación al consumo a través del establecimiento de nuevos modelos de gestión de la microgeneración eléctrica, o incorporando al usuario final como elemento esencial de la gestión inteligente. Para este proyecto se ha constituido un equipo, liderado por Endesa, formado por las empresas más destacadas del sector, que colaboran y respaldan este ambicioso plan: Enel, Acciona, IBM, Sadiel, Ormazábal, Neo Metrics, Isotrol, Telvent, Ingeteam y Greenpower. También se ha contado con la colaboración de varias universidades y centros de investigación nacionales y autonómicos. Además, en línea con los principios y objetivos energéticos de la Junta de Andalucía, a través del Programa para el Desarrollo Energético de Andalucía, gestionado por la Agencia Andaluza de la Energía, se han apoyado e incentivado actuaciones que persiguen el uso inteligente de la energía, como la instalación de sistemas solares térmicos y fotovoltaicos para autoconsumo, elementos para domótica y gestión energética, vehículos eficientes, sistemas telemáticos de gestión de flotas de transporte, y otras actuaciones renovables y de ahorro y eficiencia energética.

Manuel Bellido: ¿Qué papel tendrá el Plan Andalucía Smart en todo esto?

José Sánchez Maldonado: Como comentaba anteriormente, el Plan Andalucía Smart tiene entre sus objetivos la creación de un marco metodológico que sirva de referencia a los ayuntamientos andaluces a la hora de desarrollar sus proyectos de ciudad inteligente. Con esta actuación queremos poner a disposición de nuestras ciudades los aspectos más relevantes que pueden afectar a los diferentes ámbitos de desarrollo inteligente como son la energía, el medio ambiente, la identificación de fondos y sus requisitos para financiar iniciativas de Smart Cities, e incluso herramientas para autoevaluar el estado de avance inteligente en su ciudad. Asimismo, se está realizando desde la Consejería de Empleo un gran esfuerzo de coordinación para recopilar todos los requerimientos técnicos, legales y funcionales que deben exigirse a todos los elementos que forman parte de las infraestructuras y servicios de ciudad inteligente en cualquiera de sus ámbitos de gobierno: Turismo, Ciudadanía, Seguridad, Gobierno Electrónico, Transporte y Movilidad, Sostenibilidad y Medioambiente, etcétera.

Manuel Bellido: ¿Cómo aborda la Estrategia de Innovación de Andalucía 2014-2020 (RIS3) el sector energético? ¿Qué objetivos y posicionamiento en cuanto a la innovación se tiene en Andalucía en este campo?

José Sánchez Maldonado: En la Estrategia de Innovación de Andalucía 2014-2020 la eficiencia y la sostenibilidad son exigencias transversales. En este sentido, hay que destacar que de las ocho prioridades en las que Andalucía ha manifestado que va a centrar sus esfuerzos públicos en materia de innovación, dos están directamente relacionadas con este sector. Se trata de la prioridad 3 “Aprovechamiento Sostenible de los Recursos Endógenos de Base Territorial” y la prioridad 7 “Fomento de Energías Renovables, Eficiencia Energética y Construcción Sostenible”. Pero es la prioridad 7 la que se centra por completo en el sector energético. Y esto se debe a que Andalucía es líder mundial en algunas áreas de energías renovables como la energía solar, la eólica, la biomasa y los biocombustibles, dispone de centros de investigación de referencia en esta materia (CTAER, Solúcar) y cuenta con experiencia en la implantación de un amplio conjunto de programas tendentes a la mejora de la eficiencia energética en la construcción, el turismo, y la industria con importantes empresas líderes en estos ámbitos. Es decir, en el mercado energético europeo Andalucía tiene mucho que decir y es por ello que el grupo de trabajo que diseñó la Estrategia, liderado por la Agencia IDEA, eligió la energía como una de las ocho prioridades a la que dedicar los esfuerzos públicos y encaminar los privados en materia de innovación. Además, vamos a apoyar la innovación en eficiencia energética en edificación y rehabilitación, en nuevos materiales y procesos para la construcción sostenible, en sostenibilidad energética de las zonas rurales y en el papel de Andalucía como región de referencia en proyectos de investigación, experimentación, demostración, transferencia tecnológica e infraestructuras internacionales de investigación en el ámbito de las energías renovables (EU-SOLARIS).

Manuel Bellido: Conseguir una financiación adecuada para los proyectos de Smart Energy es uno de los retos de las empresas del sector para su desarrollo, que en muchas ocasiones son microempresas tipo startups, ¿cómo tienen pensado impulsar a estas empresas y sus proyectos?

José Sánchez Maldonado: Para dar continuidad a estas políticas, en la actualidad estamos trabajando nuevos programas de financiación. Un ejemplo es el nuevo Programa de Incentivos para el Desarrollo Energético Sostenible de Andalucía, que gestionará la Agencia Andaluza de la Energía y en el que se financiarán proyectos destinados a impulsar el Smart Energy. Para desarrollar dicho programa estamos apoyándonos en la Estrategia Energética de Andalucía y en el Plan Integral de Fomento para la Construcción y Rehabilitación Sostenible de Andalucía HORIZONTE 2020, que tiene como objetivo rediseñar y remodelar el futuro del sector de la construcción en Andalucía. Ambos documentos han servido de base para elaborar el Programa Operativo FEDER de Andalucía 2014-2020, aprobado por la Comisión Europea el pasado 30 de julio, a través del cual se financiarán gran parte de las actuaciones.

Manuel Bellido

 

Posts relacionados