Entrevistas

Entrevista a José Manuel Caballero Bonald

posted by @mbellido 18 junio 2013

En enero de 2000, le hice esta entrevista a  José Manuel Caballero Bonald para la revista cultural El Abanto, que en esos años editaba nuestra empresa informativa. Cuando terminé la entrevista le desee que un día le concedieran el Premio Cervantes. El 29 de noviembre de 2012 se hizo realidad.

“La literatura, el arte, siempre ha sabido superar las borrascas de la historia”

Lleva 50 años dedicado a la literatura. Se ha empleado primordialmente con  la poesía, pero esto no le ha impedido desde la década de los sesenta cultivar para deleite de sus lectores, la narrativa. Ha sido tres veces premio Nacional de la Crítica y premio Andaluz de las Letras. Es un  hombre riguroso conocedor del tiempo, del lenguaje  y de la historia

Manuel Bellido: ¿Qué hace que una persona empiece a escribir muy joven, y persevere toda la vida en ese desatino?

José Manuel Caballero Bonald: Pues no lo sé, quién sabe, a lo mejor es una distorsión congénita de la sensibilidad. Se empieza a escribir casi por instinto y ya se sigue escribiendo como si se tratase de una forma de justificación personal, como si uno pensara que iba a traicionarse si se dedicara a otra cosa. Bueno, a mí también me gusta decir que yo me hice escritor porque soy un aventurero frustrado. Algo de eso hay.

Usted ha cultivado todos los géneros literarios, menos el teatro, ¿por qué se prefiere uno? ¿Se pasa fácilmente de uno a otro? ¿Es cuestión de disciplina, de estado de ánimo?

Eso de elegir un género literario y no otro es bastante imprevisible, se hace de manera automática, digamos que porque así lo requiere el tema elegido o las peculiaridades de lo que se intenta contar. Viene a ser como una sugerencia dictada vagamente por las condiciones ambientales, por el grado de entusiasmo de que se disponga, por la salud, y cosas así. Y por el estado de ánimo, claro. El estado de ánimo importa mucho. Importa tanto que hasta puede conducir a no escribir nada.

Manuel Bellido: Se ha constituido la Fundación Caballero Bonald en Jerez. ¿Cómo concibe usted el desarrollo de esa institución? ¿Cómo le gustaría que fuese?

José Manuel Caballero Bonald: La Fundación supone naturalmente un honor y un especialísimo motivo de orgullo, de gratitud.  Pienso sobre todo en lo que va a significar dentro del ámbito cultural de Jerez o, mejor, dentro de la proyección de Jerez en otras esferas culturales del país. Deseo vivamente que la Fundación canalice una revista literaria -ya en estudio-, que celebre por lo menos un acto literario o artístico de relieve al mes y que organice un congreso monográfico anual. Además, tengo absoluta confianza en la labor directiva de Francisco Bejarano y en la coordinación de Carlos Manuel López y Fernando Domínguez.

Manuel Bellido: ¿Está satisfecho por la celebración del congreso sobre el grupo poético del 50, primer acto público de la Fundación? ¿Qué ha aportado al conocimiento de ese grupo al que usted pertenece?

José Manuel Caballero Bonald: Todo salió muy bien, la verdad es que estoy totalmente satisfecho. No faltó ninguno de los profesores y poetas invitados y todo se ajustó a una organización impecable.  Creo además que se han aclarado algunos puntos básicos sobre la verdadera gestación y la significación del grupo poético del 50. Las actas del congreso que se publicarán dentro de poco constituirán en este sentido un material de consulta imprescindible.

Manuel Bellido: Ha escrito usted mucho sobre Jerez y su zona, su tierra de nacimiento, sin embargo no ha sido bien comprendido por algunos grupos de paisanos suyos. ¿A qué cree que pude deberse?

José Manuel Caballero Bonald: Mis relaciones con Jerez han sido algo conflictivas, es cierto, sobre todo por eso, porque mi actitud no fue bien entendida por algún sector de la sociedad jerezana. Y eso siempre me ha exasperado, me ha afectado de muchas maneras. Yo me limité a criticar en mi obra literaria ciertos aspectos sociales muy precisos que, aparte de que no representaban más que parcialmente a Jerez, a mí me parecían inaceptables. ¿Es que el hecho de amar algo imposibilita las críticas, los reproches?  En fin, todo eso es ya agua pasada.  Ni Jerez es el mismo que era hace cuarenta o cincuenta años, ni yo soy exactamente igual al que fui entonces. Es una comparación imposible. Pero en todo caso, a mí siempre me dolió que hubiese jerezanos que malinterpretasen mi honesta actitud crítica. El hecho de que toda mi obra narrativa y parte de mi obra poética se refieran al marco de Jerez ¿no es una prueba suficiente de auténtica preocupación por la tierra donde nací?

Manuel Bellido: Es usted tres veces premio Nacional de la Crítica y Premio Andalucía de las Letras, entre otros galardones, ¿qué piensa de los premios literarios? ¿Hasta qué punto atrae lectores un premio y, en caso afirmativo, qué tipos de lectores?

José Manuel Caballero Bonald: No tengo muy buena opinión de los premios literarios, salvo de los honoríficos, claro. Incluso tiendo a pensar que los premios son mayormente un despropósito. En teoría sólo sirven para que el libro premiado se venda más y para que el autor reciba una estimable dotación económica. Nada más. O nada menos, según se mire. En cuanto a la justicia de esos premios y a la calidad que se le suponga a un libro por el mero hecho de ser premiado, eso ya es otra historia, muy rara vez se produce esa coincidencia.

Manuel Bellido: Los escritores, con la evolución de su pensamiento, suelen no reconocerse en sus primeros libros. ¿Le ha pasado a usted también?

José Manuel Caballero Bonald:  Es posible. Tengo la impresión de que el autor de mis primeros libros, sobre todo los de poesía, era un muchacho que quería interpretar la vida a toda prisa, por medio de palabras solemnes y argumentos altisonantes. Ahora apenas me reconozco cuando me sitúo en esa especie de prehistoria literaria. Es natural. Mis ideas sobre la vida y, por tanto, sobre la literatura se han ido modificando lógicamente con el paso del tiempo.. El mundo ha dado muchos bandazos, quizá demasiados, y yo siempre he procurado ser un testigo de ese mundo.

Manuel Bellido: Finalmente, ¿se atreve usted a realizar un pronóstico sobre la posible evolución de la literatura en los próximos años?

José Manuel Caballero Bonald: Pues no tengo ni idea. Tampoco me atrevo a hacer ningún pronóstico.  Aunque tal como anda de pujante ese invento de la economía política llamado globalización, no se sabe muy bien qué es lo que va a pasar con la literatura. Aunque lo más seguro es que no pase nada. La literatura, el arte, siempre ha sabido superar las borrascas de la historia.

Manuel Bellido

Revista El Abanto, nº 11 – Febrero 2000

Posts relacionados