Entrevistas

Entrevista al consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano

posted by @mbellido 9 junio 2016

 “Con ADM situamos a Andalucía como punto estratégico del circuito mundial del negocio aeroespacial”

Manuel Bellido: Acaba de celebrarse la tercera edición de Aerospace and Defense Meetings Sevilla. ¿Qué balance realiza?

Antonio Ramírez de Arellano: Los datos demuestran que esta tercera edición se ha desarrollado con un notable éxito. Hemos contado con la participación de 1.108 profesionales y 55 empresas de 29 países, lo que significa superar en un 31% los datos obtenidos en la celebración anterior. En sólo tres ediciones, ADM Sevilla ha conseguido prácticamente duplicar la participación de compañías e incrementar en un 60% el número de profesionales acreditados, lo que redunda en un mayor conocimiento e internacionalización del clúster aeroespacial andaluz, que es el principal objetivo con el que lo organizamos.

Manuel Bellido: ¿Con qué credenciales se ha presentado el clúster aeroespacial andaluz ante el mundo en un evento donde casi la mitad de las empresas participantes son extranjeras?

Antonio Ramírez de Arellano: Este foro sitúa a Andalucía cada dos años en el centro del negocio aeroespacial del mundo, de forma que las empresas de nuestra comunidad han tenido la oportunidad de mostrar sus credenciales, que son la innovación, el conocimiento y una dilatada experiencia en este sector; y de establecer nuevas oportunidades de negocio y sinergias comerciales con los más importantes actores de la industria a nivel internacional. El aeronáutico andaluz es ya un sector estable e internacional, cuyas cifras son sólidas. Las 114 empresas que lo componen facturaron en 2014, -último dato conocido-, 2.243 millones de euros, un 8,9% más que en 2013, lo que significa que casi triplica la facturación desde 2005. Además, Andalucía cerró 2015 con 1.518 millones de euros en exportaciones aeronáuticas, un 9,2% más que el año anterior, lo que viene a reforzar su consolidación como segunda comunidad autónoma exportadora, con más de uno de cada tres euros del total de ventas de España (36% en 2015), sólo por detrás de Madrid. La trayectoria del sector en la última década es muy positiva, ya que ha multiplicado por cuatro la factura exportadora, casi el triple del crecimiento medio nacional y más del doble que el de la Comunidad de Madrid.

Manuel Bellido: ¿Además de la organización de ADM, cuál es la estrategia para la internacionalización del clúster aeroespacial andaluz que lleva a cabo su consejería a través de Extenda?

Antonio Ramírez de Arellano: Desde el Gobierno andaluz catalogamos la industria aeroespacial como ‘estratégica’ por su capacidad para generar riqueza y empleo de calidad, contribuyendo a la diversificación económica desde una actividad intensiva en conocimiento que, por tanto, mejora la competitividad del modelo productivo de Andalucía. Por ello, articulamos un completo sistema de apoyo, a través del que participamos en sus principales proyectos, inversiones e infraestructuras. En cuanto a la salida de estas empresas al exterior, la Consejería de Economía y Conocimiento, a través de Extenda, es la encargada de fomentar y potenciar su internacionalización, a través de un catálogo de servicios y una programación anual enfocada a llevar a la industria allí donde está el negocio y traerlo hacia Andalucía, para hacer del clúster aeroespacial andaluz un punto de referencia de la industria aeroespacial internacional. ADM Sevilla 2016 constituye la acción más relevante del presente año dentro del objetivo de convertir a Andalucía en punto estratégico del circuito mundial de negocio aeroespacial, pero no es la única. Con el objetivo de llevar a las empresas allí donde está el negocio, la programación de acciones abiertas en 2016 diseñada por Extenda incluye las principales citas internacionales del año, como la Feria ILA/ISC de Berlín, este mes de junio; y la feria Farnbough de Londres, que tendrá lugar en julio; además de la Aeromart de Tolouse, a finales de noviembre.

Manuel Bellido: ¿Qué importancia tiene el aeronáutico dentro del conjunto de las exportaciones andaluzas?

Antonio Ramírez de Arellano: El aeronáutico es uno de los capítulos de las exportaciones andaluzas que mejor comportamiento y más importancia está ganando en los últimos años. Sin tener en cuenta la dependencia energética y el liderazgo de Andalucía en el sector agroalimentario, las exportaciones aeronáuticas ocupan el siguiente puesto en el ranking de nuestras ventas al exterior. Como le comentaba anteriormente, el año pasado Andalucía exportó en productos aeronáuticos un 9,2% más que en 2014, lo que confirma su gran evolución en los últimos cinco años, con un crecimiento del 53% desde 2011. Además, esta cifra de crecimiento es casi cuatro puntos mayor que la que registró el principal capítulo exportador de la comunidad, el de alimentos y bebidas, que en 2015 obtuvo su sexto récord consecutivo, con 8.872 millones de euros, un 5,4% más que el año anterior.

Manuel Bellido: ¿Cuál es la implicación del Gobierno andaluz en el desarrollo de un sector cuyo modelo de negocio significa competir directamente con todo el mundo?

Antonio Ramírez de Arellano: Al tener la catalogación de ‘sector estratégico’ en Andalucía, el Gobierno andaluz presta un apoyo muy decidido a esta industria, con ayudas, infraestructuras y servicios. De este modo, la Junta de Andalucía pone a disposición de las empresas aeroespaciales instrumentos financieros como el Programa de Incentivos para el Desarrollo Industrial y la Creación de Empleo en Andalucía, que cuenta con un presupuesto de 35 millones de euros, al que se sumarán otras dos nuevas órdenes a lo largo de este año; así como otros instrumentos de financiación reembolsable. El sector dispone, además, de un catálogo de servicios avanzados que van desde el asesoramiento, a la tramitación de las distintas figuras de protección industrial. Igualmente, a través de programa ‘Invest in Andalucía’, desarrollamos una intensa labor para favorecer la inversión extranjera en Andalucía, con acciones de promoción y de acompañamiento a las empresas en todas las fases del proyecto de ubicación/traslado a Andalucía, desde la toma de la decisión, hasta su implantación o el seguimiento para futuros planes de expansión en la región. Este amplio catálogo de servicios se completa con infraestructuras especializadas como el Parque Tecnológico Aeroespacial de Andalucía, Aerópolis, el Centro de Tecnología Aeroespacial Avanzada (CATEC) o el Centro de Vuelos Experimentales de El Arenosillo (ATLAS), entre otras.

Manuel Bellido: ¿La industria aeronáutica, con Airbus como empresa tractora, puede suponer el modelo que el Gobierno andaluz quiere impulsar en otros sectores para que las pymes ganen tamaño, capacidad de innovación y competitividad?

Antonio Ramírez de Arellano:Además de prestar apoyo a las inversiones empresariales que puedan potenciar el crecimiento y el empleo en la comunidad, la apuesta sostenida en el tiempo del Gobierno andaluz por el sector aeroespacial va más allá. Desde hace años se está trabajando intensamente en todos los planos y de acuerdo con el sector, para la creación de todo un ‘ecosistema aeroespacial’ en Andalucía. Un ecosistema basado en el conocimiento, cuyo germen es la universidad, siendo ya una referencia en el campo aeronáutico, donde el talento de nuestros jóvenes será determinante a la hora de desarrollar algunos de los retos más importantes que tiene esta industria. Un entorno educativo que promueve, de igual forma, el espíritu emprendedor, para que ese talento desarrolle sus propios proyectos, muchos de los cuales son hoy ya una realidad de notable éxito en el ámbito empresarial e internacional, realidades que, en muchos casos, tienen nombre de mujer. Esta dinámica de virtud que une el conocimiento y la innovación con la empresa y la internacionalización es en buena parte el modelo económico que queremos llevar a distintos ámbitos de la economía, para alcanzar un modelo más sostenible y de futuro. Sin duda, con el aeronáutico Andalucía ha acabado ya con muchos tópicos que entendían que en esta tierra no se pude desarrollar una industria puntera y también, por cierto, el de que la mujer tampoco podía ser protagonista en este complejo sector.

Manuel Bellido

Posts relacionados