Entrevistas

Entrevista a Alfonso García Agúndez, director de la Factoría Renault de Sevilla

posted by @mbellido 6 noviembre 2015

“Esta planta es un modelo de saber hacer, de experiencia acumulada y de trabajo en equipo”

 Alfonso García Agúndez pasó los primeros años de su carrera profesional en Renault en el equipo de ingeniería de la Factoría de Sevilla, participando fuertemente en el proyecto TL4, primera caja de velocidades para la Alianza Renault-Nissan. Este proyecto colocaba a Sevilla en el punto de mira de la Alianza desde el punto de vista de la calidad y de la aplicación rigurosa de los estándares, con altísimos niveles de exigencia.

Años más tarde ocupó el cargo de subdirector en la factoría de Cleon (Francia) hasta ser nombrado, en septiembre de 2014, director de la factoría de cajas de velocidades que el Grupo Renault tiene en Sevilla

Manuel Bellido: ¿Cómo es la política medioambiental de Renault?

Alfonso García Agúndez: La compañía cuida al detalle en todos los pasos de sus procesos de producción la aplicación de su política ambiental consciente de la importancia de preservar nuestro planeta para las generaciones futuras. Los resultados obtenidos gracias a nuestra política medioambiental hablan por sí solos; así, en los últimos diez años la reducción del impacto ambiental del Grupo por vehículo producido ha sido considerable, llegando a reducir el 17% de energía consumida; – 21% de GEI (gases efecto invernadero) emitidos; – 51 % de COV emitidos a la atmósfera; – 47 % de agua consumida; – 57 % de metales pesados vertidos al agua y el – 72 % de residuos enviados a centros de enterramiento.

Manuel Bellido: ¿Cuál es la apuesta de Renault con la movilidad eléctrica?

Alfonso García Agúndez: El Grupo siempre ha tenido clara la apuesta por el vehículo 100% eléctrico, fuimos los primeros que apostamos por ello y hoy en día, Renault es líder en Francia y en Europa. Como dato, en Europa en el mes de junio se vendieron más de 3.900 VE Renault, el doble que el año pasado en esa misma fecha. En España, gracias a su oferta completa de vehículos cero emisiones, la clientela española situó a Renault como líder en movilidad eléctrica en España en 2014, refrendando la posición de referencia de Renault en esta innovadora tecnología, ocupando el 37% del mercado 100% eléctrico español en 2014.

Manuel Bellido: El pasado 21 de septiembre la factoría de Sevilla producía la caja de velocidad 25 millones. ¿Qué significa para la factoría y para Renault?

Alfonso García Agúndez: Es un gran orgullo, no sólo para mí como director, sino también para todo el equipo. Orgullo de pertenecer a una gran empresa que durante 49 años ha sabido dar continuidad a la actividad de nuestra fábrica, adaptándola a las necesidades de los nuevos modelos y a las exigencias de nuestros clientes. Esta planta es un modelo de saber hacer, de experiencia acumulada y de trabajo en equipo, y nos sentimos satisfechos de poder escribir parte de su historia, recordando con emoción y respeto a todos los que por delante de nosotros han pasado para alcanzar lo que hoy somos. Esperamos poder seguir celebrando más éxitos en los próximos años.

Manuel Bellido: ¿Cuál es el peso de la factoría de Sevilla dentro de Renault? ¿Tienen previsiones de crecimiento de plantilla?

Alfonso García Agúndez: Actualmente fabricamos en torno al millón de cajas de velocidades al año, lo que permite cubrir un tercio de las necesidades del Grupo Renault. Más de 1.100 empleados trabajan en nuestra planta sevillana para producir las cajas de velocidades y componentes mecánicos que suministramos a más de 30 fábricas clientes en todo el mundo.

Manuel Bellido: Háblenos de ECO2, la nueva firma para unos modelos más respetuosos con el medio ambiente y más económicos.

Alfonso García Agúndez: El Grupo Renault muestra su compromiso con la movilidad sostenible para todos desde hace más de 20 años y fue el primero, en 2007, en lanzar ECO2, una firma que permitía a sus clientes identificar fácilmente los vehículos que menos CO2 emiten y son más sobrios en la conducción. Para recibir la firma ECO2, el vehículo tenía que emitir menos de 120 g/km de CO2; estar fabricado en una planta certificada ISO 14001; ser reciclable en al menos un 85%, con materiales plásticos procedentes del reciclaje en al menos un 5%. Este criterio se ha reforzado en 2011 hasta un 7% de materiales plásticos reciclados. La nueva firma ECO2 ilustra el proceso de progreso continuo que la marca Renault ha adoptado para reducir las emisiones CO2 de sus vehículos térmicos. Responde asimismo a la política ambiental del Grupo Renault, cuya estrategia es reducir su huella de carbono a escala mundial una media de un 3% anual por vehículo vendido, y la de reducir la huella ambiental de cada modelo de generación en generación, en todas las etapas del ciclo de vida de sus vehículos, desde la concepción hasta su fin de vida.

Manuel Bellido: ¿Qué planes de futuro tiene la factoría? ¿Hay previstos algunos cambios? ¿Podría avanzarnos algo?

Alfonso García Agúndez: Nuestro futuro pasa por seguir contribuyendo a la estrategia del Grupo Renault: fabricar cajas de velocidades y otros componentes mecánicos en grandes series, con una calidad irreprochable y al mejor nivel mundial de competitividad. Ahora bien, como en cualquier organización, adaptamos nuestra estrategia y optimizamos nuestros recursos en función del contexto y de los retos que se plantean. El primero de ellos es la mejora constante de nuestra competitividad, para defender e incluso aumentar nuestro nivel de actividad y el empleo asociado. El segundo es obtener y arrancar rápidamente los nuevos proyectos, que permiten montar cajas sevillanas en los nuevos vehículos de la Alianza Renault-Nissan. En ambos casos, en la búsqueda de la competitividad y el éxito de los nuevos proyectos, es imprescindible respetar rigurosamente los estándares de fabricación y, al mismo tiempo, buscar de manera sistemática la excelencia y orientación al cliente. Para ello, hay que estar abiertos a la innovación y adaptar nuestra organización a nuevos métodos de trabajo cada vez más eficaces. Actualmente, además del progreso continuo, nuestra planta está inmersa en importantes acciones “de ruptura” como Lean Manufacturing, un proyecto basado en la primacía de los flujos y en la orientación de todos los procesos hacia el cliente, identificando las tareas que añaden valor al producto y eliminando el resto. Este es un trabajo minucioso que proporciona procesos más eficientes, que son los que mejoran simultáneamente los costes, la calidad y el medio ambiente. Este proyecto va interconectado con otras líneas de trabajo que implican también cambios y modernización de nuestras líneas de fabricación, optimizando las instalaciones ya existentes. Hablamos de sistemas de automatizaciones, carros filoguiados, robots colaborativos, etc.

Manuel Bellido: ¿Se necesitan más ayudas para impulsar la compra de vehículos en España?

Alfonso García Agúndez: El mercado de la automoción español debería llegar a la cifra de 1.200.000 vehículos y mantenerse de una forma natural en esa cifra una vez el consumidor recupere la confianza en su capacidad de inversión. Los planes de incentivos a la compra serán necesarios mientras no lleguemos a recuperar ese mercado de forma natural. Además, la automoción es un sector estratégico de la economía española y se ha convertido en uno de los pilares fundamentales de la industria en nuestro país, y es que la fabricación de vehículos y componentes representa ya un 7,3% del PIB español, es decir 7 décimas más que en 2013. Si a esto sumamos las actividades de comercialización, postventa, servicios financieros, seguros, etc., la participación del automóvil en el PIB español se eleva hasta el 10%. Estas cifras hablan por sí solas sobre la importancia del sector en la economía del país.

Manuel Bellido: Lleva ya más de un año en su cargo como director, ¿qué valoración hace de este periodo?

Alfonso García Agúndez: Desde que ocupé mi puesto como director de la Factoría Renault de Sevilla trabajo con la convicción de que esta planta tiene todo lo necesario para mantener su posición de liderazgo en el seno de la Alianza Renault Nissan: no sólo en lo que se refiere a instalaciones y procedimientos, sino, sobre todo, a una plantilla competente y motivada. Al mismo tiempo, el propio modelo de gestión de la factoría va evolucionando y está cada vez más orientado al cliente y a la mejora permanente. La organización es cada vez más madura y esto se refleja en aspectos como, por ejemplo, el respeto de los modos operativos (estandarización), en la fabricación de productos con cero defectos, automatización de operaciones, mejor ergonomía de puestos, formación en nuevas tecnologías, adecuado mantenimiento y renovación de los medios de fabricación, planes de reducción de consumos y emisiones y, por supuesto, algo que para nosotros es clave, el control diario de todos los principales parámetros de la actividad de la fábrica. Como suelo decir habitualmente, todo debe funcionar como un “gran reloj”. Este periodo también me ha servido para ratificarme en el potencial del equipo humano, que es lo que realmente marca el progreso. La motivación y las competencias son el resultado de un largo trabajo de fondo y es lo que verdaderamente impulsa el cambio. En este aspecto, creo, hemos evolucionado. Tenemos una plantilla muy involucrada, con flexibilidad para adaptarse a estos cambios y contribuir a la estrategia de la empresa y unos grupos sindicales conscientes de su responsabilidad.

Manuel Bellido

Posts relacionados