Blog

Del Morse a los mensajes sobre la economía

posted by @mbellido 24 mayo 2010

24 de mayo de 1844: el americano Samuel Morse transmite su primer mensaje telegráfico público. Desde la aparición del Código Morse, basado en la transmisión y recepción de mensajes empleando sonidos o rayos de luz y un alfabeto alfanumérico compuesto por puntos y rayas, mucho ha cambiado en los modos y sistemas de comunicación entre los humanos. Si revolución fue el nacimiento del Morse, no hace falta explicar lo que ha supuesto la Web que en 1989 comenzó a rodar imparablemente. Siendo la comunicación una condición necesaria para la existencia del hombre y uno de los factores más importantes de su desarrollo social, no se entiende como un presidente del gobierno no hace uso de ella para entender qué pasa en su entorno. Zapatero hablaba en un mitin de este fin de semana de una sensación y una crisis que “va a la velocidad que va la Red, porque esta es otra de las cosas que ha cambiado”, y en “sólo una semana” los de la eurozona “tuvimos que improvisar 750.000 millones de euros para garantizar la deuda de los países y nos comprometimos todos juntos para defender el euro”. ¿Ahora entiende ZP que las noticias corren a la velocidad de la red? ¿No se enteró de que una crisis económica estaba arrollando la economía mundial y que España sufriría consecuencias nefastas? En agosto de 2007 los principales bancos centrales del mundo, el BCE, la FED, el Banco Central de Japón, el Banco Central de Canadá trataron de frenar la crisis hipotecaria provocada por el impago de créditos subprime, inyectando cientos de millones de dólares, yenes y euros para aportar liquidez en el sistema bancario. Todos los economistas fechan ahí el inicio de la crisis. ¿Y aquí sin enterarnos hasta hace poco?
En el debate electoral sobre economía que mantuvieron Solbes y Pizarro antes de las elecciones en febrero de 2008, Pizarro hablaba claramente de que “España no iba bien”, que los españoles “estaban preocupados” y que éramos ” subcampeones europeos en inflación, uno de los países con más endeudamiento en las familias y campeones en desempleo”, preguntándole al ministro de Economía qué había hecho su gobierno para evitar la crisis “del ladrillo y el consumo”. Solbes concluía: “España está preparada para cualquier reto y eso que tenemos excesos de demagogia y catastrofismo”, en clara alusión al PP. “Tenemos una visión distinta que el Partido Popular”, indicó al mismo tiempo que resumía los puntos de vista de unos y otros. “Ellos hablan de crisis y de recesión, algo que resulta molesto y está lejos de la realidad”. La conclusión es que Zapatero habla de la velocidad de la comunicación solo cuando quiere justificarse y jugar a la defensiva. En mayo de 2008 no hablaba de crisis, hablaba de “debilidades” de la economía española. En octubre de 2009 el premio Nobel de Economía, Edward Prescott, aseguraba “no hay base teórica ni empírica para apoyar las políticas” del presidente del Gobierno español, “hace “todo lo contrario de lo que debería” para que el país supere la crisis económica. Tendremos que concluir que las comunicaciones de Zapatero con su entorno y con el resto de mundo están basadas en señales de humo. No se entera. Solo Obama ha conseguido romper esos problemas de comunicación de ZP y en una llamada telefónica comunicarle la necesidad de que España adopte “acciones resueltas” para fortalecer su economía, abordando las reformas necesarias para salvarla. Nunca sabremos el motivo de tanta tozudez. Desde luego los españoles no se merecen una actitud tan alejada de la realidad como la que ha demostrado este presidente del gobierno.

Posts relacionados