Blog

Blowin’ in the Wind

posted by @mbellido 22 abril 2013

Esta mañana, alguien con el que recorrí carreteras  y países en mi juventud, me enviaba una vieja  grabación de Blowin in the Wind de Bob Dylan. Es normal que una canción así traiga infinidad de recuerdos a la cabeza, momentos de juventud, vivencias y personas con las que en aquellos años compartíamos ideales y metas.  No hace mucho el presidente Barack Obama, en la Casa Blanca le otorgaba la “Medalla presidencial de la Libertad” “No existe otro gigante tan grande como este en la historia de la música americana” Eran las palabras de Barak Obama mientras le entragaba la distinción.

Así se rendía homenaje a este artista, cantante y compositor estadounidense de folk y rock, al que el presidente estadounidense definía como “un trovador de nuestros días”, que se ha consolidado como uno de los músicos más influyentes del siglo XX.  Nominado para el Nobel de Literatura, fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2007. Nacido en Duluth, Minesota, el 24 de mayo de 1941 ha sido referente entre los cantautores de todo el mundo y por supuesto un referente generacional.

Este  texto que tantas veces canté en los años jóvenes, me parecía hoy una buena reflexión para estos tiempos revueltos:

¿Cuántas carreteras debe un hombre caminar,
antes de que le llamen hombre?
¿Cuántos mares debe una paloma navegar,
antes de que se duerma en la arena?
¿Cuánto tiempo deben las bolas de cañón volar,
antes de estar prohibidas para siempre?La respuesta, amigo mío, está soplando en el viento
la respuesta está soplando en el viento.¿Cuántos años debe una montaña existir,
antes de que sea bañada por el mar?
¿Cuántos años pueden algunas personas existir,
antes de que sean libres?
¿Cuántas veces puede un hombre girar su cabeza,
y fingir que no te ha visto?La respuesta, amigo mío, está en el viento
la respuesta está en el viento.

¿Cuántas veces debe un hombre mejorar,
antes de que pueda ver el cielo?
¿Cuántos años debe un hombre tener,
antes de que pueda escuchar a la gente llorar?
¿Cuántas muertes cometerá hasta que sepa
que mucha gente ha muerto?La respuesta, amigo mío, está en el viento
la respuesta está soplando en el viento.

Posts relacionados