Entrevistas

Entrevista a Adelaida de la Calle, Presidenta de Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA)

posted by @mbellido 8 noviembre 2019

“Queremos seguir siendo el aliado  perfecto para innovar

¿Cómo ha arrancado el nuevo curso para Corporación Tecnológica de Andalucía?

¡Con la agenda repleta! Tenemos muchos planes y proyectos en el último trimestre del año. Estamos organizando varios eventos de innovación abierta con empresas miembro de CTA, como COVAP o Airbus, en los que estas compañías explican sus necesidades y retos tecnológicos a un grupo de empresas innovadoras especializadas en determinadas tecnologías. El objetivo es detectar oportunidades de cooperación tecnológica que fragüen en proyectos de I+D+i. También estamos recibiendo numerosas propuestas para nuestro programa de incentivos, que se traducirán en competitividad para la economía andaluza. Además, acogemos como anfitriones varios eventos de los diferentes proyectos europeos en los que participamos como socios, desde un Bootcamp en Cádiz para impulsar la Economía Azul en el marco del proyecto EMPORIA4KT hasta un cocreation workshop del proyecto UrBIOfuture en Sevilla para fomentar la empleabilidad en el sector de la bioeconomía, pasando por una reunión de consorcio del proyecto DIVA con el que hemos reunido en Sevilla a expertos de toda Europa en digitalización del sector agro. Todo ello sin olvidar la prestación de servicios avanzados de I+D+i a una cartera de clientes creciente, a los que ayudamos en aspectos como una estrategia estable de I+D+i, internacionalizar su innovación, procesos de Compra Pública de Innovación…

¿Qué balance hace de la actividad de CTA en lo que llevamos de año?

Muy positivo. Seguimos avanzando con paso firme para impulsar y apoyar la innovación empresarial y ayudar a transformarla en resultados rentables. Ya llevamos 17 nuevos proyectos de I+D+i incentivados en lo que va de año, que movilizarán 8,6 millones de euros de inversión privada en innovación. Además, sigue creciendo nuestra actividad internacional y nuestra cartera de clientes de servicios avanzados de apoyo a la innovación, con lo que estamos bastante satisfechos.

¿En qué proyectos se encuentra inmersa CTA estos momentos? ¿Qué relevancia tendrán para Andalucía?

CTA participa como socio en casi una veintena de proyectos europeos en áreas como la Bioeconomía, Economía Circular, Economía Azul, eficiencia energética, binomio Agua-Energía, internacionalización de pymes innovadoras, digitalización del sector agroalimentario, crecimiento verde, robótica aérea… También participamos en dos grupos operativos para digitalizar el sector agroalimentario. Uno de ellos a nivel nacional, denominado Chainwood, que aplica Blockchain para mejorar la trazabilidad y eficiencia del suministro de madera en España, y otro a nivel regional, Smart AG Services, de agricultura de precisión. La participación en todos estos proyectos nos permite trabajar codo con codo con líderes europeos de innovación, conocer de primera mano las últimas tendencias tecnológicas y de innovación y atraer oportunidades a Andalucía. Por otra parte, CTA mantiene su actividad financiadora de proyectos empresariales.

¿Andalucía es consciente de su capacidad de innovación? ¿En qué sectores es puntera?

Andalucía debería ser más consciente de su capacidad de innovación. No terminamos de creernos nuestras propias capacidades y es necesario tomar conciencia de lo urgente que es mejorar nuestro nivel de innovación para garantizar la competitividad futura de la economía andaluza. Tenemos mano de obra cualificada, conocimiento de alto valor en los grupos de investigación de las universidades andaluzas y empresas punteras en tecnologías muy concretas en áreas como las energías renovables, sector aeronáutico con pasos incipientes en el aeroespacial, sector agroalimentario, algunas aplicaciones de biotecnología y TIC, con pequeñas empresas que destacan en tecnologías disruptivas como sensórica, robótica, Big Data, Blockchain… pero es necesario pisar el acelerador y elevar nuestra intensidad en I+D, que se encuentra por debajo de la media española y muy lejos de los objetivos europeos. Tenemos que activar esas capacidades, conectar grandes empresas tractoras con startups disruptivas capaces de acelerar la innovación, extender a una mayor parte del tejido productivo la cultura de la innovación…

¿Cómo puede ayudar la Compra Pública de Innovación a nuestra Comunidad a desarrollar su potencial?

La Compra Pública de Innovación (CPI) es una herramienta muy potente para fomentar la innovación a través de la contratación pública. A través de la CPI, la Administración puede comprar productos y servicios que todavía no existen, pero que podrían desarrollarse en un plazo aceptable. Es decir, en lugar de elegir entre lo existente en el mercado, la Administración pide que le desarrollen lo que realmente necesita. De esta forma, la CPI ayuda a las administraciones a modernizarse y mejorar en la prestación de los servicios públicos y, al mismo tiempo, facilita el desarrollo de I+D+i por parte de las empresas ya que asegura la compra de los resultados del esfuerzo en innovación. Además, la Administración funciona como un cliente de lanzamiento o de referencia, lo que ayuda a las empresas a desarrollar nuevos productos y servicios que luego puede vender en otros mercados. La Junta de Andalucía ha puesto en marcha recientemente una estrategia de Compra Pública de Innovación con la que tenemos muchas expectativas. En CTA somos expertos en CPI y queremos ayudar a las administraciones, organismos públicos y empresas a desplegarla.

En verano, junto con la Consejería de Agricultura, lanzaron el Hub de Innovación Digital Andaluz ICT-BIOCHAIN. ¿En qué consiste y qué pasos se han dado en este tiempo?

Efectivamente, junto a la Consejería de Agricultura, reunimos a más de 50 entidades, entre pymes y grupos de investigación para el lanzamiento oficial del Hub de Innovación Digital Andaluz ICT-BIOCHAIN, un proyecto europeo que utilizará Andalucía y el sudeste de Irlanda como regiones piloto para desarrollar Digital Innovation Hubs o centros de innovación digital, con el objetivo de impulsar el despliegue de la Bioeconomía en la Unión Europea. Estos Digital Innovation Hubs van a actuar como una ventanilla única que facilite a las empresas, especialmente las pymes y startups, su acceso a acciones de demostración de los últimos avances de las TIC aplicadas a la gestión de la biomasa a nivel europeo, a asesoramiento financiero y a oportunidades de networking y de desarrollo de negocio, con el fin de acelerar la entrada en el mercado de las nuevas tecnologías digitales. En definitiva, estos DIH están llamados a ser un revulsivo de la digitalización. De ahí la importancia de este proyecto ICT-BIOCHAIN, que coordinado por la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía y del que es socio CTA, aglutina además a otros seis socios de Irlanda, Finlandia, Alemania y Reino Unido, entre los que se encuentran los prestigiosos institutos tecnológicos Fraunhofer y VTT.

¿Qué ha supuesto para CTA conseguir la Etiqueta Bronce que le acredita como clúster de excelencia internacional?

CTA ha obtenido la Etiqueta Bronce para el sector TIC de la Iniciativa Europea de Clústeres de Excelencia (ECEI). Este certificado permitirá a CTA ganar visibilidad internacional y colaborar con organismos y programas europeos. La Iniciativa Europea de Clústeres de Excelencia es una entidad impulsada por la CE que reconoce la excelencia en la gestión de los clústeres en Europa.

En septiembre se cumplieron cuatro años de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas. ¿Podría hablarnos del compromiso que tiene CTA en su consecución?

CTA tiene un firme compromiso con el desarrollo sostenible. Empezando por nuestra propia actividad, con la certificación ISO 14.001 de nuestro sistema de gestión medioambiental desde hace años, y continuando con los proyectos de I+D+i que financiamos, en los que valoramos tanto el impacto medioambiental como socioeconómico y que ayudan a resolver algunos de los retos planteados por las Naciones Unidas en los ODS, como salud y bienestar, agua limpia y saneamiento, energía asequible y no contaminante, industria, innovación e infraestructuras, ciudades sostenibles, producción y consumo responsables… De una manera o de otra, tanto los proyectos empresariales de I+D+i que financiamos como los proyectos europeos en los que participamos como socios están alineados y contribuyen a alcanzar muchos de esos objetivos. A través de la eficiencia energética, la bioeconomía circular, la digitalización de diferentes sectores económicos, avanzamos en este importante camino. En cuanto a igualdad de género, nuestra plantilla está integrada en más de un 70% por mujeres.

Y, además, no podemos olvidar que el año que viene CTA celebra su 15 aniversario. ¿Ya tienen algo pensado?

Quince años es una cifra importante que merece ser celebrada, hacer balance de todo lo conseguido y fijar nuevos objetivos a medio y largo plazo. Coincide además con 2020, que es un horizonte emblemático fijado por la Unión Europea y otras entidades para la investigación y la innovación. En estos primeros 14 años, ya hemos recibido más de mil propuestas a nuestro programa de incentivos y hemos financiado más de 690 proyectos de I+D+i con más de 171 millones de euros que han movilizado más de 509 millones de euros de inversión privada en innovación. Además, hemos desplegado una cartera de servicios de apoyo a la innovación y una creciente actividad internacional, participando en cerca de una veintena de proyectos. Queremos seguir siendo el aliado perfecto para innovar.

Manuel Bellido

 

 

 

“Quince años es una cifra importante que merece ser celebrada, hacer balance de todo lo conseguido y fijar nuevos objetivos a medio y largo plazo”

 

Posts relacionados