Blog

Tras un momento “eureka”

posted by @mbellido 10 abril 2015

Cuando nos topamos con un momento “eureka” nos envuelve algo sensacional. Creo que todos conocemos esa sensación. Mi experiencia profesional siempre ha estado constelada de estos valiosos instantes donde de repente parece que se enciende una “bombilla” en nuestro pensamiento, disipando incertidumbres,  abriendo la puerta a la innovación y nos permitiéndonos una infinidad de interacciones con el ecosistema que nos rodea.

Es increíble como en un instante y gracias a esa luz que se enciende en nuestro interior se detectan oportunidades preciadas que antes estaban escondidas.

Las empresas hoy, en este mundo cambiante y cada vez más complejo y más digitalizado, se mueven entre la incertidumbre y el dinamismo que conllevan la toma de decisiones. El cambio es necesario para obtener resultados y el cambio continuo; ese  cambio inevitable se ha convertido en  el factor dominante de la sociedad actual. Decía John H. Newman que aquí abajo en la Tierra, vivir es cambiar y ser perfecto es haber cambiado muchas veces. Por eso tenemos que permitirnos de vez en cuando que nos embista  un viento de ganas de colaborar y sumar, ganas de ver más y ganas de desaprender y aprender. Actitudes que aportan un surtidor estable de creación de valor.

Después de un momento “eureka” tenemos  que dejarnos llevar por el ímpetu de la curiosidad y por las ganas de explorar. Incorporar en nosotros una buena dosis de flexibilidad y de espíritu crítico y de ganas de actuar.

Hoy he vivido con mi equipo un momento “eureka”. Después de concluir  que todo ha cambiado, está cambiando y va a seguir cambiado, hemos situado la innovación en los próximos pasos que demos y hemos decidido dejar de pensar en modo “crisis”. Se trata en definitiva, como decía antes, de aprender, desaprender y volver a aprender. Estoy muy satisfecho de la nueva tarea que nos hemos dado en la redacción.

Posts relacionados