Blog

Grandes pechos, amplias caderas

posted by @mbellido 19 diciembre 2012

Ayer en  una agradable conversación sobre libros y autores con Joaquín Galán, surgió el nombre de  Mo Yan, Premio nobel de literatura 2012. Sé poco de este autor chino y aún no he tenido ocasión de leer ninguna de sus novelas aunque si recordé el nombre de algunas: Sorgo rojo, Las baladas del ajo, La republica del vino, Shifu, harías cualquier cosa por divertirte, La vida y la muerte me están desgastando, Cambios,  o la originalísima Grandes pechos, amplias caderas, un libro que puso en guardia la censura china cuando vio la luz. Le conté a Joaquín que recordaba una entrevista que le hicieron hace algunos años en la que hablaba precisamente de esta novela. Mo Yan decía que a través de la novela intentaba significar la belleza de una mujer  y que en ningún momento tuvo la intención de aventurarse en algo obsceno o inmoral. El título del libro se lo había sugerido una exuberante campesina que había encontrado viajando en el metro de Pekín. La mujer tenía dos hijos gemelos a los que amamantaba al mismo tiempo  y mirándola tuvo la sensación que profundizando sobre el significado de los pechos de una mujer y sobre la procreación habría podido escribir un libro interesante. En aquel periodo,-contaba en la entrevista, había leído un pequeño artículo en un periódico chino, que en una zona del interior del país, había un muchacho que se alimentaba  solo de leche materna. Estos elementos le inspiraron la evolución, del personaje principal en la novela. Mo Yan terminaba la entrevista diciendo que  en el fondo todos nosotros nos asemejamos un poco a ese muchacho; nadie quisiera despegarse jamás de la propia madre.

Posts relacionados