Blog

Kim Jon-un de celebraciones y el mundo atenazado por la ansiedad

posted by @mbellido 11 abril 2013

Llevamos semanas escuchando y soportando la retorica bélica de Corea del Norte, contra Estados Unidos y Corea del Sur. Hoy Pyongyang aparcaba por un momento las amenazas y celebraba el primer aniversario de la toma de posesión de su joven dictador, KIM JONG-UN, como primer secretario del Partido de los Trabajadores. Mientras el G8 reunido en Londres condenaba con dureza la actividad nuclear coreana y las amenazas a la región. Los jefes de las diplomacias de los ocho advertían a Pyongyang de otras sanciones. Muchos nos esperábamos que hoy habría sido el día escogido para hacer un test con sus misiles, sin embargo afortunadamente ha sido solo un día de festejos propagandísticos por todo lo alto. La TV de Corea del Norte repetía en todas las salsas, mientras mostraban imagines del joven líder, que la historia nunca ha conocido un dirigente socialista tan extraordinario como Kim. Los ensayos balísticos que ha hecho hasta la fecha venían proclamados como grandes  y valerosas victorias que solo el camarada Kim Jon-un habría podido obtener.

Mañana pasaran por Seúl el secretario de Estado americano, John Kerry y Anders Fogh Rasmussen, secretario general de la OTAN, por tanto será otro día de ansiedad para medio mundo. Hace unos días leía las declaraciones de Zhang Lianghui, uno de los mayores expertos chinos en temas de Corea del Norte. Hablaba de una situación muy peligrosa. “Al menos, existe el 70% de posibilidades que la crisis derive en una guerra abierta en la región”. Probablemente el joven líder de Corea del Norte pretendería que esta fuera la ocasión reunificar bajo su mando y su bandera la península coreana. China no está de acuerdo y no deja de invitar al régimen coreano a la calma. Papa Francisco apelaba últimamente a la paz y rezaba para que madurase una nueva reconciliación entre las dos Coreas.  Un ataque con esos dichosos proyectiles sería un grave desastre para el planeta y un suicidio para los coreanos del norte. La guerra es siempre la salida cobarde a los problemas de la paz, es una enfermedad mortal, es una deshonra para el ser humano y una derrota de la humanidad.

 

Posts relacionados