Con permiso

Ulpiano y el “procés”

posted by @mbellido 19 febrero 2018

Esta mañana, movido por el hastío que me producen la noticias del “procés catalán” que sigue causando un grave daño a la economía y a la sociedad catalana y española, había escrito en las redes sociales una frase tomada de Domicio Ulpiano, jurista romano, referida a los preceptos del derecho: Iuris praecepta sun haec: neste vivere alterum non laedere, suum cuique tribuere. Ulpiano nos viene a decir que estos preceptos son: vivir honradamente, no ofender a los demás, dar a OLYMPUS DIGITAL CAMERAcada uno lo suyo. Hay un sentimiento de repulsa que nace como consecuencia de la falta de respeto a la ley de unos independentistas que siguen enarbolando el derecho a acelerar una independencia sinrazón, saltandose las barreras jurídicas, legales e institucionales.

Son tiempos de cambios, de metamorfosis profunda; vivimos momentos de confusión y, por esa y otras situaciones políticas, de pesimismo. Hechos que nos ubican a los ciudadanos en reflexiones de dimensión moral. La Constitución y las leyes fijan normas o, dicho de otra manera, fijan reglas y dan al Poder Judicial la capacidad de determinar, mediante una sentencia, si se cumplen o se incumplen dichas reglas.  El independentismo, encarnado en Carles Puigdemont, con esa amalgama de rebeldía, de victimismo y de complejo de superioridad, ha llevado a que miles de personas piensen que saltarse las leyes y tomárselas a broma no tiene consecuencias, olvidando que “cualquier ciudadano puede defender sus ideas y opiniones, pero sin imponerlas” dentro de la democracia y del respeto a la Ley, como ha dicho recientemente Felipe VI.

El laberinto catalán del independentismo es un callejón sin salida. Sin embargo, todo este lío nos está haciendo reflexionar a todos los españoles sobre la idea moral de Justicia que lleva en sí la obligación de no dañar al otro. Este secesionismo desbocado ha hecho y sigue haciendo daño, sobre todo a los catalanes. La idea de Justicia también incluye el ideal de vivir honradamente, sin engaños y mentiras, mientras que los que han capitaneado el “procés” no han tenido empacho en mentir sobre la realidad, sobre determinados sucesos, llegando a ocultar la verdad de los acontecimientos de manera deliberada. Por último, el dar a cada uno lo suyo, como enuncia Ulpiano, requiere que la justicia se traduzca en un sistema de reglas de convivencia que persigan dar a cada uno lo que le corresponde. Así asistimos a actuaciones que se convierten en un carrusel judicial de inculpaciones y condenas de personalidades del soberanismo que ellos mismos han provocado. Probablemente sea lo que se merecen. Los catalanes, sin embargo, se merecen nuevos líderes dispuestos a gobernar respetando los caminos y los márgenes que marcan la Constitución y el Estatuto de Autonomía. Esto también es de justicia.

Manuel Bellido

@mbellido

Director del Grupo Informaria

Posts relacionados