Blog

Tratar de ver

posted by @mbellido 30 enero 2013

Intentando recordar y describir las jornadas de estas últimas semanas llego a la conclusión que mi labor ha consistido en una especie de exploración del espacio de las posibilidades para aplicarlas al trabajo que hacemos en esta empresa informativa. Tengo que decir que  a nuestro paso encontramos a diario muchísimas posibilidades. Miramos a nuestro alrededor y en la experiencia de otras personas, en la lectura de la Historia, en la observación de la naturaleza descubrimos constantemente brotes que nos sirven para confrontarnos, para aprender, para experimentar y, por supuesto, para seguir evolucionando. Buscar, construir y descartar es un ejercicio práctico y utilísimo para atraer  todo aquello que está disperso en el Conocimiento y que puede ser útil para lo que hacemos.  En el fondo  una corriente de finalidad atraviesa la naturaleza y de esas leyes que están escritas en las células del mundo se puede aprender casi todo.  Da igual desde que perspectiva se observe. Decía Teilhard de Chardin que “Un río se explica tanto por su desembocadura como por su fuente”

Se dice del  aprendizaje  que es el proceso a través del cual se adquieren o modifican habilidades, destrezas, conocimientos, conductas o valores como resultado del estudio, la experiencia la instrucción el razonamiento y la observación. Esa posibilidad de aprender se nos planta delante de nuestras narices todos los días. Aprender supone vencer siempre algún temor. Es arriesgar, es intentar ver. Una vez que se ha visto, nadie puede arrebatarnos dicha visión. Quizás podamos ampliarla, pero siempre la conservaremos. Hoy durante una comida de trabajo en el ejercicio de escucha profunda he sacado muchas y buenas conclusiones que después he podido aplicar en un trabajo rutinario de organización. Cada día entiendo más el noble pensamiento del escritor francés Alfred Victor de Vigny: “Nunca he encontrado un hombre de quien no haya aprendido algo”.

Posts relacionados