Blog

Toxinas informativas

posted by @mbellido 8 junio 2010

¿Son las noticias en sí o el modo en que se presentan lo que crea o modela emociones en los que ven los telediarios? Las noticias son lo que son, momentos de la vida social, política o económica que en sí envejecen con una velocidad abrumadora. Lo que anoche fue noticia en el último telediario, hoy ya no lo es en los informativos matinales de la radio. Lo que no envejece es la toxina que a veces filtran esas noticias a través del comentario, el modo de contarlas, el orden en que se cuentan o la imagen que acompaña. Las personas escuchando o viendo las noticias filtran como las almejas una gran cantidad de agua sin saber qué cantidad de contaminación les traspasa al mismo tiempo. La diferencia es que las almejas no piensan y no se paran a distinguir lo puro de lo contaminado. No les importa. Las personas, sin embargo, no se pueden permitir el lujo de ir por la vida informativa con tanta desenvoltura y sin tomar precauciones. Quién se deja entortar por las manipulaciones mediáticas, antes o después lo paga e incluso arriesga de contaminar a otra gente en el entorno. Las noticias crean emociones y las emociones necesitan ser alimentadas de noticias. Existen hoy en casi todas las cadenas verdaderos “artistas” en la trasmisión de mensajes favorecedores del poder político de turno. El modo de contar las cosas y los gestos con mucha carga simbólica inciden soberbiamente sobre los hipnotizados televidentes que terminan por admitir todo lo que se les propone. Programas estrellas de muchas cadenas inciden directamente sobre las emociones determinando reacciones sociales a la carta gracias a sus “argumentarios” prepotentemente planteados. Ya muchos políticos, conscientes del poder de esta programación, escogen esos territorios para ser entrevistados y ahí atacar, defenderse o lanzar sus proclamas. No nos extrañe, antes o después, ver a Zapatero subido en alguna noria. ¡Ojo con las toxinas envenenadas de la comunicación!

Posts relacionados