Blog

Sumar y restar no son solo operaciones aritméticas

posted by @mbellido 12 noviembre 2015

Sumar, restar, multiplicar y dividir son operaciones  aritméticas básicas. Estos conceptos se usan también para retratar actitudes y relaciones humanas. Hoy se habla mucho de sumar y restar. Sumar es una operación aritmética mediante la cual teniendo varios números o elementos, se acumula la cantidad de unidades que cada uno representa para obtener otro número mayor que representa la cantidad de todos ellos. En la vida, sumar está relacionado con el dar, con el añadir. Sumar esfuerzos es por ejemplo, una expresión positiva, que habla de colaboración, de entrega, de trabajar por un objetivo común.  Sumar es una de las primeras operaciones aritméticas que se aprenden en la infancia, sin embargo, en la vida no solo se aprende tarde, algunas veces incluso, nunca se llega a poner en práctica. Restar que en aritmética también se define como sustracción consiste en recortar, reducir…

Es el proceso inverso de sumar. De hecho ante una determinada cantidad, debemos eliminar una parte para obtener un resultado, que recibe el nombre de diferencia. En la vida restar significa disminuir, debilitar,  sacar, empequeñecer.  Es restar de muchas formas, por ejemplo criticando sin aportar nada. Se resta también siendo negativos o tomando una actitud pasiva.  Sumar es añadir soluciones, tratar de aportar una solución cuando se está a punto de arrojar la toalla. Restar es unirse al grupo de los desganados  y de los indiferentes. Restar es también dividir. Dividiendo las fuerzas se debilitan y se enfrentan.

Sumar es multiplicar. Aumentar las posibilidades, las ventajas, las probabilidades, las facultades, los conocimientos y las oportunidades.

La cultura que tiene que ver con el sumar es la colaborativa, donde se genera confianza fruto de la generosidad. ¡Cuánta necesidad tenemos de sumar y colaborar, en estos días en que algunos levantan muros, fracturan sociedades y se empeñan en practicar el independentismo!

Posts relacionados