Blog

Somos lo que amamos

posted by @mbellido 27 mayo 2011

En ciertos foros en internet se leen opiniones de todos los colores sobre el ser humano: “somos lo que pensamos”, “somos lo que decimos” y, hasta hay quien dice, “somos lo que comemos”. Al parecer los hombres y las mujeres, desde Adán y Eva, siguen preguntándose quien son sin saber darse una repuesta del todo satisfactoria. Por poner un ejemplo, ni siquiera los “acampados indignados” en algunas plazas de España dicen quienes son y probablemente ni ellos mismos lo saben. Lo único que sabemos es que sus protestas, coinciden mucho con las reivindicaciones y el programa electoral de Izquierda Unida.
Hay otra máxima actual que mucho tiene que ver también con lo que es el ser humano y que está relacionada con el panorama mediático y en especial con la televisión. Se escucha mucho decir en estos tiempos: si no apareces en la TV no existes. Se entiende que mucha gente quiera ser vista, porque de eso depende la consistencia de su ser. La existencia de personas y cosas consiste, por ese modo de pensar, en ser vistos y percibidos. En el caso de la TV, son los telespectadores lo que validan una existencia. ¿Que serían los famosillos de Sálvame o de los otros programas “rosas” si no fueran percibido por la TV? La caja tonta es la verdadera concesionaria de sentido a sus vidas. Es inconcebible para cierta gente no tener en cuenta en sus vidas las exclusivas y los debates acalorados para seguir “existiendo” y “siendo”. Esta es, sin duda, una de las aristas más agudas de la crisis de valores que tormenta a la sociedad actual.
Reflexionando, llegué a la conclusión que podemos ser lo que amamos. De hecho a menudo tenemos la sensación de parecernos a la persona objeto de nuestro amor. Lo que respetamos, veneramos o admiramos, nos identifica. Creo que por eso me gusta tanto esa frase de Francois Mauriac: “Llegar a ser alguien significa llegar a ser otro distinto a sí mismo.” El amor nos permite ese milagro.

Posts relacionados