Editoriales de Agenda Empresa

Retener al personal

posted by @mbellido 30 septiembre 2001

El factor recursos humanos en la vida de los negocios está sufriendo hoy día una verdadera metamorfosis y por eso hemos tratado de explorar las particularidades y el modo en que las empresas andaluzas incentivan y retienen a sus mejores empleados. La era de la información, el ritmo de cambio y los nuevos desafíos están primando el talento sobre cualquier otro recurso y por eso las empresas con vocación de éxito están creando y basando sus ventajas competitivas a través de las personas.

No ha sido tarea fácil obtener toda la información que pedíamos a las empresas, que tan celosamente guardan su gestión de recursos humanos, y lograr respuestas concretas de cómo son atraídos, mantenidos y desarrollados sus trabajadores. Mucho menos poder precisar el clima psicológico que existe entre empleador y empleado.

En una visión de conjunto hemos visto que el viejo modelo de empresa está muy arraigado en nuestra manera de pensar, aunque poco a poco se van haciendo cambios de estilo y abriéndose paso un nuevo modelo.

El denominador común es que en la actualidad ningún empresario se quiere permitir el lujo de soportar a empleados que no estén contribuyendo al logro de los objetivos de su empresa. Por su parte, el trabajador andaluz sueña todavía como principal ventaja el contrato fijo. Y no es que sea pecado mortal pensar en la seguridad. El concepto de trabajo fijo es negativo sobre todo si se asocia a la idea de mantenerse en un sitio aunque sea haciendo poco o nada por la propia realización profesional. A la hora de aceptar un trabajo existen otros elementos importantes que hay que tener en cuenta.

Si bien las políticas retributivas son el primer paso para retener a los buenos empleados, muchos van entendiendo que no se vive sólo de buenos sueldos y muchas empresas empiezan a medir su excelencia por la cantidad y calidad de beneficios complementarios que ofrecen a sus trabajadores.
En nuestro recorrido hemos encontrado soluciones para todos los gustos. Son frecuentes las instalaciones de servicios de comedor con menú gratuito o por un mínimo simbólico, habituales las áreas de break en las oficinas con al menos el café gratis. En un porcentaje considerable de empresas hemos visto que se ofrece a los ejecutivos el teléfono móvil y en determinadas empresas, sobre todo en aquellas relacionadas con las telecomunicaciones o informática, el ordenador portátil.

En otros casos el coche de empresa para la realización de viajes y visitas comerciales tiene todavía su peso, pero en una época tan atenta al bienestar físico conquistan puntos a favor aquellas compañías que ofrecen gimnasios internos o tienen acuerdos con centros deportivos o piscinas para sus empleados. En este mismo sentido, muchas empresas ofrecen ya pólizas sanitarias, incluso de cobertura familiar. Seguros por accidente, seguros de vida y planes de pensiones se van abriendo camino.

En algunas empresas hemos encontrado guarderías infantiles en el mismo edificio y hasta la posibilidad de campamentos de verano para los hijos de los trabajadores. Casi inexistente la idea de las stock option, aunque tienen cada vez más importancia todas aquellas acciones dirigidas a hacer partícipes a los empleados de los beneficios económicos de la empresa a final de año. Se tiende a la aplicación de horarios flexibles en algunos sectores y hasta la posibilidad de trabajar desde la propia casa, visto que las nuevas tecnologías lo consienten. Por último hemos encontrado una tendencia positiva a cuidar la formación y a dar la posibilidad de hacer carrera en la propia empresa.

El valor del potencial del capital humano merece optar por estos nuevos caminos donde la motivación del trabajador supera los viejos instrumentos de control. Estamos seguros que estas buenas tendencias que van abriendo caminos en nuestro tejido empresarial harán jugar con más ventajas y cosechar la competitividad necesaria para alcanzar los mejores objetivos.

Posts relacionados