Blog

Lo ‘políticamente correcto’ esconde a veces lo ‘políticamente corrupto’

posted by @mbellido 15 abril 2014

Hoy es más fácil triunfar en el mundo de la cultura, del arte y de la comunicación si se vive integrado en el pensamiento dominante de lo “políticamente correcto”. Expresión que indica a menudo total relativismo. Muchas veces me pregunto qué peso tiene  lo “correcto”   si no proviene de valores morales y éticos sean culturales o sociales. Eso de lo “políticamente correcto” produce a menudo actitudes ambiguas y nunca del todo explicitas. Es como una especie de recogedor de egoísmos partidistas e individuales que intentan ennoblecerse asumiendo un rango de derechos con la pretensión de ser legalizados. Actitudes individualistas y comodonas que se parapetan detrás de fachadas condenando a quien razona diversamente. A menudo lo políticamente correcto esconde lo políticamente corrupto. Por nuestra escena política y social, por las tertulias radiofónicas y televisivas,  desfilan en nuestros días con grande ostentación personajes que con irónica seguridad e incluso con vehemencia acusadora intentan ridiculizar a quienes piensan en modo diverso.

Ha pasado en estos días en Andalucía con el tema de los “okupas” de la Corrala Utopía. Algunos han querido vender a la opinión pública que se trataba de una historia de profunda desesperación por parte de un grupo de familias para evitar quedarse en la calle. Naturalmente ante un hecho semejante, lo políticamente correcto es ponerse de la parte de unas familias especialmente vulnerables que viven una situación desesperada. Si embargo no era así. Esta historia está cargada en realidad de una gran dosis de  demagogia política. Estas “familias” en realidad habían rechazado el realojo a otros pisos y estaban organizados por el 15-M y grupos de izquierda que guiaron desde las primeras “okupaciones” todas estas acciones.  El Movimiento Andaluz por el Derecho a la Vivienda, está formado por grupos ligados a la extrema izquierda como Stop Desahucios, Plataformas de Afectados por la Hipoteca y Comisiones del 15-M de Vivienda. He escuchado en estos días a muchos de estos personajes que defienden lo “políticamente correcto” dibujar el cuadro con un grupo de pobres familias desamparadas y abandonadas que de forma espontanea tuvieron que refugiarse en un edificio vacío. La realidad bien distinta es que esta  iniciativa como tantas otras  está  perfectamente organizada a través de diversas plataformas de marcado perfil político. Plataformas como la Marea Verde, el Movimiento de Acción Estudiantil, Ecologistas en Acción, los sindicatos CGT o SAT, Izquierda Anticapitalista, Renta Básica Ya, etc,  son los tentáculos de una estructura  política.

Se han metido en el mismo saco personas necesitadas y otras que, simplemente, son activistas políticos que en lugar de defender sus razones en la Casa de la soberanía popular que es el Congreso de los Diputados, se dedican a tensionar la calle para ver si desgastan al gobierno y pescan algún voto. Parece que quienes sin profundizar el tema se han agarrado a los “políticamente correcto”, sin saberlo o sin quererlo saber, al final terminen por esconder lo “políticamente corrupto”

Posts relacionados