Blog

Personas mayores, una escuela de vida

posted by @mbellido 27 diciembre 2013

Esta mañana tras una conversación con una persona mayor llegaba a la conclusión que los signos de los tiempos, no se pueden detectar solamente  escuchando a los jóvenes, es imprescindible  escuchar a los ancianos. Ambos son esperanza. Los jóvenes son futuro por naturaleza y los ancianos son memoria, experiencia y sabiduría que nos sugieren como evitar errores del pasado y no repetirlos estúpidamente.  A menudo, las personas mayores, son marginadas porque considerados lentos transeúntes o molestos huéspedes de un mundo que corre siempre y que premia la fuerza la belleza externa y la velocidad y descarta a priori todo aquello que en apariencias es limitado en alguno de esos aspectos. Sin embargo el mayor tiene una labor fundamental que tienen que desempeñar para el bien común, la tarea de preservar y transmitir a las nuevas  generaciones valores, tradiciones, características culturales, todos ellos aspectos fundamentales, si nos concienciamos y admitimos que la capacidad para construir el futuro, nace primeramente de la  interiorización y reflexión, de la experiencia y de las raíces del pasado. En este sentido los mayores  pueden tener un papel estabilizador en una sociedad arrollada por el consumo, que produce el deseo desenfrenado de poseerlo todo e inmediatamente, que es tremenda frágil y superficial en las relaciones humanas, con escasa prospectiva histórica y carente en muchos aspectos de valores. La persona mayor a la que aludía al principio, me decía que había dejado de definir este periodo de su vida como tiempo “vacio”, que ahora se había convertido en “tiempo disponible”. Un tiempo para ofrecer experiencia y conocimiento, para contribuir a crear un puente consistente entre su generación y las jóvenes generaciones. Me decía que se sentía mejor, porque había trasladando la atención sobre sí mismo y sus achaques a las necesidades de otros. Evidentemente gana él porque esta actitud y esta actividad le permiten seguir creciendo y ganan los que están a su alrededor por la riqueza de experiencia y sabiduría que de él reciben.

Posts relacionados