Editoriales de Agenda Empresa

Optimismo controlado

posted by @mbellido 3 enero 2018

Esta nueva edición del Anuario Empresarial y Económico de Andalucía es una mirada a la sociedad andaluza de 2017 y un cruce de mirada con el horizonte 2018. Una mirada que decodificará inconscientemente el deseo de que el nuevo año sea mejor que el que acabamos de despedir; una mirada que servirá para prevenir los posibles errores que hemos cometido en 2017 y calcular y programar procesos para convertirlos en oportunidades.

La mirada, a los humanos, nos sirve para conocer, comprender o comunicar. Una mirada a los acontecimientos enciende elementos inspiradores y actúa como un verdadero resonador que amplifica objetivos, sueños, deseos y un variado abanico de intenciones, interpretaciones y lecturas que den significado a lo que hacemos y a lo que queremos hacer. Repasar la historia económica y empresarial del último año puede movilizar y reordenar nuestro presente y futuro.

Nuestros expertos nos aseguran que la economía en nuestro país seguirá disfrutando de una sostenida velocidad, el PIB crecerá muy probablemente un 2,5%, lo que redundará positivamente en el empleo, haciendo que la tasa de desempleo se sitúe en 2019 en el 11%. Andalucía, sin embargo, seguirá a la cola de las tasas de paro.

En general, se respira un ambiente de optimismo controlado porque las previsiones de los organismos económicos son buenas y las empresas comparten esas sensaciones; sin embargo, la prudencia también nos advierte que el panorama no está exento de riesgos. Por ejemplo, muchos se preguntan qué pasará después de las recientes elecciones en Cataluña y qué impacto tendrá el devenir del desafío independentista en dichas previsiones. La bravata soberanista en Cataluña seguirá poniendo en cuestión la viabilidad del país y, de consecuencia, la confianza de los inversores. Después de haberse reactivado tras la crisis económica la producción industrial y la recuperación del comercio, una crisis política en España puede hacer temblar la estabilidad económica que con tanto esfuerzo estábamos recreando.

Otros factores que pueden afectar a la economía europea y, por consiguiente, a la nuestra, son las consecuencias derivadas de la política monetaria de Estados Unidos con las medidas que está tomando Trump o la posible desaceleración intensa del crecimiento de China. El comportamiento de la economía en países como Estados Unidos, China, Alemania o Japón son claves para que la performance global despegue o se hunda. También la subida de tipos de interés y del precio del petróleo; y la normalización o no de la política monetaria europea, serán las claves que dictarán el ritmo positivo o negativo de nuestra economía en 2018.

Este anuario, como todas nuestras publicaciones, es un instrumento para “intentar ver y hacer ver”, porque todo cambia velozmente a nuestro alrededor y es necesario verlo y comprenderlo para que no condicione negativamente el desarrollo empresarial. El seguir haciendo lo mismo mientras el mercado y la competencia evoluciona y la demanda de los consumidores crece en exigencia, es la mejor manera de apresurar la desaparición de nuestra empresa del mercado. Las nuevas tecnologías como Cloud Computing, Big Data, analytics, social media, internet de las Cosas y la ciberseguridad son aspectos claves esenciales del cambio económico que nos espera. Es un tren que no podemos perder. Entre todos hagamos lo posible porque el optimismo controlado del hoy se convierta en optimismo de buenos resultados mañana.

Manuel Bellido 

Posts relacionados