Blog

Ni guerra ni martirio

posted by @mbellido 3 mayo 2009

En los últimos años, una y otra vez, hemos leído en la prensa y visto en los telediarios noticias con dos temas de fondo: la guerra al terrorismo por parte de Estados Unidos y la exaltación del martirio por parte de los jihadistas.”Jihad, victoria y martirio”. Un panorama desolador que nos ha consternado y horrorizado por su crueldad: rehenes degollados en Irak, abusos en Guantánamo y en Abu Ghraib, derramamiento de sangre y masacres en Jerusalén y en Kabul. Nos preguntamos desde hace años cÓmo se puede romper este círculo vicioso de terror y de martirio injustificado. Es verdad que Estados Unidos es todavía una nación indispensable para el mundo, pero no todas las soluciones a los conflictos mundiales se les pueden ocurrir a sus gobernantes. A los actuales problemas financieros pendientes de solución en Washington, hay que añadir las labores diplomáticas, económicas y militares que tiene que desplegar en muchos puntos calientes del planeta. Toda la responsabilidad para frenar tanto despropósito no la puede asumir EE.UU. Por otra parte, la estrategia americana de estos tiempos parece humillar en parte a los moderados y exaltar algo a los extremistas. Israel mientras tanto parece haber entrado en un estado de incertidumbre vital que podría desembocar en un gesto extremo. Por lo pronto Barack Obama está invitando a la Casa Blanca a los líderes palestino, israelí y egipcio para conversar, por separado, sobre el proceso de paz en Medio Oriente. ¿Cuál será su actitud en este diálogo? Obama afirma que él sigue comprometido con dar impulso a la solución de dos Estados, pese a que el nuevo gobierno israelí se opone a la creación de un Estado palestino.
¿Será una falsa ilusión pensar que pueda convencer a los iraníes a renunciar a su programa nuclear si Israel accede a destruir sus comunidades en Judea y Samaria? ¿Esta nueva “apertura” de EE.UU puede alentar un cierto triunfalismo islámico?
Cada día me temo más que no tendrá que pasar mucho tiempo para que nos encontremos todo occidente bajo la amenaza atómica de los ayatollah. Urge una gran colaboración entre Europa y Estados Unidos, urge recrear una amistad trasatlántica para progresar juntos, porque unidos somos mas fuertes. Europa no puede ser un mero espectador.

Posts relacionados