Editoriales de Agenda Empresa

Las células económicas de Andalucía

posted by @mbellido 4 diciembre 2009

Navegando por Internet compruebo que numerosas páginas web de importantes empresas del otro lado del Océano dedican mucho espacio a recursos humanos, a su personal directivo y especializado. Lo consideran un gesto de comunicación hacia el exterior y un gesto de motivación hacia la misma empresa. Es un modo de involucrar a los empleados, haciendo que se identifiquen aún más con la identidad corporativa. Es un agradecimiento y un reconocimiento por la labor que llevan a cabo, una manera de integrar los objetivos de la empresa con los de los empleados. Resulta una estrategia útil de claro beneficio tanto para el empresario como para el propio trabajador. Se sabe que las empresas que cuentan con un personal motivado son las que también presentan mejores resultados en sus cuentas anuales.

Esta edición del Directorio empresarial de Andalucía, además de un buen termómetro de la salud económica de nuestra región, quiere ser un reconocimiento a las mejores empresas establecidas en Andalucía y, sobre todo, a las personas que las dirigen y las hacen crecer día a día. Detrás de estos organigramas de directivos que son como la punta de un iceberg, hay miles de empleos, miles de personas que producen desarrollo, movimiento de bienes y servicios hacia el mercado interior y exterior, transformación de productos, generación de aplicaciones tecnológicas y distribución de riqueza.

Son las empresas las que producen estabilidad económica en una región, las que favorecen intercambios comerciales y de consecuencia culturales, de relaciones públicas y diplomáticos con otras comunidades y países. La empresa, en definitiva, aporta beneficios en aspectos económicos, sociales y políticos.

Está claro que sin empresas no hay trabajo, no hay empleo, no hay ni desarrollo ni riqueza. ¿Qué sentido tiene entonces que los sindicatos sigan cargando contra los empresarios? ¿Qué sentido tiene que el Gobierno apoye esa actitud? ¿Qué sentido tiene la manifestación del 12 de diciembre contra los empresarios? ¿Qué sentido tiene el lema escogido: “El trabajo, lo primero”, “Por el diálogo social” y “Que no se aprovechen de la crisis”? ¿Quién se va a querer aprovechar de una crisis que esta afectando a todos y que a todos nos trae de cabeza?

Es probable que la miopía del Gobierno de Zapatero para elaborar un diagnóstico certero que permita para abordar los remedios adecuados haya contagiado a algunos sectores sindicalistas. Mientras otros países empiezan a salir de la crisis, el nuestro sigue anclado en una recesión que muchos analistas ya definen como letal para el mercado laboral. Algunos estudios ya vaticinan que llegaremos a los cinco millones de parados. La imperiosa necesidad de afrontar reformas tendrá que seguir esperando con estas perspectivas. El Gobierno parece tener centradas sus esperanzas en que la “breva” de la recuperación internacional caiga sobre nuestro país y milagrosamente contagie a nuestra economía.

Luchar contra el paro, la escasa productividad nacional y la deficiente competitividad de nuestra economía significa ayudar a las empresas, no atacarlas ni ponerles bastones en sus ya pertrechadas ruedas. Sólo así las listas del paro bajarán. Que nadie se confunda, en Andalucía la mayor parte de las sociedades son pymes y microempresas. Esa imagen que quieren dar algunos, de los empresarios como personajes arrogantes, llenándose los bolsillos de dinero a costa de los trabajadores, no es real.

Como decía al inicio, este Directorio quiere ser en su décima edición no sólo una herramienta sino también un homenaje y un estímulo a esas células económicas de la sociedad que son las empresas y, por supuesto, a esos hombres y mujeres que las dirigen.
Manuel Bellido

Posts relacionados