Blog

La cadena de tragedias de la inmigración irregular en la conciencia de la UE

posted by @mbellido 18 febrero 2014

Una barca de goma que transportaba 126 refugiados y los cuerpos de dos hombres fallecidos fueron rescatados por el mercante griego “Rizopon” cerca de la isla italiana de Lampedusa. Una acción que se llevó a cabo  el lunes por la mañana. Una llamada desde la barca de prófugos pidiendo auxilio había alertado  a  la Capitanía del Puerto de Palermo.

El mercante griego embarcó a bordo a los inmigrantes entre los que se encontraban 16 mujeres y los dos cuerpos de los fallecidos y los acercó al puerto de Augusta en la provincia de Siracusa.

El fin de semana pasado fueron  1.079 los prófugos rescatados por la marina militar de Lampedusa,  entre ellos también había 64 niños y un bebé.

Ni las costas de Lampedusa ni Ceuta y Melilla son las fronteras de un aeropuerto europeo, por tanto la labor de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado es muy complicada.  La situación es dolorosa, se mire por donde se mire y es injusto e inexplicable que la Unión Europea no tome cartas en el asunto con urgencia. Se trata de un problema de Europa no de un problema de Italia y España. Tampoco se comprende la actitud de una parte de la oposición con acusaciones “linchamiento” incluido a los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. En Lampedusa, ya no hay sitio desde hace mucho tiempo para acoger a tanto inmigrante y aquí en Melilla han tenido que instalar tiendas de campaña y literas del Ejército para atender a los inmigrantes. Europa tienen que dejar de ser hipócrita comprender que  Italia y España están afrontando en primera línea, con enormes dificultades un problema que es de todos los europeos.. Se trata de prevenir para evitar tragedias, sirve cooperación y  diálogo con los países de origen, luchar contra la migración irregular y contra esos indeseables  criminales que organizan esas travesías mortales aprovechándose de la desesperación de pobres criaturas desesperadas. De la UE no sirven ya solo buenismo y palabras vacías.

Posts relacionados