Editoriales de Agenda Empresa

Javier González de Lara

posted by @mbellido 1 marzo 2018

 

Cada vez que la CEA convoca una Asamblea General y una Asamblea Electoral, se produce un momento de reflexión sobre lo andado y sobre los nuevos impulsos que son necesarios para construir el futuro de la CEA, al que va aparejado el futuro del tejido empresarial andaluz. Desde aquel mes de enero de 1979 cuando, en Antequera, un reducido grupo de empresarios de las ocho provincias andaluzas fundaban la CEA, esta organización empresarial ha hecho mucho camino. Desde entonces, la CEA forma parte de la historia de nuestra Comunidad Autónoma y, por su misma misión, tiene vocación de seguir en el futuro. Así, mientras asiste desde tan privilegiado observatorio a la transformación de la sociedad, trabaja en su propia estructura organizativa para reinventarse y dar nuevas respuestas y soluciones a las cuestiones que plantean la economía en general y las relaciones laborales y la responsabilidad social de las empresas en particular. La CEA, liderada hoy en día por Javier González de Lara, es el lugar donde las empresas andaluzas construyen juntas una idea de lo que son y de lo pueden y quieren ser. Desde que el actual presidente asumió la responsabilidad de liderar la Confederación, viene desarrollando esta tarea de manera impecable con su equipo y esto está generando la visualización de una cultura de empresa indispensable y necesaria. La sociedad necesita conocer correctamente ese relato compartido del hacer cotidiano que caracteriza el compromiso de cada empresario y emprendedor, del trabajar intensamente para retomar una y otra vez la senda de recuperación y crecimiento después de la crisis que nos azotó. La sociedad andaluza debe poder conocer también el empeño sostenido en devolver el bienestar social a nuestra realidad cotidiana. Tres palabras son recurrentes en el discurso de Javier González de Lara: productividad, dimensión e innovación, tres pilares a los que van dirigidos los esfuerzos para cumplir estos objetivos. El relato que ha construido González de Lara en estos años atraviesa las paredes de las propia CEA para alcanzar a toda la sociedad, porque está cimentado en la ética y en el compromiso de una conducta de claras reglas morales al servicio del bien común. Las empresas, y esto lo defiende el presidente de la CEA, no son solo los lugares donde se desarrolla una actividad económica, sino el conjunto de las personas que la forman y de los valores que las animan.

La Asamblea de este año tiene motivos para ser un momento de celebración, pero también es la ocasión para reafirmar el desafío diario de las empresas para gestionar el presente y trabajar intensamente por el futuro y ayudar a la sociedad a prepararse para el escenario donde estaremos dentro de unas cuantas décadas. Desde un tejido empresarial maduro y responsable, capaz de dialogar y confrontarse, las empresas pueden indicar a la sociedad caminos y respuestas en aspectos clave como la población, los alimentos, el agua, la energía, los transportes, las comunicaciones, la tecnología, el medioambiente, la salud y, en definitiva, la forma de vivir y trabajar.

Las empresas han recuperado en estos años legitimación y respeto, y el tejido empresarial, cohesión, trasparencia y protagonismo. Mucho se debe a quien con humildad y tesón está luchando y peleando por mantener una organización empresarial independiente y reivindicativa, que defienda los intereses de los empresarios, que esté en constante renovación, que tenga un criterio muy definido con la transparencia, con la participación y la gestión eficiente en todos sus principios básico. La CEA y el tejido empresarial andaluz tienen en ese trabajador incansable y repartidor de esperanza un buen líder en quien confiar: Javier González de Lara.

 

Manuel Bellido

bellido@agendaempresa.com

www.manuelbellido.com

www.hojasdelibros.com

@mbellido

Posts relacionados