Blog

Innovar mirando al futuro

posted by @mbellido 27 noviembre 2014

Ayer presentábamos en Teatro de la Maestranza de Sevilla la Cumbre en España de  Singularity University que se celebrará en Sevilla, durante el mes de marzo de 2015. Por la noche tuve la fortuna de compartir la cena con David Roberts, director de Programa de Postgrado de SIngularity University, un verdadero placer y una verdadera inyección de conocimiento. Durante la cena siguió profundizando en el  crecimiento exponencial del desarrollo y uso a nivel mundial de tecnología. Ya por la mañana habia destacado que de 2010 a 2014 la aceleración global ya ha superado a la producida de 1900 a 1970. “El crecimiento ya no es lineal, como antes, sino exponencial”, aseguraba. Consecuentemente, ese ritmo, conlleva una disminución del tiempo de investigación, de dinero invertido y de energía o esfuerzo. Una verdadera revolución.

Durante la cena también citó alguna vez a Peter Diamandis y a Bob Richards.  Del primero me impacto una afirmación que le escuche hace algunas semanas en un video que me dejaron. Concretamente decía que el éxito académico es más probable cuando los estudiantes logran mirar más allá de su propio campo y empiezan a colaborar, estudiar y comprender el trabajo de los demás: «El mayor avance siempre se produce en los límites entre las disciplinas».

Esta visión del aprendizaje en Singularity me gusta mucho.  Como todo el mundo sabe Singularity University es una institución académica que está en Silicon Valley cuyo propósito es reunir, educar e inspirar a líderes de todo el mundo para que a través del desarrollo de tecnologías exponenciales puedan afrontar los grandes desafíos de la humanidad.

Creo que tenemos que empujar a universitarios y a emprendedores jóvenes, que serán los líderes del futuro, a que se atrevan a plantear ideas que puedan tener un impacto y mejorar la vida de millones de personas” Tenemos que acostumbrarnos a trabajar haciendo con la mente un viaje al futuro, intentar ver  cómo será el mundo dentro de 20 años y que podremos estar haciendo, nosotros y nuestras empresas. Ayer alguien me dijo durante la cena: innovar es una actividad de riesgo cuyo principal riesgo es no practicarla.

Posts relacionados