Entrevistas

Esther Azorit. Directora general de Seguridad y Salud Laboral

posted by @mbellido 4 mayo 2008

“Nuestro objetivo es la siniestralidad cero, y no pararemos hasta lograrlo”

Entrevista a Esther Azorit. La directora general de Seguridad y Salud Laboral repasa con Agenda de la Empresa la situación actual de la siniestralidad laboral en Andalucía. De igual forma, analiza los años de vida del Plan General para la P.R.L. en Andalucía (2003-2008)

Agenda de la Empresa: ¿Cuáles son los actuales índices de siniestralidad en Andalucía?
Esther Azorit: Para valorar la situación de la siniestralidad de la forma más ajustada posible, quisiera mostrarle no sólo los índices de siniestralidad, sino también su evolución, porque de esa manera también analizaremos los resultados de las políticas en materia preventiva. En el año 2002, antes del Plan General de Prevención de Riesgos Laborales, el índice de incidencia (medido como accidentes por cada 100.000 trabajadores afiliados a la seguridad social) era en Andalucía de 6.858,9 y el último dato disponible del INSHT lo reduce en 2007 a 6.155,1 lo que demuestra la positiva evolución del índice con casi un 10% de reducción. Además, si se estudia la siniestralidad mortal el dato es aún más definitivo, ya que baja de 6,9 en 2002 a la cifra de 5,3 en 2007 lo que supone casi un 25% de reducción en la mortalidad en Andalucía medida en muertes por cada 100.000 trabajadores afiliados.

A.E.: A pocos meses para concluir el Plan General para la P.R.L. en Andalucía (2003-2008), ¿qué balance realiza del mismo? ¿Qué nos puede adelantar sobre un futuro Plan o nuevas estrategias que den continuidad al actual?

E.A.: El balance del plan es muy positivo. Podemos verlo desde el punto de vista cuantitativo, ya que valorando tanto el grado de ejecución, a la fecha están en marcha la inmensa mayoría de las 130 acciones, como por la apuesta decidida que ha supuesto la inversión de más de 100 millones de euros en este período de ejecución del plan en las diferentes acciones, superando la previsión inicial de 65 millones de euros, podemos afirmar que se ha cumplido con el compromiso. Pero también, y más significativo quizás, podemos valorarlo por lo que ha supuesto cualitativamente el plan, que desde la participación de los agentes sociales y económicos a la implicación de muy diferentes instituciones (fiscalía, inspección de trabajo, colegios profesionales, universidades, entes locales, …), ha conseguido armonizar y coordinar las muy diferentes iniciativas y actividades que se hacen en materia de prevención y ha creado una serie de instrumentos nuevos como el Instituto Andaluz de Prevención de Riesgos Laborales, los laboratorios / observatorios, los parques temáticos, los inspectores de guardia, los técnicos habilitados, etc., que vienen a reforzar los medios con los que cuenta la Administración Andaluza en la difícil tarea de mejorar la seguridad y salud de los trabajadores. Este Plan ha sentado las bases e instrumentos de la lucha contra la siniestralidad en nuestra comunidad autónoma, y que ahora el reto es perfeccionar el sistema para hacerlo más eficaz. Actualmente existe un grupo de trabajo en el Consejo Andaluz de Prevención de Riesgos Laborales, donde están representados sindicatos y organizaciones empresariales, que está ultimando un borrador del futuro instrumento de planificación. Este segundo plan general será continuista pero lógicamente también aprovechará para incorporar medidas pioneras y aquellas iniciativas innovadoras de otros países del entorno europeo que hayan sido exitosas.

A.E.: El pasado mes de septiembre tuvo lugar la celebración del IX Congreso Andaluz de P.R.L ‘Prevexpo 2008’ en Huelva, ¿a qué colectivos se dirigió y qué objetivos perseguía?

E.A.: Este Congreso, en su novena edición, se ha centrado en el valor de la prevención de riesgos laborales, y en la medida en que este valor puede ser desarrollado por las muy diversas entidades y personas presentes en el Congreso. Son muchos los que trabajan en prevención y en muy diversos ámbitos: educativo, gubernamental, universitario, prevencionistas, gestores, juristas… y hemos querido que en sus debates y ponencias técnicas compartiesen una misma visión y objetivo, que la prevención sea un valor y que trabajadores y empresarios vean como valor a la inversión en prevención.

A.E: ¿Cómo cree que se encuentra Andalucía en materia de prevención de riesgos laborales con respecto a otras comunidades autónomas españolas y la UE?

E.A.: Andalucía se ha dotado en estos años de un magnífico sistema de prevención, pionero en muchas de sus medidas en relación a otras comunidades autónomas, lo que constatamos en los diferentes congresos y encuentros técnicos a los que asistimos. En cuanto a nuestra posición respecto a Europa, el grado de aplicación de las directivas europeas es muy elevado actualmente y los empresarios y trabajadores andaluces se han equiparado, en ésta y otras áreas, a nuestro entorno europeo. Quizás en lo que queda aún más camino por recorrer, respecto a los países más avanzados en la materia, es en el cambio cultural, de valores, que es el que en muchas ocasiones predetermina los comportamientos inseguros, y precisamente por ello se desarrollan diferentes campañas, se introduce la prevención en el ámbito escolar y se lleva el mensaje preventivo más allá del ámbito laboral, buscando que la sociedad en su conjunto tenga a la prevención como un valor.
A.E.: ¿En qué medida beneficiará para la prevención de riesgos laborales el nuevo Registro Andaluz de Empresas Acreditadas para subcontratar en el sector de la construcción impuesto recientemente?

E.A.: El desarrollo de la Ley de Subcontratación es una oportunidad de dar un salto cualitativo en la prevención en el sector de la construcción. Va a permitir constatar por la Administración que empresas realmente tienen una estructura preventiva y productiva adecuada para asumir la contratación o subcontratación en las obras y de manera indirecta va a suponer aumentar la estabilidad en el empleo (un 30% mínimo de empleos indefinidos) y la formación preventiva de los trabajadores. Este Registro, junto a la aplicación del Convenio de la Construcción, y la cartilla preventiva (tarjeta profesional de la construcción), componen un ambicioso reto de “profesionalizar” a las entidades y trabajadores que operan en este sector. Al final, tendremos empresas más cualificadas, trabajadores mejor formados y un sector más competitivo en definitiva.

A.E.: ¿Cómo ve el futuro de la Prevención de Riesgos Laborales en Andalucía?

E.A.: El futuro de la prevención en los próximos años esperamos que sea el de la consolidación y mejora de las numerosas iniciativas emprendidas y de una paulatina reducción de la accidentalidad asociada a un verdadero cambio de la cultura de la seguridad y salud en el trabajo. Nuestro objetivo es la siniestralidad cero, y no pararemos hasta lograrlo. Queremos infundir un hábito preventivo, desde la propia infancia, para que se eviten los accidentes laborales. Y en la medida en que logremos tener ese hábito, la siniestralidad se erradicará.

Manuel Bellido

Posts relacionados