Con permiso

¿Estás en Facebook?

posted by @mbellido 3 febrero 2012

Un fenómeno como el de facebook no podía pasar desapercibido por las mentes del cine de Hollywood. Una película muy interesante es “The social network” basada en el libro “Multimillonario por accidente” de Ben Mezrich, una especie de biografía no autorizada de Mark Zuckerberg, el inventor de la red social más famosa del mundo y uno de los más jóvenes millonarios de la historia. El film cuenta una historia de dinero, de sexo, de intuiciones geniales y de traiciones, el lado oscuro del nacimiento de un fenómeno global como Facebook y de su fundador. Mark es un genio de la informática, al parecer asocial e incapaz de encontrar amigos verdaderos, que crea un modo para encontrar amigos virtuales o, como deja traslucir el libro, para simplemente poder ligar de forma fácil con chicas de su Universidad (Harvard). Un tipo que está dispuesto a todo, incluso a traicionar la confianza de las personas que habían creído en él con tal de poner en pie su proyecto. Dificultades legales, demandas, desembolso de grandes cantidades de dinero no logran frenar el éxito de su proyecto. La historia se desarrolla en 2004, Mark Zuckerberg es un estudiante de Harvard que después de pasar por un desengaño amoroso, se encierra en su habitación y crea un software que permite votar, desde Internet, a la estudiante más simpática de la Universidad. El programa se hace popular, hasta tal punto que los gemelos Winklevoss le piden que programe un sistema que conecte on-line a todos los estudiantes de Harvard. Zuckerberg desarrolla la idea con su amigo Eduardo Saverin e inventa Facebook. Los usuarios de esta red social hoy son más de 800 millones. Posteriormente, en estos años, han nacido al menos otras 200. Sobre las redes sociales hay opiniones para todos los gustos. Hay quien piensa que es una pérdida de tiempo, que solo sirve para ligar o para camuflar infidelidades, para vender, proyectar la marca de una empresa, para encontrar amigos de la juventud, para atraer la atención de otras personas…. No todo el mundo usa Facebook con la misma intensidad o con los mismos objetivos. Hay quien lo usa para gestionar su vida personal y quien lo hace por motivos profesionales. En este segundo caso existen muchas empresas que están encontrando en esta red social un modo de hacerse conocer y de vender con un coste moderadísimo. Lo importante es que no se convierta en un simple ladrón de nuestro tiempo. Los expertos formulan una serie de consejos para sacarle el mayor provecho. El primero es no dejar pasar un día sin colgar un comentario: la constancia es fundamental para no caer en el olvido. También hay que tener en cuenta una serie de reglas no escrita como, por ejemplo, la de responder siempre a nuestros interlocutores, convertir ese medio en algo interactivo, estimular conversaciones, ser educados como en la vida real, leer también lo que se publica en las páginas de otros, no solo en la nuestra, hacer en modo que los demás no nos perciban, por nuestra pesadez y empalago, como auténticos spam….

Personalmente creo que tener muchos amigos en Facebook puede ser un buen objetivo, pero también estoy convencido de que aumentar el número por aumentarlo no basta. Es mejor tener un número mas reducido de seguidores pero con una gran capacidad de relación. Sigo reflexionando sobre la frase que está escrita debajo del Título de la película que mencionaba, a modo de subtítulo: “You don´t get 500 million friends withou a few enemies” “No puedes conseguir 500 millones de amigos sin conseguirte a la vez algún enemigo”.

Posts relacionados