Blog

Un esfuerzo por ver y por hacer ver

posted by @mbellido 23 junio 2016

Ayer presenté mi libro ESTAS SON MIS CARTAS editado por hojasdelibros.  En la presentación del libro estuvieron el consejero de Empleo, Empresa y Comercio, José Sánchez Maldonado; el alcalde de Sevilla, Juan Espadas,  el presidente del Consejo Económico y Social de Andalucía, Ángel Gallego Morales y Luis Rey, embajador del Capítulo de SingularityU Sevilla.

El libro recopila 20 años de economía andaluza, desde 1996 hasta hoy, a través de las editoriales que he ido escribiendo en la revista Agenda de la Empresa.

Desde el primer momento mostré mi “profundísimo sentimiento de gratitud” no solo por el gran número de personas que asistieron al  Acto en la Fundación Cajasol, sino también por  las palabras de Rosa Santos, subdirectora adjunta de Cultura y Relaciones Institucionales de la Fundación y por los componentes de la mesa que intervinieron para presentar el libro.

La publicación de estas cartas representa un esfuerzo por ver y hacer ver. Mirando hacia atrás se comprende el sentido de una evolución. La rebanada del pasado que ofrecen estas páginas  es el periodo comprendido entre 1996 y 2016 y sin embargo  se puede intuir hacia qué norte dirigir el timón.

Empiezan hablando de ese aparatito llamado “busca” que usábamos en 1996 y terminan hablando de tecnologías exponenciales en 2016.

Desde este privilegiado observatorio que es Agenda de la Empresa cuento como en muchas partes del Planeta ya muchos emprendedores están construyendo a pasos agigantados  el futuro y están trabajando para transformar un mundo de escasez en un mundo de abundancia gracias a las tecnologías exponenciales.

Quise  tener un recuerdo a mi  padre “que me enseñó dos palabras importantes: criba y trapero”. Respecto a la primera, señale que dirigir un medio “requiere una especia de criba para tres funciones: leer, pensar, expresarse”. “Esta criba es la que me ha servido para escribir estar cartas mes a mes durante estos veinte años.

Hermosas las palabras de mis amigos Luis Rey y  Angel Gallego que como dice este último  en el prólogo “en las cartas de Bellido nos aguarda la reflexión sobre qué podemos y qué queremos ser colectivamente. Nos animan a ejercitarnos en romper inercias y afrontar retos en un mundo plagado de incertidumbres. El autor nos enseña sus cartas  boca arriba,  ahora toca leerlas, analizarlas y decidir cómo jugar con ellas  para ganar la partida del futuro”.

Para finalizar, no quise dejar pasar la oportunidad de destacar la otra palabra que me enseñó mi padre, trapero, confesando que “no me importaría ser un trapero y llevarme todo lo que no nos sirve, lo que nos impide avanzar y ofrecer ayuda para ponernos grandes metas”.

Por su parte, el presidente del Consejo Económico y Social de Andalucía Angel Gallego destacó también su condición de prologuista “como un regalo que quiso hacerme Manolo” y propuso una lectura del libro “no secuencial, sino aleatoria, donde van a ver que hay temas eternos que aparecen y reaparecen una y otra vez”.

Ángel Gallego, que indicó que el libro “propone un ejercicio reflexivo sobre el tiempo”, quiso destacar mi forma de escribir “porque mantiene la integridad de las palabras”.

Luís Rey, Embajador del Capítulo de Singularity University, calificó ‘Estas son mis cartas’ como un libro “de nuestra tierra a través de un prisma muy particular, el de la empresa” y reconoció que esperaba el libro siguiente “que sea el de las lecciones aprendidas”. “Manuel es un observador excepcional, por sí mismo y por la ubicación en la que está”, destacaba Rey, quien valoró los artículos “siempre dando en el clavo, con absoluta corrección”.

Para el consejero de Empleo, Empresa y Comercio, este libro “puede ser una especie de oasis al que acudir, que nos da la oportunidad de hacer un pequeño alto en la campaña electoral que estamos viviendo, descansar de lo urgente y ver que lo que parecía un muro es un valla que se puede saltar”.

Maldonado, que reconoció estar en polos opuestos en algunas reflexiones mías, señaló a los asistentes que “jamás encontrarán una descripción hiperbólica”, valorando que “tienen una sana propuesta y que finalizan con un halo de esperanza” y esperando que la lectura “ayude a los empresarios y emprendedores a plantar un árbol”.

Por su parte, el alcalde de Sevilla, que apuntó que este tipo de obras “tienen muchas ventajas” confesó su esperanza de poder algún día escribir un ejemplar “sobre algunas de las vivencias y oportunidades que da la vida”.

Juan Espadas señaló que al libro le falta algo: “una segunda edición en la que hacer un seguimiento de lo que ha ocurrido con el tejido empresarial andaluz y dónde se han ido resolviendo problemas y dónde no y si tenemos perspectivas”.

Posts relacionados