Entrevistas

Entrevista a Julio Cuesta, presidente de la Fundación Cruzcampo

posted by @mbellido 8 octubre 2014

“La fundación tiene una obsesión: ayudar a destacar nuestra cultura

Julio Cuesta, presidente de la Fundación Cruzcampo, me  habla de los objetivos principales y logros de esta institución a punto de cumplir su XX Aniversario

Manuel Bellido: Desde 1995 la Fundación Cruzcampo sigue implicándose en la vida social y cultural andaluza. ¿Mantiene el mismo compromiso que la hizo nacer?

Julio Cuesta Domínguez: Por su propia naturaleza y por así estar establecido en sus estatutos, pero, tan importante, por el convencimiento de su Patronato y del Consejo de  la Compañía, Heineken España, que la dota con sus recursos,  la Fundación Cruzcampo no puede sino mantener el espíritu y el compromiso de la voluntad que la constituyó; y, además, hacer efectivo tal compromiso en cada una de las múltiples actividades que desarrolla.

M.B.: ¿Cómo resumiría su misión?

J.C.D.: La misión es sencilla: devolver a la sociedad parte de los recursos que nuestra compañía obtiene mediante el desarrollo de actividades propias o en colaboración con otras instituciones que contribuyan al interés general en el ámbito de la cultura, la asistencia social y el fomento de la economía.

M.B.: ¿Cuáles son las principales actividades que lleva a cabo en la actualidad?

J.C.D.: Las centenares de actividades que desarrolla la Fundación en toda España forman un conjunto en el que todas las acciones se complementan. Si en el ámbito de la asistencia social señalamos nuestro compromiso con Proyecto Hombre, éste va de la mano con otras acciones encaminadas a echar una mano a un sinnúmero de acciones humanitarias; si en el terreno de la cultura y el patrimonio artístico subrayamos la Distinción Compás del Cante, destacado por la crítica como el Nobel del Flamenco, o nuestro papel en el desarrollo de las Cátedras de Flamencología en las universidades andaluzas, la presencia de nuestra Fundación en el mundo de los festivales y peñas flamencas es tan importante o más que el propio compás. Y así en todos los campos en que actúa la Fundación, incluyendo casi el centenar de actividades anuales celebradas en el Centro Cultural de la Fundación en Sevilla que es una referencia en la vida artística y cultural de la ciudad.

M.B.: ¿Cómo está comprometida la Fundación con el “talento del Sur”? ¿Qué es #Talentage?

J.C.D.: Un programa para ayudar a aflorar el riquísimo talento oculto y la capacidad que tienen nuestros jóvenes, de cuyos resultados estamos muy orgullosos. Cumplimos próximamente la segunda edición en la que habrán destacado otra vez magníficas iniciativas y formidables capacidades en un notable grupo de jóvenes de nuestra tierra, a cuyos finalistas se les abre la oportunidad de incorporarse a la vida laboral. Además, con el endoso de otras compañías sevillanas, Talentage presenta un futuro prometedor de oportunidad profesional para nuestros jóvenes.

M.B.: ¿De qué modo colabora la Cátedra Fundación Cruzcampo con la Comunidad Universitaria?

J.C.D.: La Fundación ha colaborado muy estrechamente con centros universitarios andaluces, y con la Universidad de Valencia, en diversos ámbitos, desde el flamenco, como se ha dicho, hasta el fomento de la iniciativa emprendedora entre los jóvenes universitarios cual es el caso de la Cátedra Fundación Cruzcampo en la Universidad de Huelva que gestiona un programa de desarrollo de proyectos empresariales con particular enfoque en el sector de alimentación y hostelería. Las becas Fundación Cruzcampo de la Fundación Rodríguez Acosta de Granada son también una importante ayuda a jóvenes artistas universitarios de toda España.

M.B.: La Acción Social es un pilar fundamental de la Fundación Cruzcampo, ¿cómo la lleva a cabo?

J.C.D.: Mediante la ayuda, aunque sea simbólica, a iniciativas que vayan encaminadas a colaborar con entidades y asociaciones dedicadas a ayudar a los más necesitados. En tal sentido, nos sentimos muy cerca del que pide ayuda.

M.B.:  Desde hace años la Fundación Cruzcampo otorga una serie de premios. ¿Cuáles son y qué quieren significar?

J.C.D.: Nuestra Fundación ha tenido siempre una obsesión: ayudar a destacar nuestra cultura y nuestra forma de ser, para que nos fijemos en ellas, las conozcamos, las queramos, las respetemos y las ayudemos a ocupar el lugar que merecen. Tal es el caso de la Distinción Compás del Cante, que va a cumplir ya sus primeros 30 años y se instituyó para reconocer la trayectoria y la contribución de un artista al Flamenco en el cante, el toque o el baile. Parecido origen tuvo la Distinción Baluarte del Carnaval que se otorga cada año en Cádiz para resaltar la importancia del trabajo y el ingenio que hacen del Carnaval gaditano una seña de identidad tan destacada como singular. Gaditano de Ley es otra distinción que otorga nuestra Fundación colaborando con el Ateneo de Cádiz para llamar la atención sobre esas personas de auténtica ley que pasan haciendo el bien sin ser, a veces, ni siquiera conocidas.

M.B.: La Fundación es el reflejo de una empresa familiar convertida en internacional por su propio valor.  Cruzcampo lleva más de un siglo regalando alegrías, puestos de trabajos, desarrollo en otros sectores…  ¿Qué mensaje quiere transmitir la Fundación en estos momentos a la sociedad?

J.C.D.: El mensaje es el de la propia Fundación: compromiso con la sociedad en la que nos toca vivir. Todos, entidades y particulares, debemos hacer bueno el compromiso con el interés común que es, al fin, el bien común, el de todos. Las sociedades han progresado cuando han sido capaces de aunar esfuerzos, de caminar hombro con hombro, creyendo en los demás, en las duras y en las maduras, y siendo capaces de mirar, y mirándolo ver el horizonte que siempre está pasando los nubarrones de los malos tiempos. l

 

Manuel Bellido

 

Posts relacionados