Entrevistas

Entrevista a José Sánchez Maldonado, consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía

posted by @mbellido 6 junio 2014

“El sector aeroespacial es una actividad estructural y estratégica de nuestra economía”

Sobre la importancia del sector aeronáutico en la economía andaluza, sobre el apoyo del Gobierno andaluz al mismo y sobre la celebración este mes de junio de ADM Sevilla hablamos con José Sánchez Maldonado,  consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía

Manuel Bellido:  El sector aeroespacial andaluz se consolida como una de las industrias estratégicas para la economía en Andalucía. ¿Qué valoración hace de los datos del ejercicio de 2013?

José Sánchez Maldonado: Los datos que acabamos de conocer confirman que el sector aeroespacial es una actividad estructural y estratégica de nuestra economía, que genera riqueza y empleo, incluso en momentos de dificultad económica. Estamos ante una industria que en la última década ha tenido un ritmo de crecimiento, tanto en facturación como en empleo, que no se ha dado en ningún otro sector de nuestra economía.  En 2013 nuestra industria aeroespacial tuvo un incremento de la facturación del 10% y del 3,5% del empleo y las ventas superan por primera vez los 2.000 millones de euros. Si tenemos en cuenta los diez últimos años la evolución es todavía más destacable. En este periodo el sector aeroespacial prácticamente ha triplicado el empleo y las ventas, resultados que nos consolidan como polo aeronáutico de referencia a nivel europeo.  Tras más de una década de crecimiento sostenido en facturación y empleo podemos decir ya que contamos con una industria auxiliar plenamente consolidada y estable, capaz de multiplicar sus resultados ganando en tecnología, innovación, competitividad y calidad. Andalucía participa en importantes programas aeronáuticos de referencia internacional como el A400M, el A380 o el A350. Tenemos un clúster con más de 100 empresas que da empleo a casi 11.700 personas y que ha demostrado tener una alta capacidad empresarial, innovadora y tecnológica. Esto refleja que en la apuesta de Andalucía por la industria aeroespacial y que las medidas que el Gobierno andaluz está aplicando de la mano del sector aeroespacial son las adecuadas.

Manuel Bellido: ¿Cuáles son las previsiones que manejan para el sector aeronáutico para los próximos años?

José Sánchez Maldonado: Los resultados alcanzados por este sector en los últimos años reflejan que la industria aeroespacial andaluza es sólida, capaz de seguir creciendo y generar empleo a pesar de la coyuntura económica. Estamos ante un sector que supone ya el 19% del PIB industria manufacturero de Andalucía y que alcanzó en 2013 la cifra de exportaciones del aceite de oliva, un producto en el que somos referente mundial. De cara a los próximos años las perspectivas siguen siendo positivas, porque participamos en importantes programas que entrarán en nuevas fases de producción más intensivas, como el A400M o la entrada en funcionamiento del A350XWB. Junto a ello, Andalucía está trabajando ya en una nueva estrategia de desarrollo para seguir potenciando el sector aeroespacial en los próximos cuatro años, con la que esperamos consolidar los resultados alcanzados y aprovechar las oportunidades de crecer que nos ofrecen nuevos mercados, como los aviones no tripulados o la aviación regional.

Manuel Bellido: ¿Cómo definiría las credenciales del cluster aeroespacial andaluz y cuáles son las claves para que siga manteniendo su peso a nivel nacional y europeo?

José Sánchez Maldonado: Las credenciales de nuestro cluster aeroespacial se fundamentan en dos pilares muy importantes. Por un lado, una experiencia acumulada en la industria aeroespacial que suma casi un siglo y que hemos sabido adaptar a la evolución de los tiempos y del mercado global con altos niveles de especialización, tecnología y calidad. Nuestro cluster está formado por importantes factorías de empresas tractoras, con la presencia de tres ‘tier one’ y con una potente y capaz industria auxiliar. El segundo pilar es que se trata de un sector impulsado desde la concertación o cooperación público-privada, cuyo desarrollo está marcado por la colaboración entre el tejido empresarial y la Junta de Andalucía. Este entorno favorable nos ha permitido avanzar mucho más rápido en los últimos años y poner en marcha una estrategia propia para el sector con medidas específicas adaptadas a las necesidades de la industria aeroespacial andaluza y los ritmos que ha ido marcando a nuestras empresas este mercado. A través de este Plan de Acción del Sector Aeroespacial, la Junta de Andalucía ha respaldado importantes proyectos aeronáuticos, como la Línea de Montaje Final del A400M, y hemos puesto en marcha todo un completo mapa de infraestructuras y equipamientos, con centros empresariales de excelencia como Tecnobahía, en Cádiz, o Aerópolis, en Sevilla, el único parque tecnológico de España dedicado en exclusiva al sector aeroespacial. En ellos contamos también con equipamientos de excelencia como el Centro de Tecnología Aeroespacial Avanzada, que facilita la innovación a nuestras pymes aeronáuticas, el Centro de Ingeniería o el Centro de Proveedores, entre otros. El marco de apoyo se cierra con un completo sistema de incentivos para las empresas, incluidas las del sector aeroespacial, con instrumentos como la Orden de Incentivos a la Innovación, los Fondos Reembolsables o el Fondo Tecnológico, que desde 2005 han apoyado con cerca de 280 millones de euros proyectos empresariales del sector aeronáutico que han movilizado una inversión privada de 780 millones. Como resultado, nuestras empresas han crecido estos años en resultados y competitividad, de manera que son actualmente un referente en tecnologías asociadas a la fibra de carbono, el desarrollo de aeroestructuras o la puesta en vuelo de aviones de transporte militar; y han entrado en nuevas capacidades, como la ingeniería aeronáutica, o en nuevos mercados, como los sistemas embarcados o los aviones no tripulados. Avances todos ellos que forman parte también de nuestras credenciales.

Manuel Bellido: Este mes de junio se celebra ADM Sevilla 2014. ¿Con qué perspectivas se presenta y qué objetivos se plantean en esta segunda edición?

José Sánchez Maldonado:Ya en su primera edición, en 2012, ADM recibió el calificativo de la prensa especializada del ‘mayor evento de negocios del sector aeroespacial celebrado en España’, con la participación de 290 empresas de 25 países. Nuestra intención para esta segunda edición es consolidarlo como tal, establecer su carácter bienal y, claro está, superar los resultados cuantitativos y cualitativos, para hacer de esta cita un referente al nivel de los principales encuentros de negocio de Europa. Para este año ya contamos con 360 empresas inscritas de 28 países. El objetivo es que Andalucía y el cluster andaluz sean un punto y una referencia clave en el circuito internacional de un negocio que se mueve a escala mundial. El alcance de esta ambición trasciende incluso al propio sector aeronáutico, pues establecerse como referente en una industria compleja de este tipo es, sin duda, la mejor carta de presentación que Andalucía puede tener para atraer proyectos de inversión industriales.

Manuel Bellido: Además de ADM Sevilla 2014, ¿qué otras actividades tienen previsto desarrollar desde el Gobierno andaluz en su planificación de 2014?

José Sánchez Maldonado: Este año estamos trabajando también en un hito muy importante que marcará el desarrollo del sector aeronáutico andaluz en los próximos años, la elaboración del nuevo Plan de Acción del Sector Aeroespacial 2014/17. El Clúster Hélice está trabajando ya en un primer documento con las empresas del sector y se abordará también con agentes económicos y sociales.  Este nuevo Plan se va a enmarcar en la Estrategia de Especialización Inteligente de la UE, que va a realizar una parte del reparto de fondos teniendo en cuenta las regiones que se hayan especializado en actividades económicas en las que son referente, de manera que aprovechemos las oportunidades de las nuevas políticas que va a marcar Europa en los próximos años. Además de seguir trabajando en mantener los resultados alcanzados hasta el momento, entre los objetivos del plan estarán ampliar capacidades industriales, nuevos productos y nuevos mercados. Tendrá especial énfasis en las actividades de innovación y en mantener el liderazgo que hemos alcanzado en campos como materiales compuestos o puesta en vuelo de aviones de transporte militar. Asimismo, esperamos conseguir un avance significativo en la integración de la cadena de suministro a nivel regional y en nuevos procesos de fabricación y ensamblaje. Con estos “mimbres” pretendemos, en los próximos cuatro años, mantener las mismas tasas de crecimiento que en años anteriores, diversificando e internacionalizando el sector. El Gobierno andaluz considera el sector aeroespacial como una actividad estratégica de la economía de Andalucía. Contamos con potencial para seguir creciendo y capacidad para dar respuesta a proyectos más ambiciosos. Nuestro objetivo es seguir trabajando para que los principales fabricantes sigan encontrando en nuestra tierra un destino idóneo para desarrollar sus proyectos y que nuestra industria auxiliar siga teniendo en las instituciones el apoyo y las facilidades necesarias para aprovechar todas las oportunidades que se abren en este mercado global.

Manuel Bellido: La internacionalización es uno de los aspectos claves para que el sector aeronáutico andaluz siga creciendo y diversificando su cartera de clientes y actividades. ¿Cómo definiría la evolución de las empresas exportadoras del sector en la última década?

José Sánchez Maldonado:Es un sector que viene evolucionando como ningún otro en nuestra tierra. En los últimos 10 años ha multiplicado por tres su facturación y empleo y por cuatro sus exportaciones, habiendo crecido un 70% en el número de empresas exportadoras y duplicado las exportadoras regulares. Andalucía cerró 2013 con 1.509 millones de euros en exportaciones del sector  aeronáutico, lo que significa un nuevo registro histórico, con un crecimiento del 44% sobre 2012, casi 500 millones más en un solo año. Somos la segunda comunidad exportadora de España, con el 29% el total de las ventas, precedida de Madrid y seguida a gran distancia del País Vasco. En la última década hemos aumentado las exportaciones casi a doble ritmo que el conjunto del país y el cluster aeroespacial andaluz ya vende en 70 países, consolidando sus principales mercados (Francia, Alemania, Brasil y EEUU) y con grandes crecimientos en los nuevos grandes mercados, como Asia, oriente Medio y Latinoamérica. Se trata de un sector que está rompiendo tópicos y contribuyendo a cambiar la imagen que de Andalucía se tiene en el exterior, de su economía y de sus capacidades de desarrollar proyectos en la industria compleja. A algunos puede sorprenderle, pero es bueno que se conozca y se valore que Andalucía exportó en 2013 tanto aeronáutico como aceite de oliva.

Manuel Bellido: ¿Cómo apoya el Gobierno andaluz a las empresas para mejorar su competitividad y posicionamiento en la industria aeroespacial internacional?

José Sánchez Maldonado: A través de la Agencia Andaluza de Promoción Exterior, Extenda, la Consejería de Economía trabaja de forma específica con el sector aeronáutico desde 2005, con una programación anual coordinada con Cluster Hélice, que incluye acciones de promoción internacional, tanto para empresas de forma individual como agrupada, teniendo a la práctica totalidad de las empresas exportadoras como usuarias de sus servicios. En los primeros años de esta estrategia de apoyo a la internacionalización del sector, el esfuerzo se centró en llevar a las empresas allí donde estaba el negocio, a través de acciones de información, formación y promoción comercial hacia los principales mercados aeronáuticos. Con los años y el mayor desarrollo del sector, en 2012 se apostó por dar un ‘salto de calidad’ en la estrategia de internacionalización. El objetivo era atraer al negocio aeroespacial a nuestra tierra, convirtiendo a Andalucía en uno de los puntos estratégicos del circuito mundial del negocio aeroespacial, y en la capital del negocio aeroespacial del sur de Europa. Para ello, se viene desarrollando una cuidada estrategia de diseño y organización de eventos de negocio y acciones estratégicas que están convirtiendo a las empresas del cluster andaluz en anfitriones y protagonistas ante los principales fabricantes y actores mundiales de este negocio.  Los principales ejemplos de esta estrategia en los últimos dos años son el primer Aerospace & Defense Meetings-ADM Sevilla, en 2012, el Encuentro Mundial de Proveedores del A400M en 2013; el evento ‘El Espacio, un activo para la Humanidad’, también el pasado ejercicio, o el segundo ADM este año.

Manuel Bellido

 

 

Posts relacionados