Entrevistas

Entrevista a Joaquín Rodríguez Grau, director general del Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales, CATEC

posted by @mbellido 7 abril 2016

“El Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales es el centro exclusivamente dedicado al sector aeroespacial más avanzado de España”

 

Manuel Bellido:  ¿Qué es CATEC y qué función desempeña?

Joaquín Rodríguez Grau: El Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales es, casi con total seguridad, el centro exclusivamente dedicado al sector aeroespacial más avanzado de España. Respecto a diversas tecnologías en las que trabajamos, como la manipulación robótica con vehículos aéreos no tripulados UAS (Drones), somos líderes tecnológicos a nivel mundial y en otras lo somos a nivel europeo, como ocurre con la fabricación aditiva para aplicaciones en el Espacio (impresión 3D). En CATEC trabajamos unas 75 personas, la mayoría de ellas ingenieros y doctores; participamos en una media de 60 proyectos tecnológicos al año, todos ellos con empresas privadas, y coordinamos dos proyectos europeos del 7º Programa Marco, actualmente Horizonte-2020. CATEC fue creado para aportar ventajas competitivas a las empresas del sector aeroespacial que operan en Andalucía a través de la incorporación de tecnologías en sus procesos productivos, sobre la base de que la innovación permite a las industrias producir más eficientemente, con más calidad y con menores tiempos de entrega a sus clientes. Desde entonces, hemos participado en más de  trescientos proyectos con empresas privadas en los que siempre nos hemos centrado en aportar valor, mejoras en calidad y ahorros en costes a nuestros clientes.

Manuel Bellido: ¿Quién lo gestiona y cuando nació?

Joaquín Rodríguez Grau: El Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales CATEC nació en 2007, y está gestionado por una fundación privada, la Fundación Andaluza para el Desarrollo Aeroespacial, FADA. La Fundación y el Centro fueron impulsados por la Junta de Andalucía y, rápidamente, se incorporaron a nuestro patronato otras instituciones y empresas, como la Universidad, el INTA, AIRBUS DEFENCE & SPACE o ALESTIS AEROSPACE. Pero la fundación FADA gestiona y ha promovido otros centros relacionados con la simulación y el entrenamiento de tripulaciones, como es el caso del International Training Centre, que se ubica en Sevilla y que movilizó una inversión superior a los 160 millones de euros y en el que, cada año, se forman más de 1.200 tripulantes de los programas aeronáuticos más punteros. Además, también gestionamos otros centros en Andalucía, como es el caso del Air Traffic Laboratory for Advanced unmanned Systems, ATLAS, que se ubica en la provincia de Jaén y está dedicado al desarrollo de tecnología y aplicaciones para vehículos aéreos no tripulados, tecnologías en las que somos líderes a nivel europeo y, en especial, respecto a la robótica aérea, en la que ya comentaba que somos líderes a nivel mundial. Además, la Fundación tiene en marcha, al menos, otras tres grandes iniciativas, en Jaén y en otras provincias como Cádiz, el otro gran polo aeroespacial de Andalucía.

Manuel Bellido: ¿Cuáles son las áreas que componen CATEC?

Joaquín Rodríguez Grau: El Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales se estructura en tres grandes divisiones: Materiales y Procesos; Aviónica y Sistemas y, por último, Automatización y Robótica. Pero lo cierto es que una de nuestras grandes ventajas reside en que estas divisiones no trabajan como compartimentos estancos, sino que están profundamente coordinadas y esto nos ha permitido desarrollar grandes proyectos y capacidades en estos últimos casi diez años. Actualmente, nuestras líneas de conocimiento en las que atesoramos más “expersite” son la Fabricación Aditiva (conocida como Impresión en 3D); los sistemas de inspección flexibles y más productivos; la monitorización de procesos de fabricación y la monitorización en servicio (Structural Health Monitoring); la automatización y robotización de procesos aeronáuticos complejos (taladrado aeronáutico y remachado, recanteado, aplicación de sellante, pintura aeronáutica); la robótica colaborativa; SCADA; los espacios de fabricación reconfigurables y flexibles; las soluciones de proyección láser o con luz natural para la ayuda a procesos de montaje; la aplicación de AGVs y UGVs a la logística de la planta (vehículos no tripulados); el control de procesos con RFID conectados con los ERP y WMS; los sistemas de localización interior en la fábrica; la realidad virtual y aumentada aplicada a la fabricación y al Troubleshooting; la simulación de procesos; los puestos de trabajo interactivos y la fábrica 100% interconectada y el Industrial Internet of Things. Pienso que hemos desarrollado en el Centro soluciones completamente orientadas a las limitaciones y requerimientos de la industria, que mejoran los procesos productivos e incrementan la competitividad de las empresas. Nosotros tenemos una idea clara sobre qué tecnologías son la base de la Industria 4.0 y sirven para configurar una auténtica Factoría del Futuro Aeronáutica y, cuando usamos ambos conceptos, no lo hacemos de un modo general y etéreo, sino con la mente puesta en soluciones particulares, tecnologías concretas, y mejoras específicas de equipos, sensores y aplicaciones que aportan utilidad a nuestros clientes.

Manuel Bellido: ¿Qué servicios concretos ofrece CATEC a las empresas?

Joaquín Rodríguez Grau: Desde el Centro nos hemos especializado en colaborar con las empresas en el desarrollo de tecnologías y soluciones directamente aplicables por la industria. Tenemos una única vocación: impactar positivamente en la competitividad de las empresas que operan en el sector aeroespacial y mejorar sus costes de fabricación, su cadencia y la calidad de los productos. Nosotros no nos movemos en el entorno clásico de la I+D básica o de TRLs bajos (niveles de madurez tecnológica), sino todo lo contrario, estamos completamente orientados a las empresas y nuestra misión es desarrollar tecnología aplicable rápidamente, en muchos casos hablamos de meses. Por eso, para nosotros un proyecto es exitoso cuando vemos que el fruto de nuestro trabajo se ha implementado en la fábrica de nuestro cliente y le rinde ahorros y mejoras competitivas. Además, ayudamos a las empresas, cuando es posible, a optimizar la posibilidad de financiar la implantación de cada tecnología, asesorándola respecto a qué convocatorias de ayudas públicas pueden permitir cofinanciar cada desarrollo y cada proyecto.

Manuel Bellido: Estamos ante la cuarta revolución industrial. ¿Son ya identificables en el sector aeroespacial las empresas impulsoras de la industria 4.0?

Joaquín Rodríguez Grau: La Industria 4.0 es un concepto, un paradigma, una nueva forma de enfrentarse a la retos de las factorías en este siglo XXI partiendo de nuevas herramientas para la resolución de los problemas en las fábricas que, hace unos años, no estaban disponibles. Estas herramientas son las que llamamos tecnologías de fabricación avanzada. Muchas son las empresas que se han planteado ya este salto hacia fábricas muy modernas y dotadas de medios que permiten hacer los procesos más eficientes; los entornos de trabajo, más seguros para las personas; los tiempos de entrega, más cortos; generar menos residuos y entregar productos de más calidad con un coste de fabricación más bajo. Es cierto que hubo una corriente de arriba hacia abajo en la que las grandes empresas empezaron a plantear la introducción de tecnologías de fabricación avanzada a sus subcontratistas, pero a día de hoy, pocas son las empresas que no se plantean qué pueden mejorar a través de la innovación para poder competir con los costes de fabricación de países emergentes. Estoy convencido de que sólo a través de la inversión en tecnología para nuestras fábricas, podremos competir con países de bajo coste.

Manuel Bellido: ¿Cómo son las perspectivas para el sector en los próximos años?

Joaquín Rodríguez Grau: Las previsiones de la industria aeroespacial a nivel global para los próximos 20 años anticipan una demanda de unos 35.000 nuevos aviones, en eso coinciden los grandes fabricantes Airbus y Boeing. Esta nueva demanda de 35.000 aviones en los próximos 20 años, inducirá cinco billones de dólares de facturación ($5.000.000.000.000,00) pero ese negocio sólo lo será para algunas empresas: las más competitivas. Son unas magníficas cifras; sin embargo, este negocio sólo estará al alcance de las empresas que sean más competitivas y que se adapten a las nuevas tecnologías y procesos de producción, empresas con el foco puesto en la eficiencia, la conectividad, la productividad y la sostenibilidad, que son precisamente los vectores de cambio en los que se basa la denominada “Factoría del Futuro” o “Industria 4.0”, concepto occidental que se viene planteando ante la necesidad de aplicar fórmulas más inteligentes e innovadoras ante los retos de la fabricación en el sector.

Manuel Bellido: ¿Seguirán participando las empresas andaluzas en los proyectos aeroespaciales?

Joaquín Rodríguez Grau: Por supuesto que sí, pero sobre todo lo harán aquellas que sepan ver en las amenazas actuales de las mayores exigencias en calidad, de menos lead time (tiempo de entrega) y costes más bajos, una oportunidad de diferenciarse de su competencia que es global, siempre lo ha sido, pero que cada vez está más basada en países de bajo coste. Ante esa amenaza, muchos somos los que pensamos que sólo hay dos soluciones: por un lado, la introducción de nuevos paradigmas tecnológicos en las fábricas, y con esto me refiero al concepto de tecnologías de fabricación avanzada e Industria 4.0, y, por otro, la incorporación de tecnología en el producto y la diversificación hacia productos de más valor añadido, en los cuales el peso del coste de la mano de obra en el producto sea menos significativo. Por poner un ejemplo de hacia dónde creo que puede ir nuestra diversificación en producto, pienso en la sensorización de aeroestructuras y en el negocio de los sistemas, sistemas embarcados y sistemas en tierra, por ejemplo de testing.

Manuel Bellido: ¿Cuáles son los próximos retos de CATEC?

Joaquín Rodríguez Grau: En los próximos años tenemos dos grandes retos, por un lado queremos situarnos como el socio natural de confianza de nuestras pymes andaluzas. Llevamos años trabajando para las tractoras (empresas como Airbus); para las grandes proveedoras, conocidas en nuestro sector como TIER-ONEs; y, sobre todo, para las pymes, pero en este momento queremos que todo ese esfuerzo de estos casi diez años, salga a la luz para conseguir que todas las empresas se sientan respaldadas y vean en CATEC su centro amigo, su primera opción de confianza y, por qué no decirlo, se enorgullezcan de contar en Andalucía, con un centro líder europeo en tecnologías aeroespaciales disruptivas, como lo está siendo la fabricación aditiva. Por otro lado, queremos desarrollar e impulsar en Andalucía al menos tres grandes proyectos relacionados con la Factoría del Futuro o Industria 4.0; con el emprendimiento y con el desarrollo de soluciones y aplicaciones aviónicas que tendrán su base de desarrollo en los sistemas no tripulados, proyectos de los que, espero, en los próximos meses se comience a oír hablar.

Manuel Bellido

 

Posts relacionados