Entrevistas

Entrevista a Javier Castro Baco, Secretario General de Innovación, Industria y Energía

posted by @mbellido 12 febrero 2017

Plan de Acción Andalucía Smart 2020

“Nuestro reto es impulsar un modelo de Ciudad Inteligente en Andalucía”

Entrevista a Javier Castro Baco, Secretario General de Innovación, Industria y Energía de la Junta de Andalucía

Manuel Bellido: ¿Qué motiva a impulsar desde la Junta de Andalucía el concepto de ‘Smart Región’ y trabajar por el desarrollo inteligente de sus ciudades?

Javier Castro Baco: El concepto de desarrollo inteligente es todo un reto y un proceso de transformación que tienen que asumir todos los municipios. La Junta de Andalucía decidió implicarse en este fenómeno a través de la iniciativa ‘Andalucía Smart’ y el plan de acción que la desarrolla, ‘Andalucía Smart 2020’, aprobado por Consejo de Gobierno el pasado 6 de septiembre de 2016.

Y decidió implicarse de forma muy activa, plasmando un modelo de ‘Smart Region’ que se basa en el aprovechamiento de las nuevas tecnologías para la mejora de la calidad de vida, como prioridad, y también en la sostenibilidad técnica y económica de los proyectos. Ahí es donde radica nuestra principal motivación: garantizar que todos los municipios andaluces, con independencia de su tamaño o de sus recursos económicos, puedan abordar en igualdad de condiciones sus proyectos tecnológicos, de despliegue de infraestructuras de telecomunicaciones, de emprendimiento tecnológico, de formación y atención a colectivos dependientes o en riesgo de exclusión digital.

Manuel Bellido: ¿Qué diagnóstico puede hacer de la situación actual?

Javier Castro Baco:  En el año 2014, y como paso previo a la elaboración del Plan ‘Andalucía Smart 2020’, se realizó desde la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio un estudio de diagnóstico y análisis de la situación de desarrollo inteligente de Andalucía. Gracias a este trabajo, disponible a través de la web de la Consejería, identificamos casi 400 iniciativas ‘Smart Cities’ en ejecución, pero también nos mostró que sólo el 12% de las entidades locales de Andalucía contaban, en ese momento, con una estrategia o plan de desarrollo inteligente definido y en ejecución. Podríamos destacar tres conclusiones principales de este estudio: en primer lugar, que las ciudades y municipios no disponen de un marco normativo y regulatorio suficiente, ni disponen de una metodología de referencia que guíe el proceso de transformación inteligente; en segundo lugar, no cuentan con suficientes mecanismos y herramientas de financiación para ejecutar estas iniciativas; y por último, que existen fuertes sinergias y similitudes en el contexto del desarrollo inteligente de las ciudades andaluzas, pero un bajo nivel de colaboración y compartición entre ellas. Y son estas tres conclusiones las que nos han permitido tener la visión necesaria para diseñar las líneas estratégicas y actuaciones prioritarias que debería incluir el plan de acción ‘Andalucía Smart 2020’.

Manuel Bellido: ¿Qué contiene el Libro Blanco Andalucía Smart?

Javier Castro Baco: El Libro Blanco Andalucía Smart (disponible en la web de la Consejería de Empleo) pone a disposición de los gobiernos municipales y resto del ecosistema inteligente, el modelo conceptual de ciudad inteligente que queremos impulsar en Andalucía. Se trata de una completa guía que ayuda a conocer mejor el contexto y el análisis competencial de las ciudades y municipios en materia de desarrollo inteligente, así como los diferentes tipos de fondos europeos y nacionales para la financiación de estos proyectos. Además, este Libro Blanco es una magnífica herramienta para que los municipios puedan realizar un autodiagnóstico del nivel de desarrollo inteligente, a partir del cual el ayuntamiento puede elaborar su propia hoja de ruta para convertirse en Ciudad Inteligente.

Manuel Bellido: ¿Qué actuaciones están previstas en el Plan de Acción Andalucia Smart 2020?

Javier Castro Baco: El Plan de Acción Andalucía Smart 2020 se encuentra publicado en el BOJA desde el 20 de septiembre de 2016, y contempla una serie de líneas estratégicas, medidas y cuadro de indicadores de impacto y de realización. En primer lugar, quisiera destacar como una de las principales acciones ya acometidas la creación de la Red de Agentes para el Desarrollo Inteligente de Andalucía (RADIA). Esta iniciativa fue puesta en marcha a través de un convenio de colaboración entre la Junta de Andalucía, la FAMP y las Diputaciones, y pretende definir y activar todo el ‘ecosistema Smart’ de Andalucía, para que todo este potencial colabore de forma coordinada en la definición y desarrollo del modelo de ‘Smart Region’ de Andalucía. Para ello, contaremos con un portal colaborativo denominado Andalucía Smart, que se acabará constituyendo con el tiempo en punto de encuentro y referencia de la RADIA. Por otro lado, entre las acciones a corto plazo, podríamos destacar la elaboración de un Marco Tecnológico de referencia, el Desarrollo Inteligente de las Ciudades, con el que pretendemos facilitar a los ayuntamientos todas las recomendaciones técnicas, administrativas, económicas, legales, etc., necesarias para definir sus proyectos tecnológicos de Ciudad Inteligente. La formación es crucial en este tipo de procesos de transformación y, por eso, vamos a poner en marcha los denominados ‘Bootcamps’, que son un servicio de capacitación dirigido a las entidades locales andaluzas para que, siguiendo el Libro Blanco, puedan definir su planificación estratégica y su hoja de ruta de desarrollo inteligente. Por último, no quiero dejar de citar otro proyecto clave de este Plan como es MOAD: Modelo Sostenible de Gobierno Electrónico de la Administración Local de Andalucía, un proyecto que comenzó hace casi diez años a través de un convenio suscrito con varias diputaciones. Hoy día, esta plataforma tecnológica de tramitación electrónica construida con estándares y software libre, está desplegada en más de 300 ayuntamientos. Pues bien, en el contexto del Plan Andalucía Smart 2020 pretendemos desplegar un servicio centralizado de innovación tecnológica continua de esta plataforma, y una importante revisión y ampliación del Catálogo de Procedimientos Electrónicos que contempla. Todas estas medidas se contemplan en la primera fase del plan de acción Andalucía Smart 2020. Las fases 2 y 3 previstas a partir de 2018 contemplan otras actuaciones, como la creación de una oficina de asesoramiento para la financiación de Ciudades Inteligentes o la elaboración y ejecución de un plan de atracción de inversiones para el desarrollo inteligente de Andalucía.

Manuel Bellido: ¿Cuáles son los ámbitos principales sobre los que es prioritario actuar?

Javier Castro Baco: Las prioridades de actuación vienen determinadas en el propio Plan Andalucía Smart en razón del orden natural y la coherencia, para ir poniendo en marcha aquellas medidas reflejadas en la planificación y contempladas en cada una de las fases del Plan que antes comenté. En este sentido, es fundamental el trabajo que se realice desde la constituida Red de Agentes para el Desarrollo Inteligente de Andalucía, ya que permitirá que las ciudades constituyan una red sólida que comparta las experiencias, productos y servicios, activando de forma efectiva el ‘ecosistema Smart’ de Andalucía para trabajar de forma colaborativa en avanzar más rápido hacia el modelo ‘Smart Region’ que queremos para el territorio.

Manuel Bellido: ¿Está preparada la Administración Pública para estos cambios?

Javier Castro Baco: Sin lugar a dudas. Porque Andalucía cuenta en estos momentos con un potente plan de acción que ha sabido diseñar y poner en marcha a tiempo. Un plan de acción que se construyó consultando a más de 50 responsables políticos y técnicos de entidades locales y agentes de interés, analizando más de 70 fuentes y publicaciones en Internet, y basándose en las respuestas de 146 cuestionarios electrónicos cumplimentados por ayuntamientos. En definitiva, un plan elaborado y diseñado a medida para quiénes son sus verdaderos beneficiarios: las ciudades y municipios de Andalucía.

Manuel Bellido: ¿Cómo afectarán a la Gobernanza de la Administración Pública estas actuaciones? ¿Está prevista una actuación para la modernización de las administraciones locales?

Javier Castro Baco: Nuestra respuesta para abordar todo este proceso, desde un modelo cooperativo y de gobernanza entre las diferentes administraciones públicas y resto de instituciones públicas y privadas que forman parte del concepto de ‘ecosistema Smart’, es el espacio de trabajo que antes citaba con el nombre de RADIA. Este marco de trabajo tiene unos objetivos muy concretos, entre los que puedo citar los de ofrecer información y asesoramiento continuo a las entidades locales en materia de Ciudades Inteligentes; habilitar espacios y facilidades para el debate y la reflexión permanente en torno al binomio Gobernanza Local y Ciudades Inteligentes, abierto a todos los agentes que intervienen en el ecosistema inteligente de Andalucía; habilitar productos y servicios destinados a la implementación de la Estrategia Local de Ciudades Inteligentes, en las ciudades y municipios de Andalucía; y, asimismo, establecer medidas de discriminación positiva que favorezcan la igualdad de oportunidades y el fomento de la participación ciudadana en clave de gobernanza local.

Manuel Bellido: ¿Y está nuestra sociedad preparada para estos cambios?

Javier Castro Baco: Para la construcción del modelo de ‘smart región’ que queremos para Andalucía, es crucial la participación y la implicación real de la ciudadanía. Y esto se ha planteado así porque creemos que la sociedad andaluza está preparada para asumir un rol de protagonista principal en todo este proceso de transformación inteligente de las ciudades y la región. Se trata de un factor que consideramos clave, porque muchos proyectos de Ciudad Inteligente fracasan al no conseguir crear un marco que haga atractiva la iniciativa a los ciudadanos, o aún existiendo este marco de participación, no se logra que los ciudadanos se impliquen en los proyectos. Por eso, en el Plan Andalucía Smart queremos potenciar la perspectiva de la participación y la transparencia de una forma transversal, desde todas las líneas estratégicas y medidas que se contemplan.

Manuel Bellido: ¿Cómo ve el futuro de nuestras ciudades? ¿Estaremos al paso de los cambios exponenciales que se están produciendo?

Javier Castro Baco: En mi opinión, estamos en un momento crítico para actuar en los modelos de ciudad que vamos a tener en el futuro próximo, si verdaderamente pretendemos cumplir los retos de sostenibilidad medioambiental y política energética de la Unión Europea para el año 2020. Sabemos que hoy día, el 80% de la población vive en las ciudades y los grandes núcleos urbanos, los cuales consumen aproximadamente el 70% de la energía mundial y generan el 80% del CO2 y otros gases responsables del efecto invernadero. Las ciudades del futuro tienen que incorporar esta visión estratégica a la hora de acometer su proceso de transformación inteligente. Si esto se cumple, el futuro de las ciudades se verá marcado por una serie de características, entre las que me atrevo a ver ciudades futuras con unos servicios municipales gestionados desde una perspectiva integral; ciudades en las que la participación ciudadana será una componente constante y activa en todas las iniciativas; en las que se impondrán modelos de gestión transversal de los recursos públicos basados en las nuevas tecnologías en busca del ahorro y la sostenibilidad; y que tendrán como prioridad en sus políticas públicas, la mejora de la calidad de vida de sus ciudadanas y ciudadanos en igualdad de oportunidades.

Manuel Bellido

Posts relacionados