Entrevistas

Entrevista a Francisco Moreno, presidente de Aminer

posted by @mbellido 11 abril 2017

“La minería metálica es una actividad que dinamiza la economía andaluza, con una facturación anual que ronda los 1.000 millones de euros”

Manuel Bellido: ¿Cómo valora la minería andaluza hoy día? ¿Cuál es su papel a nivel nacional?

Francisco Moreno: Hablar de minería en Andalucía es hacerlo de una actividad de larga tradición en la Comunidad, una actividad cuya trayectoria no ha sido siempre homogénea pero que, desde hace algunos años, ha supuesto un revulsivo para la creación de empleo y riqueza en la región. En el caso concreto de la minería metálica, la Comunidad es hoy un referente, una de las zonas más importantes en esta área en España y en el sur de Europa. Así, destaca en la extracción de este tipo de minerales, en la que es líder con el 80-90% de la producción nacional, porcentaje que hace que esta actividad despierte un gran interés y atraiga inversiones. Este interés está ligado en gran medida a la demanda de metales a nivel internacional, fundamentalmente como consecuencia de las necesidades de las economías emergentes, que está llevando a las principales compañías mineras a identificar y poner en valor yacimientos que puedan entrar en operación y Andalucía dispone de importantes recursos naturales, especialmente metálicos, cuyo aprovechamiento es clave en la actividad económica de la región. Además, uno de los puntos fuertes de este sector en el territorio es que, gracias a la evolución tecnológica, ha logrado acceder a recursos en lugares donde antes resultaba imposible y en condiciones de absoluta garantía para el medioambiente.

Manuel Bellido: ¿Qué proyectos se están desarrollando actualmente? ¿Y a corto plazo?

Francisco Moreno: Los principales proyectos mineros en Andalucía están ubicados en la Faja Pirítica Ibérica, que se extiende desde el borde occidental de la provincia de Sevilla y ocupa gran parte de la provincia de Huelva, hasta la costa atlántica portuguesa. En total, incluye más de 80 yacimientos, algunos en activo y de reconocida trayectoria, como Minas de Aguas Teñidas y Cobre Las Cruces, y otros antiguos en los que se están realizando nuevos trabajos, como la mina de Aznalcóllar, en Sevilla, explotada por Minera Los Frailes; la histórica Mina de Riotinto, probablemente el yacimiento de mayor concentración de sulfuros masivos volcanogénicos del mundo, cuya actividad se ha reiniciado tras un proceso de modernización; y la Mina de Sotiel, abandonada a principios de la década anterior, en Huelva. En esta provincia se encuentra también Mina Magdalena, un yacimiento con un alto contenido polimetálico en cobre, plomo y zinc que se ha constituido como un claro ejemplo de las muchas posibilidades que ofrece investigar e invertir en la Faja Pirítica Ibérica. Asimismo, hay otros proyectos aún en diferentes fases, desde la investigación hasta la tramitación administrativa, entre los que destacan Paymogo, Lomero Poyatos o Masa Valverde, todos en la provincia de Huelva. Fuera de la Faja Pirítica tenemos a Minas de Alquife, que sigue luchando para poder retomar su actividad en el yacimiento minero de Alquife (provincia de Granada) tras más de 20 años cerrada.

Manuel Bellido: ¿Qué inserción laboral tiene hoy día la minería en Andalucía?

Francisco Moreno: La minería metálica es una actividad que dinamiza la economía andaluza, con una facturación anual que ronda los 1.000 millones de euros. En términos de empleo, el sector es un gran revulsivo en Andalucía ya que, actualmente, la industria minera emplea de manera directa a 3.500 trabajadores, que ascenderían a 5.000 con los actuales proyectos en trámite y a 7.000 en determinadas fases de ejecución de infraestructuras. A ellos hay que sumar los 15.000 empleos indirectos, que podrían llegar a los 20.000 de la mano de los proyectos pendientes.

Manuel Bellido: ¿Qué presencia tiene la mujer dentro del sector?

Francisco Moreno: El sector minero cuenta con un porcentaje cada vez más elevado de mujeres, que se han ido integrando de manera progresiva en distintas áreas operativas y que, en muchos casos, ocupan puestos de responsabilidad, como directivas, supervisoras y jefas de departamento, aportando nuevos valores a una actividad tradicionalmente masculina y contribuyendo a la toma de decisiones de las compañías. En el caso de las grandes explotaciones mineras con las que actualmente cuenta Andalucía, MATSA y Cobre Las Cruces, las mujeres suponen un 17% y un 20% respectivamente sobre el total de empleados, un porcentaje muy superior, más del doble, a la media de presencia femenina en el sector.

Manuel Bellido: ¿Cómo valoran desde Aminer la implicación de la administración andaluza en sus últimas legislaturas en el respaldo al sector minero en la región?

Francisco Moreno: Fundamentalmente desde los últimos años, el sector cuenta con el respaldo del Gobierno andaluz. Además de los derechos mineros concedidos a través de diversos concursos públicos de la Junta de Andalucía, a mediados de 2016 ésta aprobó la Estrategia Minera de Andalucía 2020, la cual es muy bien valorada por Aminer, pues viene a reafirmar la apuesta de la administración pública por esta actividad. Este plan favorecerá la revisión, unificación y agilización de los procedimientos, garantizando así una mayor seguridad jurídica para las empresas y reducción de burocracia, un hecho esencial para la atracción de nuevas inversiones a la región. Por otro lado, en octubre de 2016, Aminer firmó un Protocolo General de Colaboración con la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía para el fomento y difusión de actuaciones que promuevan en mayor medida al sector de la minería metálica tanto dentro como fuera del territorio andaluz. Dicho protocolo viene a reforzar el que ya suscribieron ambas partes en febrero de 2015, pero el nuevo tiene como eje vertebral la ejecución de acciones contempladas específicamente en la Estrategia Minera de Andalucía 2020. En este sentido, el protocolo favorece la colaboración público-privada para el incentivo de programas de impulso al tejido empresarial local, para la mejora de la competitividad del sector en su conjunto; la puesta en valor del patrimonio minero andaluz; la institucionalización de la colaboración entre administraciones estatal, autonómica, provincial y local con competencias en materia de minas; la instauración de una regulación administrativa homogénea; la promoción de proyectos de innovación y de formación en materia de seguridad y salud minera; y la generación de empleo de calidad, entre otros. Y en ello estamos. Uno de los objetos principales de este protocolo es también la participación conjunta, de la administración pública y del sector privado, en eventos nacionales e internacionales para dar a conocer la potencialidad minera andaluza y lograr un mejor rendimiento económico de esta actividad. En este sentido, recientemente, la Junta de Andalucía, con el respaldo de Aminer, ha asistido a la PDAC International Convention, Trade Show & Investors Exchange, la convención de exploración minera más grande del mundo, celebrada a principios de marzo en la ciudad canadiense de Toronto. Y ya estamos inmersos también en la organización de la segunda edición del Metallic Mining Hall.

Manuel Bellido: ¿Es posible vincular la sostenibilidad al sector minero?

Francisco Moreno: La minería es una industria necesaria para la humanidad que, realizada de manera correcta y bajo el estricto cumplimiento de los parámetros legales vigentes, resulta fundamental para el desarrollo de nuestra región. En Andalucía, quienes ya están practicando la actividad minera lo hacen con las máximas garantías ambientales y la mínima afección al medioambiente, gracias también a la innovación. Es preciso tener en cuenta que hacer minería implica que el mineral se extrae, se emplea y se agota. Pero la investigación permite que se encuentren recursos donde nunca se han buscado y, de esta manera, se consigue que las reservas aumenten, cumpliendo así con las ordenanzas europeas que recomiendan emplear recursos propios y tener una menor dependencia externa. Esto es sostenibilidad. El desarrollo sostenible en el ámbito minero-metalúrgico también está ligado al reciclaje de metales. Hoy en día, el porcentaje de metales que se reciclan es muy elevado, ya que muchos de ellos pueden ser reciclados indefinidamente sin perder ninguna de sus propiedades, como el cobre, el aluminio o el zinc. Por ejemplo, más de un 50% de la demanda mundial actual de cobre y acero se cubre gracias al reciclado. El desafío está en reincorporar los metales al sistema productivo de las industrias metalúrgicas, ya que su recuperación es trascendental en la protección de los recursos naturales y del medioambiente.

Manuel Bellido: ¿Y si hablamos de innovación?

Francisco Moreno: Es uno de los puntos fuertes del sector en Andalucía. La región se ha convertido en referente de minería innovadora tanto a nivel europeo como mundial, con acciones que han sido pioneras ejecutadas tanto en Cobre Las Cruces como en Minas de Aguas Teñidas (MATSA), que son modelos de gestión minera sostenible basada en la continua innovación tecnológica. El yacimiento subterráneo operado por MATSA es explotado principalmente con el método de detención Long Hole Open, que es rellenado posteriormente con una pasta cementada, utilizando estériles sobrantes producidos en la planta de tratamiento de minerales. Su moderna planta de tratamiento tiene capacidad para procesar entre 4,3 y 4,6 millones de toneladas de mineral anualmente y funciona las 24 horas del día, los 365 días del año. Aproximadamente el 60% de los estériles sobrantes a partir de los circuitos de procesamiento llegan en forma de pasta a una instalación de eliminación de estériles y el revestimiento de esta instalación evita cualquier fuga al ambiente exterior. Este depósito también tiene un drenaje de fondo y un sistema de colección de filtración para evitar cualquier impacto ambiental. Los estériles sobrantes son mezclados con cemento y devueltos al interior de la mina desde la planta, considerada una innovación importante en la minería española. La apuesta por la investigación de la compañía le ha permitido activar otros dos yacimientos, ambos en la provincia de Huelva. Uno es Mina Sotiel, un yacimiento de mineral polimetálico inoperativo desde principios de la década anterior y que en la actualidad vuelve a ver cómo sale mineral de sus entrañas. El otro es Mina Magdalena, un yacimiento con un alto contenido polimetálico en cobre, plomo y Zinc. En un periodo inferior a tres años desde su descubrimiento, la empresa obtuvo todos los permisos administrativos y ambientales para comenzar su producción, constituyéndose así en un claro ejemplo de las muchas posibilidades que ofrece investigar e invertir en la Faja Pirítica Ibérica. Otra explotación innovadora es la de Cobre Las Cruces, en la provincia de Sevilla, que tiene una riqueza en cobre de siete a 12 veces superior a cualquier yacimiento de este tipo. Su planta hidrometalúrgica es de las más avanzadas del mundo en el tratamiento del cobre, que permite que éste salga fino comercializable desde la misma planta, así como también maximiza la reutilización de los recursos: agua, energía y materiales. Su producto final es un cobre con un 99,999% de pureza y el proceso de producción de cobre de esta compañía recibió de la entidad finlandesa Excellence Finlanden el premio a la Mejor Innovación en Calidad del Año. La compañía trabaja, además, en un proyecto para explotar una masa de sulfuros polimetálicos que se encuentra bajo el actual yacimiento, para lo cual está realizando en la actualidad diferentes ensayos con una planta piloto hidrometalúrgica innovadora en este tipo de materiales.

Manuel Bellido: La segunda edición del Metallic Mining Hall, el Salón Internacional de la Minería Metálica, tendrá lugar en octubre. ¿Qué aportará esta nueva edición?

Francisco Moreno: La segunda edición del Metallic Mining Hall (MMH), Salón Internacional de la Minería Metálica, se celebrará del 17 al 19 de octubre en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla. Éste estará centrado, en esta ocasión, en la sostenibilidad y en la economía circular, y situará de nuevo a Andalucía como epicentro mundial de la actividad minera mostrando, además, su capacidad de atraer inversiones desde distintos puntos del planeta. Su primera edición ya gozó de un importante éxito, tanto en calidad, gracias al excelente nivel en contenido de las jornadas técnicas y de notoriedad de las empresas expositivas; como en cantidad, en cuanto a número de patrocinadores, expositores, congresistas y visitantes. En 2017, la capital andaluza volverá a erigirse como punto de encuentro entre profesionales de grandes compañías y de las administraciones con competencia en la materia para analizar el estado de salud de la actividad minera. En esta ocasión, el congreso persigue lograr una mayor presencia internacional en sus jornadas técnicas, tanto del sector empresarial como de la Comisión Europea, y se está trabajando en un buen programa científico, reduciendo el número de salas con ponencias para que resulte menos denso. Con el fin de complementar la oferta de formación dirigida al congresista asistente al MMH, se está trabajando en el diseño de actividades paralelas al congreso como la realización de cursos y seminarios específicos o las visitas a explotaciones mineras. Al igual que en su primera edición, en 2015, vuelvo a ocupar el cargo de Comisario del Salón.

Manuel Bellido: Además, Sevilla será la sede del XIV Congreso Internacional de Energía y Recursos Minerales y del 2018 International Symposium in Slope Stability in Open Pit Mining. ¿Qué supondrá para la ciudad y para la comunidad andaluza?

Francisco Moreno: Efectivamente, Sevilla será la sede de ambos eventos, organizados por el Consejo Superior de Colegios de Ingenieros de Minas y por el Colegio Oficial de Ingenieros de Minas del Sur, y que se celebrarán entre el 10 y el 13 de abril del próximo año en el Hotel Barceló Sevilla Renacimiento. Bajo el lema Sosteniendo el Futuro, esta nueva edición del congreso, que nació en 1960 y que se celebra en esta ocasión en la capital hispalense, prevé congregar a alrededor de 1.000 congresistas, con la presencia de empresas y expertos del sector minero de todo el planeta. Las principales áreas temáticas de su programa científico girarán en torno a la innovación en exploración y explotación, las materias primas y recursos minerales, agua y energía, reciclaje y economía circular o sistemas de gestión y marco normativo. Contará con distintas salas para la celebración de ponencias, comunicaciones y mesas redondas, un área de workshop y medio centenar de stands comerciales, entre otros alicientes. También se cerrará próximamente un programa de actividades paralelas que incluirá visitas técnicas a distintos espacios relacionados con el sector minero y energético andaluz, como las minas de Cobre Las Cruces, MATSA y Riotinto o las instalaciones de Atlantic Copper e Impala Terminals Huelva.

Manuel Bellido: ¿Qué retos tiene Aminer? ¿Qué balance hace de su trayectoria a favor de la minería andaluza?

Francisco Moreno: Las compañías directamente relacionadas con la actividad minera, que están generando un interesante tejido empresarial con muchos elementos comunes y con las mismas necesidades y retos, crearon en 2010 Aminer, Asociación de Empresas Investigadoras, Extractoras, Transformadoras Minero-Metalúrgicas y de Servicios, para aprovechar las ventajas de escala y las sinergias de grupo en cuestiones relevantes para su desempeño, centrándose en los siguientes objetivos: la representación colectiva de sus asociados; la interlocución con las administraciones públicas; el fomento de la minería metálica como sector estratégico para el desarrollo socioeconómico y la difusión de una imagen positiva de la minería en la sociedad. En la actualidad, Aminer cuenta con 13 miembros que representan el 90% de las entidades relacionadas con la minería metálica de Andalucía: Cobre Las Cruces, Atalaya Mining, Exploraciones Mineras del Andévalo, Minas de Aguas Teñidas, Minas de Alquife, AGQ Mining, Ayesa, Insersa, Geomatec, Minesur, Colegio Oficial de Ingenieros de Minas del Sur, Minera Los Frailes y Maxam. El balance que hacemos de nuestra trayectoria es muy positivo. El pasado año fue muy especial para nosotros porque celebramos el quinto aniversario de nuestra asociación, por lo que diseñamos varias acciones, entre las que figuran el ‘Foro Aminer’, para reunir a personalidades de primera línea relacionadas con el sector minero. Dado el éxito que ha tenido en sus primeras convocatorias, actualmente ya estamos trabajando en nuevos foros para 2017 y también estamos inmersos en la preparación del MMH 2017, entre otras iniciativas y eventos. No obstante, ahí donde veamos la oportunidad, Aminer seguirá trabajando como hasta ahora para lograr un impulso significativo de este sector en nuestra Comunidad, poniendo en valor el potencial de una actividad que, por sus características y proyección de futuro, está jugando un papel determinante en el desarrollo de la región. Por último, ya que este es un sector en continuo proceso de cambio y apuesta por la innovación, tanto tecnológica como medioambiental, tenemos que conseguir que, de una vez por todas, la minería sea vista como una industria necesaria, tecnológicamente avanzada, y como un bien común para toda la sociedad.

Bio

Francisco Moreno estudió en la Politécnica de Linares (Jaén) y ha realizado un curso sobre Hidrogeología en la Escuela de Caminos; un curso de perforación y sondeos en la Fundación Gómez Pardo, donde también ha participado en mesas redondas; y un curso de Alta Dirección MBA en San Telmo.

 El presidente de Aminer es también presidente de la Comisión de Minería de la FOE, presidente de Ceamin, presidente de Termas de Buenavista, presidente-consejero delegado de Insersa, presidente de Nature Pack, presidente de Tubespa y presidente de Insersa Chile. Además, es director de Perforación y Sondeos de Ingemisa y vicepresidente de Condefem y de Insersa, así como responsable del Departamento de Minería de Rodio y técnico del Departamento de Agua de la misma compañía.

Administrador único de Minas de Aguas Teñidas (MATSA), administrador concursal de Almagrera y socio fundador de Insersa, Francisco Moreno ejerce como consejero del Centro de Empresas de Riotinto (CER), en Sofinsa y en Ingemisa.

Asimismo, es miembro del Pleno de la Cámara de Comercio de Huelva, del Comité Ejecutivo de la FOE, de la Junta Directiva de la CEA, y de los Consejos de Desarrollo Local de Nerva y Calañas.

Posts relacionados