Entrevistas

Entrevista a Francisco Javier Fernández Consejero de Turismo y Deporte Junta de Andalucía

posted by @mbellido 7 octubre 2016

“La sostenibilidad es una necesidad que tenemos que asumir como destino”

Manuel Bellido: Las Naciones Unidas han proclamado 2017 como el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo. ¿Cómo valora la sostenibilidad del turismo en Andalucía? ¿Cree que aún le falta camino por recorrer? ¿Cuáles son sus pros y sus contras?

Francisco Javier Fernández: La sostenibilidad es una necesidad que tenemos que asumir como destino. En la actualidad, el nivel de satisfacción de los visitantes no sólo viene determinado por los elementos tradicionales, sino por una multiplicidad de factores y depende directamente tanto de la capacidad de un espacio determinado de integrar los atractivos patrimoniales, culturales, naturales y paisajísticos como de la prestación satisfactoria de los servicios públicos y privados. Este contexto, en el que Andalucía aspira a seguir siendo un referente de primer orden internacional, obliga a reorientar las estrategias y a tener en cuenta tres elementos esenciales de cara al futuro. Por un lado, la sostenibilidad como un compromiso ético de conservación y protección del medio ambiente y, en especial, como una exigencia del mercado. Por otro lado, la ordenación y gestión adecuada del espacio turístico como un elemento de competitividad frente a otros países y áreas receptoras. Y, por último, la innovación y la excelencia como pilares del crecimiento turístico.

Manuel Bellido: El Consejo de Gobierno aprobó en febrero el Plan General de Turismo Sostenible de Andalucía Horizonte 2020. ¿Cuáles son los principales puntos?

Francisco Javier Fernández:Bajo estas premisas que acabo de citar, se ha aprobado el Plan General de Turismo Sostenible de Andalucía (PGTS) Horizonte 2020, un nuevo marco estratégico con un presupuesto de 420 millones de euros para sus cinco años de vigencia que pretende dotar al sector de instrumentos y recursos con los que adaptarse a los cambios del entorno, del mercado, de la competencia y de la tecnología. Este plan marca las pautas para dirigir la evolución de la industria turística y sirve de referencia para el resto de los instrumentos de planificación en la materia, como la Estrategia Integral para el Fomento del Turismo Interior Sostenible, el Plan de Fomento del Turismo Sostenible del Litoral, las Estrategias para la Gestión de la Estacionalidad Turística, el Plan Director de Marketing o los Planes de Grandes Ciudades, entre otros.

Manuel Bellido: ¿Qué metas se ha puesto Andalucía a corto y medio plazo en base al Plan?

Francisco Javier Fernández:Andalucía tiene capacidad para continuar creciendo y para hacerlo de una forma sostenible y equilibrada. Nuestro destino debe aprovechar el esfuerzo y el trabajo realizado todos estos años para sentar las bases de un futuro prometedor con la vista puesta en 2020, un horizonte en el que estimamos alcanzar los 31,5 millones de turistas con una industria más fuerte, más competitiva y más excelente. En definitiva, debemos acometer, bajo el paraguas del nuevo Plan General de Turismo Sostenible, un proceso de innovación y reinvención permanente que nos permita consolidar este sector como un motor de desarrollo y de generación de riqueza y empleo de calidad.

Manuel Bellido: ¿Qué papel tiene el turismo interior dentro del plan?

Francisco Javier Fernández:Precisamente, uno de los instrumentos de planificación que también hemos aprobado al amparo del PGTS es la Estrategia Integral de Fomento del Turismo de Interior Sostenible de Andalucía Horizonte 2020. Este programa de actuación transversal contará con un presupuesto de 230,9 millones de euros en los próximos cinco años para revitalizar, a través de este sector, la actividad económica en los municipios de menos de 100.000 habitantes y no ribereños del mar. La nueva planificación tiene como principales objetivos potenciar el desarrollo turístico, las economías de escala, el asentamiento de población y la creación de empleo en más de 700 municipios de la comunidad.

Manuel Bellido: ¿Cómo se consigue un turista sostenible?

Francisco Javier Fernández:El viajero es hoy el centro de la actividad turística. Nos encontramos ante un nuevo perfil de visitante que cuenta con mayor poder de decisión, es más emocional y busca acumular experiencias en sus desplazamientos. Asimismo, es más exigente con la relación calidad-precio y con la sostenibilidad, utiliza nuevos canales de información y dispone de un abanico cada vez mayor de lugares, países y regiones donde elegir. Por tanto, no se trata de conseguir o ‘crear’ un turista sostenible, sino más bien al contrario: somos nosotros los que tenemos que responder a sus expectativas como destino sostenible.

Manuel Bellido: ¿Cuáles son las principales acciones necesarias en Andalucía para alcanzar un alto grado de sostenibilidad desde el punto de vista medioambiental? ¿En qué medida es compatible el crecimiento económico con esa necesaria preservación de los recursos naturales y culturales?

Francisco Javier Fernández: El turismo es uno de los principales responsables del crecimiento económico andaluz, aunque es indudable que, al igual que otras actividades productivas, ejerce presión sobre los recursos naturales y el territorio. La política turística ha intervenido hasta ahora en la realidad del sector abordándola desde dos puntos de vista: la demanda, a través de actuaciones de promoción para la captación de clientes; y la oferta, con medidas centradas, sobre todo, en la ordenación y el fomento de los distintos productos y segmentos. Sin embargo, en la coyuntura actual, en la que la evolución y los cambios que afectan al sector están transformado los pilares que habitualmente han condicionado la competitividad turística, ha surgido un tercer punto de vista relativo al entorno donde se desenvuelve la vivencia de los visitantes. Por ello, el modelo de desarrollo para los próximos años ha de ser viable económicamente y equitativo desde una perspectiva ética y social, pero, sobre todo, ha de ser ecológicamente soportable a largo plazo. En un escenario cada vez más competitivo y con una oferta más sofisticada, este criterio constituye, sin duda, un elemento indispensable para aprovechar los recursos, maximizando la satisfacción de los visitantes sin generar impactos negativos.

Manuel Bellido: ¿Cómo afectará al mercado laboral en el desarrollo de un turismo más sostenible? ¿Cree que es necesario mejorar la oferta formativa para alcanzar esta meta?

Francisco Javier Fernández: La calidad del empleo es un aspecto que redunda en la competitividad del destino y un componente fundamental del grado de fidelización, ya que los profesionales que atienden a nuestros turistas son la cara más visible del sector y una parte esencial de la imagen de Andalucía, desde la primera atención que reciben los viajeros a su llegada hasta la última que van a guardar en su álbum de recuerdos. Por tanto, una persona bien formada, con buenas condiciones laborales, con estabilidad e implicadas en su empresa siempre va a sumar en positivo en la satisfacción del visitante; al igual que una deficiencia en este sentido, sin duda, influirá en negativo en la percepción del destino, aunque tengamos las mejores instalaciones, los recursos más espectaculares o los productos más competitivos. A este respecto, estamos orientando toda nuestra política a dotar de mayor estabilidad estructural a nuestra industria turística, reducir la estacionalidad y mejorar las condiciones que favorecen la cualificación de los profesionales a través de herramientas como el propio PGTS, el Plan Director de Marketing, los planes de desestacionalización o la labor de Andalucía Lab. Todos los implicados en la actividad turística -administraciones, empresarios, sindicatos, universidades, centros formativos y los propios trabajadores- somos responsables de asegurar que estas condiciones sean las óptimas, porque el sector se merece un empleo a la altura de las exigencias de la demanda y de las necesidades de las  personas.

Manuel Bellido

Posts relacionados