Entrevistas

Entrevista a Francisco Arteaga, director general de Endesa para Andalucía y Extremadura

posted by @mbellido 8 octubre 2015

“Málaga, el proyecto y nuestra empresa se han convertido en referentes en innovación y generación de nuevos proyectos”

 Manuel Bellido: La ciudad de Málaga, pionera a nivel mundial en la gestión de ciudades inteligentes, lleva más de 5 años siendo el escenario del proyecto de Enel/Endesa Smartcity Málaga. ¿Qué valoración hace de la experiencia de Zem2All en estos años?

Francisco Arteaga: El proyecto no puede arrojar resultados más positivos, y para ello, bastan las cifras que dan sobrada cuenta de este éxito: en torno a 4.200.000 kilómetros recorridos el pasado mes de septiembre por los más de 200 vehículos participantes, lo que ha supuesto un ahorro de emisiones de CO2 a la atmósfera de 300.000 kilos y un nivel de satisfacción entre las personas que conducen los coches eléctricos monitorizados muy elevado. En estos más de tres años de proyecto, desde Endesa siempre nos hemos sentido orgullosos de liderar una iniciativa que nos está demostrando que, sin renunciar a nuestro nivel de bienestar, podemos contribuir a un mundo y un entorno más sostenibles, idea que comparten con nosotros nuestros socios, desde el Ayuntamiento de Málaga, con cuyo apoyo hemos contado en todo momento, como la propia Administración central de la mano del CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial) del Ministerio de Economía y Competitividad, el organismo japonés homólogo NEDO, hasta los socios Ayesa, Telefónica, Mitsubishi e Hitachi.

 

Manuel Bellido: Una de las mayores amenazas con la que nos encontramos hoy en día son las emisiones contaminantes en este sentido, ¿cómo evalúa la experiencia de Zem2All?

Francisco Arteaga: La cifras son, como acabamos de comentar, más que elocuentes, pero qué duda cabe que no podríamos hoy estar felicitándonos por haber llegado hasta ahí de no haber apostado por la innovación, que es una de las claves de futuro y de desarrollo social, empresarial y de bienestar para todos. La referencia de Smart City Málaga, en la que hemos colaborado, además de con las administraciones antes citadas también con la Junta de Andalucía, ha sido una fuente de gran reconocimiento internacional para Málaga y Endesa. A la vez, ha supuesto un trampolín importante y un paraguas que nos ha permitido tanto avanzar en el proyecto Zem2All como en que los otros socios del consorcio, así como los propios ciudadanos y usuarios actuales, confiaran en nosotros y nuestros objetivos. Y esta innovación ha de venir de la mano de la investigación pero también de la puesta en práctica de ideas que pongan en marcha iniciativas que hasta hace poco podrían no considerarse viables, como la que acabamos de presentar con Europcar en Málaga para el alquiler de coches eléctricos en la ciudad por minutos, con el fin de que el uso de este tipo de vehículos sea cada vez más competitivo y se afiance entre los ciudadanos como una gran opción.

 

Manuel Bellido: ¿Qué tipo de recargas se han aplicado en estos años?

Francisco Arteaga: Aquí los números vuelven a ser elocuentes, ya que las más de 99.000 cargas realizadas por esos dos centenares de usuarios han sido posibles gracias al despliegue de una red de puntos de carga de las mayores desplegadas en una ciudad de Europa, especialmente en lo que a carga rápida se refiere, pensada para la viabilidad, comodidad y rapidez que exige el uso cotidiano de los dos centenares de vehículos eléctricos que monitorizamos. Los vehículos implicados y los puntos de recarga están conectados con un centro de control desde donde se emite información en tiempo real sobre aspectos que hacen más fácil y eficiente los desplazamientos y las responsabilidades del conductor como la localización del punto de carga rápido más cercano o el mejor camino para llegar a él. También se han desarrollado aplicaciones que hacen que desde el teléfono inteligente de cada usuario se pueda gestionar y recibir información sobre el coche y su carga o reservar plaza en un punto de recarga.

 

Manuel Bellido: ¿Cómo han sido estos cargadores y cuántos se han instalado en la ciudad?

Francisco Arteaga: El proyecto cuenta con un total de 23 puntos instalados para el repostaje rápido, además de los numerosos convencionales y, si bien al comienzo los cargadores rápidos eran solo para los usuarios adheridos a Zem2All (a quienes se ha dispuesto también de un punto de carga en sus hogares o negocios), hoy en día cualquier usuario de vehículo eléctrico puede tener acceso a éstos. Complementando la red de puntos de carga hemos instalado también una microrred o el equivalente de un sistema eléctrico a pequeña escala, con generación fotovoltaica, almacenamiento energético, seis puntos de recarga bidireccionales para vehículos eléctricos (el vehículo puede cargarse de electricidad o evacuar a la red aquella que no ha utilizado) y un sistema de control inteligente capaz de gestionar y planificar el funcionamiento de dicha micro red según las necesidades específicas. Así, esa micro red es capaz de integrar fuentes de generación, almacenamiento de energía y cargas gestionables que pueden funcionar como pequeñas islas de energía o unidades energéticamente autosuficientes aunque conectadas a la red. Sistemas así, están llamados a convertirse en piezas clave para lograr un sistema eléctrico más eficaz, eficiente y robusto.

 

Manuel Bellido: ¿Qué repercusión ha tenido a nivel mundial esta experiencia?

Francisco Arteaga: En todos los aspectos está siendo tremendamente positiva y ha colocado a nuestro país, en general, y a Málaga, sus ciudadanos y sus responsables municipales, en particular, en un puesto de cabeza en el liderazgo internacional en soluciones novedosas, innovadoras, sencillas y respetuosas con el entorno. La capital malagueña, el proyecto y nuestra empresa se han convertido, así, en referentes en innovación y generación de nuevos proyectos. Sin ir más lejos, hace poco se presentó en Málaga la puesta en servicio de Zem2All y de Europcar de un servicio de alquiler de coches eléctricos en la ciudad por minutos, con el fin de que el uso de este tipo de vehículos sea cada vez más competitivo y se afiance entre los ciudadanos como una opción para contribuir a la mejora global sin renunciar a sus hábitos y a la comodidad, a la vez que contribuimos a conformar una sociedad de futuro sostenible.

 

Manuel Bellido

Posts relacionados