Entrevistas

Entrevista a Fabián Varas, director de Desarrollo Técnico de Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA)

posted by @mbellido 8 agosto 2017

“Los sectores tradicionales darán un salto cualitativo gracias al Big Data”

Manuel Bellido: ¿Cuáles son las claves de las 7 V del Big Data?

Fabián Varas: El Big Data no es esencialmente un concepto tan novedoso. Científicos, investigadores y empresas llevan muchos años desarrollando tecnologías y soluciones para estructurar y poder utilizar los datos a su alcance y extraer información de utilidad. Tecnologías como Data Mining o Business Intelligence son precursoras del Big Data. Posiblemente, la frontera entre estas tecnologías y la verdadera novedad del Big Data radica en el nivel de estructuración de los datos, que ahora pasan a ser de muy diversas fuentes, y su uso para predecir en vez de analizar lo ocurrido. Es en esa frontera donde surge la idea de las Vs del Big Data como una forma de distinguir esta nueva tecnología de las anteriores. Y hay quien habla de 3, 5, 7, 9 o incluso más Vs. Las tres principales son: el Volumen (cantidad de datos generados), la Velocidad (de generación de nuevos datos) y la Variedad (cantidad de fuentes de datos). El aumento de las magnitudes de estas 3 Vs dio lugar a la generación de las nuevas tecnologías que hoy denominamos Big Data. Desde el punto de vista del beneficio del Big Data, el objetivo es la extracción de la información de los datos y, de ahí, surge la siguiente V, el Valor de los datos y desde el punto de vista operacional, los datos deben ser Veraces, su representación Visible y su análisis Viable. Ya tenemos ahí las 7 Vs. Pero la cosa no para ahí, expertos y tecnólogos también se refieren a la Volatilidad de los datos, su Variabilidad, su Vitalidad (relacionada con su criticidad) o su Vinculación, entre otros.

Manuel Bellido: ¿Qué oportunidades ofrece el Big Data a la economía andaluza?

Fabián Varas: La gran ventaja del Big Data es la posibilidad de tomar decisiones más acertadas en el momento más adecuado basadas en un mayor nivel de información y, sobre todo, el poder predecir lo que va a ocurrir. Está bien saber lo que ha ocurrido y por qué, pero es mucho mejor saber qué va a ocurrir. El Big Data ayuda a reducir la incertidumbre y permite aprovechar oportunidades que no se detectarían sin la posibilidad de gestionar un volumen masivo de datos, cruzarlos y extraer información útil. Estas ventajas no son específicas para Andalucía ni diferentes para cualquier otro sistema productivo. Lo que sí es cierto es que, en esta comunidad, hay determinados sectores con un peso importante en el PIB que pueden beneficiarse especialmente de la aplicación del Big Data, en algunos casos de manera realmente revolucionaria y transformadora. Se trata de sectores como el agroalimentario o el turístico, hasta ahora menos tecnificados y con una gestión más rudimentaria, que tienen la oportunidad de dar un salto cualitativo en su gestión y los resultados de su negocio gracias a las tecnologías de Big Data. De hecho, la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía está liderando una plataforma de Especialización Inteligente S3P Agrifood de Big Data y trazabilidad para el sector agroalimentario. El objetivo es conseguir que el sector sea más competitivo a través del uso correcto de los datos, ya que su transformación en información útil supone un vector de innovación. Se trata de una senda de competitividad que plantea grandes oportunidades de innovación a todo el sector agroalimentario.

Manuel Bellido: ¿Podría indicarme algunos ejemplos de aplicación de Big Data en Andalucía?

Fabián Varas: Los que mejor conozco son obviamente los que estamos respaldando desde CTA. Ya hemos financiado una veintena de proyectos de I+D+i que desarrollan en Andalucía diferentes aplicaciones de Big Data, a los que hemos concedido casi cinco millones de euros en incentivos y que movilizarán una inversión privada cercana a 12 millones. Por ejemplo, entre los más recientes y vinculados a los sectores anteriormente mencionados, podríamos destacar un proyecto de la empresa ec2ce, que aplica Big Data a la predicción de la plaga de la mosca del olivo; otro de la empresa Guadaltel, que aplica esta tecnología al análisis de tendencias turísticas; y un tercero de la empresa Lantia, para la creación de una multiplataforma de gestión inteligente del mercado turístico, entre otros.

Manuel Bellido: ¿Qué empresas son punteras en el desarrollo de Big Data en Andalucía?

Fabián Varas: Además de las tres empresas que te acabo de comentar, ec2ce, Gualdaltel y Lantia, también hay otras empresas miembros de CTA que destacan por sus capacidades para desarrollar aplicaciones de Big Data como Knowledge Media Group, Singular, Tier1, Isotrol, Wellness Telecom, Indra, GMV o Ingenia.

Manuel Bellido: ¿Están preparadas las empresas andaluzas para gestionar la cantidad de datos que generan hoy día?

Fabián Varas: Las empresas andaluzas todavía tienen recorrido en la incorporación de tecnología para gestionar mejor la toma de decisiones en la empresa. La acertada gestión e interpretación de los datos mediante el uso de tecnologías Big Data ayuda a obtener una visión mucho más clara de lo que está ocurriendo, por qué y qué puede ocurrir a continuación. Es importante analizar los resultados que arroja el cruce de datos y asumir que es probable que ciertas ideas preconcebidas no son correctas. No obstante, no sólo es cuestión de manejar muchos datos, sino, sobre todo, de que las preguntas a las que se busca respuesta sean las adecuadas para el negocio.

Manuel Bellido: ¿Cuáles son las tendencias de innovación o hacia dónde va el futuro en Big Data?

Fabián Varas: No tengo la bola de cristal sobre cómo va a evolucionar la tecnología y su uso, pero puedo comentar que en CTA creemos que un área de innovación radical está en la combinación, entre otros, del Big Data y del Cloud Computing para convertir en accesibles muchos de los datos que hoy están almacenados de manera aislada. Hasta ahora, la información electrónica de cada empresa, entidad o persona física ha sido almacenada y procesada en sistemas totalmente independientes sin posibilidad de conexión pero, ¿qué pasaría si la información pasase a almacenarse en sistemas interconectables y ésta empezase a ser procesada de forma conjunta? La respuesta es simple, pero visionaria: podríamos pasar de la Sociedad de la Información a la Sociedad del Conocimiento. El concepto del KaaS (knowledge as a service) y su oportunidad fueron detectados por CTA hace unos años como una gran oportunidad de innovación y negocio. No toda la información almacenada es sensible o confidencial y la que lo es, sólo suele serlo en un determinado contexto. Esa información no sensible o descontextualizada, o más bien el conocimiento que pueda generarse de ella, puede ser de enorme utilidad para otros sin suponer un problema de confidencialidad o competitividad. Dejaríamos de estar limitados en el acceso al conocimiento por el acceso a la información e incluso podríamos estar hablando de pagar por el acceso al conocimiento y no por los datos.

Manuel Bellido

bio

Ingeniero Superior de Telecomunicaciones por la Universidad Politécnica de Cataluña, Máster en Gestión de la Innovación por La Salle International Graduate School y con formación en emprendimiento por la Stanford University y la University of California, Berkeley, Varas es, desde enero de 2015, director técnico de CTA. Anteriormente, fue responsable técnico del sector TIC en CTA, donde ha sido evaluador y asesor de proyectos de I+D+i. Previamente, inició su carrera laboral en BT en el Reino Unido, convirtiéndose en experto en tecnologías inalámbricas y gestión de espectro radioeléctrico. Cuenta con más de 15 años de experiencia en la ejecución y gestión de proyectos empresariales de I+D+i.

Posts relacionados