Entrevistas

Entrevista Damien Marantelli, consejero delegado de Cobre Las Cruces

posted by @mbellido 2 julio 2014

“Aspiramos a convertirnos en un ejemplo de minería innovadora”

Analizamos con el consejero delegado de Cobre Las Cruces, Damien Marantelli, el presente, pasado y futuro del complejo minero. Unas instalaciones que hoy cuentan con una plantilla propia de 250 trabajadores y da empleo directo a otros 700 y que prevé invertir en los próximos cinco años 150 millones de euros que se sumarían a los 900 acumulados a finales de 2013

Manuel Bellido: ¿Cuáles son las características más importante de Cobre la Cruces y qué hace de esta empresa un emblema de la minería del siglo XXI?

Damien Marantelli: Como todos los proyectos mineros, Cobre Las Cruces tiene una historia larga, que se remonta a 1992 cuando se detecta una anomalía en esta zona que indicaba la posible existencia de una masa importante de mineral en el subsuelo. En mayo de 1994, las perforaciones cortan por primera vez lo que poco tiempo después se confirmó como el singular yacimiento que hoy operamos. Esa singularidad es una de las principales características de esta mina. Se trata de un yacimiento pequeño en comparación con la mayoría de las minas del mundo, pero extraordinariamente rico. La otra característica diferencial es que contamos con una tecnología innovadora para la elaboración del cobre a partir del mineral. Nuestra planta hidrometalúrgica, situada a menos de un kilómetro de la mina, nos permite obtener un cobre de gran calidad, completando todo el proceso en nuestras instalaciones, lo que significa que el valor añadido se queda aquí mismo. Por último, las soluciones que aplicamos en cuestiones fundamentales como la gestión del agua y de los residuos, nos han posicionado como un referente internacional de minería sostenible.

Manuel Bellido: Cobre Las Cruces es la única empresa de First Quantum Minerals en España. ¿Cuáles son las características de este yacimiento?

Damien Marantelli: Hablamos de unos 17 millones de toneladas de mineral, del que esperamos extraer alrededor de un millón de toneladas de cobre. La ley del yacimiento, es decir, el porcentaje de cobre que contiene una tonelada de mineral, es en torno al 6%. Esto es algo inisual. La mayoría de las minas de cobre no llegan al 1%, que es, por ejemplo, lo habitual en la faja pirítica ibérica en la que nos encontramos. En efecto, somos la única operación de First Quantum en España. Nuestro propietario cuenta con otras seis minas abiertas en Finlandia, Turquía, Mauritania, Zambia y Australia. Principalmente son minas de cobre.

Manuel Bellido: El proceso de elaboración se basa en tecnología hidrometalúrgica. ¿En qué consiste?

Damien Marantelli: La hidrometalurgia se distingue de la pirometalurgia, el proceso más habitual para la elaboración de cobre, en que elimina la fundición y la sustituye por un proceso físico-químico llamado lixiviación. Los pasos previos y posteriores a la lixiviación son muy similares a los que se emplean en las fundiciones. El corazón del proceso son las torres o reactores de lixiviación, en las que el cobre se obtiene al mezclar el mineral con oxígeno y ácido sulfúrico. En realidad la lixiviación es un proceso que se desarrolla en la naturaleza a lo largo de miles de años. La tecnología nos permite hacerlo solo en unas horas.

Manuel Bellido:  Este yacimiento está bajo un acuífero. ¿En qué le afecta esta ubicación positiva o negativamente?

Damien Marantelli: Ha sido uno de los principales retos para la operación minera. Al estar bajo el acuífero Niebla-Posadas, la actividad minera a cielo abierto requería evitar que el agua inundase la corta. Para ello se desarrolló una infraestructura de ingeniería hidráulica de gran alcance, que denominamos Sistema de Drenaje y Reinyección. Su misión es extraer el agua del acuífero antes de llegar a la corta y reinyectarla posteriormente en otro punto del mismo. La calidad del agua del acuífero a su paso por el yacimiento es muy mala, ya que lleva miles de años en contacto con metales. Inicialmente el SDR se limitaba a extraer y reinyectar el agua sin alterar su calidad. A partir de 2009, con la construcción de una planta de tratamiento de agua por ósmosis inversa, toda el agua que extraemos la depuramos a calidad de potable y la reinyectamos limpia. Por tanto podemos afirmar que estamos mejorando la calidad del agua del acuífero en esta zona.

Manuel Bellido:  Háblenos de residuos. ¿Son un problema para Cobre las Cruces?

Damien Marantelli:  Toda actividad minera genera un volumen importante de residuos. Nosotros, además, tenemos los residuos de la planta de elaboración de cobre. Sin embargo las soluciones que aplicamos están demostrando ser eficaces y se han convertido en ejemplos de minería sostenible. Los residuos de la actividad minera se llevan a escombreras que se van restaurando desde el primer día, logrando una total integración paisajística. Por su parte, los residuos de la planta hidrometelúrgica se secan y se encapsulan en unos depósitos especialmente diseñados para ello, evitando así las balsas de lodos tradicionales en las minas.

Manuel Bellido: ¿En qué fase se haya la corta minera de Cobre las Cruces? ¿Cuáles son los siguientes pasos?

Damien Marantelli:  La corta se ha diseñado en seis fases, cada una de las cuales permite alimentar la planta de elaboración de cobre entre dos y tres años. Actualmente estamos trabajando en la cuarta fase y hemos iniciado el desmonte de tierra en la quinta. Cuando esté completada tendrá aproximadamente 900 metros de ancho por 1.600 metros de largo. Las fases se van solapando, lo que significa que podemos trabajar en varias a la vez, en diferentes labores. En cuanto a la profundidad, estamos ahora a unos 190 metros y alcanzaremos unos 230.

Manuel Bellido:  ¿Qué rendimiento tiene la planta en cuanto a producción?

Damien Marantelli: El rendimiento de la planta ha sido clave en la evolución de Cobre Las Cruces desde que iniciamos la producción de cobre hace cinco años. En junio de 2009 salió de la planta el primer cátodo de cobre. A partir de ese momento fue incrementando progresivamente su rendimiento hasta que en la primavera de 2012 alcanzó su máxima capacidad, 6.000 toneladas mensuales de cátodos. En 2014 nos acercaremos a una producción total de 72.000 toneladas. Esto es en lo que se refiere a volumen de producción, en cuanto a la calidad, estamos muy satisfechos del resultado, nuestros cinco nueves, es decir, un producto final que contiene un 99,999% de cobre.

Manuel Bellido:  ¿Cómo desarrolla Cobre Las Cruces la Responsabilidad Social Corporativa? ¿Qué repercusión tienen en el entorno más cercano el trabajo de Cobre Las Cruces?

Damien Marantelli: Permítame comentarle que hace menos de un mes hemos recibido el premio “Capital Humano” en la categoría de Responsabilidad Social. Esto supone un importante reconocimiento a una labor que para Cobre Las Cruces es prioritaria, especialmente en lo que se refiere a la convivencia con los municipios vecinos. Desde que llegamos a esta zona, mucho antes de iniciar la producción, hemos prestado una atención especial a la implicación en la vida y los problemas de las localidades del entorno. La puesta en marcha de la Fundación cobre Las Cruces en 2010 significó un gran impulso a esta labor. Desde entonces hemos puesto en marcha más de 250 actividades de las que se han beneficiado miles de personas. En 2012 firmamos con los Ayuntamientos de Gerena, Guillena, Salteras y La Algaba el denominado Plan de Desarrollo Municipal, un acuerdo sin precedentes en la colaboración de una empresa privada con los pueblos cercanos. En cuatro años la Fundación destinará 6,2 millones de euros a actividades de generación de empleo, desarrollo local, dotación de infraestructuras y equipamientos públicos y patrocinios socioculturales .

Manuel Bellido:  Háblenos del premio Cinco Nueves.

Damien Marantelli: Es una de las principales iniciativas de la Fundación. Financiamos con 30.000 euros el mejor proyecto de desarrollo local de un área que representa más de la mitad de la provincia de Sevilla, 51 municipios de las comarcas de La Vega, el Aljarafe, Sierra Norte y Corredor de la Plata. Ya estamos con la cuarta edición en marcha. En las tres primeras ediciones resultaron ganadores proyectos presentados por emprendedores de Castilblanco, Guillena y Cazalla de la Sierra, que hoy son ya realidades empresariales de éxito. Ese es el objetivo de estos premios, ir generando impulsos por toda la provincia, que permanezcan como iniciativas de largo plazo, más allá de la propia vida de la mina, que un día terminará su actividad.

Manuel Bellido:  A la minería en muchos casos se la ha acusado de generar desastres en el Medio Ambiente. ¿Cómo afronta esta cuestión Cobre Las Cruces?

Damien Marantelli: El correcto desempeño ambiental es una obligación de cualquier actividad empresarial. Más aún de la minería, que ha protagonizado episodios que nunca deberían haberse producido y por tanto, está en el punto de mira de la opinión pública. Para Cobre Las Cruces esto es un incentivo. No solo queremos hacer las cosas bien, sino que aspiramos a convertirnos en un ejemplo de minería innovadora y comprometida con el medio ambiente. En este propósito es fundamental la interlocución y la transparencia con la administración pública. Las autoridades ambientales tienen la obligación de controlarnos. Nosotros entendemos que lo hagan y creemos que es bueno para todos que rindamos cuentas permanentemente de nuestras actuaciones.

Manuel Bellido: ¿Qué importancia tienen en la prevención y salud laboral el día a día de Cobre Las Cruces?

Damien Marantelli: Junto con el respeto ambiental son los pilares de nuestra actividad. Tan importante como el daño cero ambiental es el objetivo de cero accidentes. Nuestro sistema de prevención de riesgos laborales es muy exigente. Pero nunca es suficiente. La cultura de la seguridad debe impregnar todos los poros de nuestra organización. Si usted recorre nuestras instalaciones verá por todas partes un lema: “Ningún trabajo es tan importante que no se pueda hacer de forma segura”. Le aseguro que no es solo una frase bonita; es algo que aplicamos a rajatabla. Cobre Las Cruces tiene que ser un lugar seguro en el que cada empleado, al terminar su jornada laboral, regrese a casa en perfecto estado.

Manuel Bellido: ¿Qué visión tiene del sector en Andalucía y dónde se sitúa Cobre Las Cruces?

Damien Marantelli: Andalucía es una zona del mundo privilegiada por sus recursos minerales. Su historia ha estado ligada a la minería y creo que todavía quedan muchas páginas brillantes por escribir. En la actualidad asistimos a lo que puede ser una de ellas. El resurgir de la minería metálica es una magnífica noticia para esta Comunidad. La apuesta decidida de la Administración está dando frutos en lo que se refiere a generación de empleo y desarrollo socioeconómico, como han puesto de manifiesto los estudios que se están realizando sobre el impacto de las minas en su entorno. El papel de las empresas mineras en este resurgir es de gran importancia. Tenemos la oportunidad de hacer las cosas bien y convertir Andalucía en una referencia de la minería del siglo XXI. La innovación y el comportamiento responsables son instrumentos básicos. Creo que Cobre Las Cruces es un ejemplo en ambos sentidos.

Manuel Bellido: ¿Cómo son las relaciones con la Junta de Andalucía?

Damien Marantelli: Permanentes y sinceras. Cada uno tenemos nuestras responsabilidades. Si ambos las ejercemos correctamente todo va sobre ruedas. Tal vez ha habido etapas con más sombras que luces, pero en la actualidad hay un ambiente de mutua colaboración muy beneficioso. No obstante, las empresas siempre pedimos más agilidad a la Administración. Las inversiones requieren plazos razonables.

Manuel Bellido:  ¿Crea empleo estable Cobre Las Cruces?

Damien Marantelli:  En Cobre Las Cruces tenemos un 97% de contratos indefinidos. Es un empleo estable y de calidad. Tenemos una plantilla propia de 250 personas y proporcionamos empleo directo a otras 700 a través de las contratas que diariamente realizan tareas en nuestras instalaciones. El porcentaje de empleo local es muy elevado, por lo que hemos resultado fundamentales para que los efectos de la crisis no sean mayores en una zona muy castigada por el paro.

Manuel Bellido: ¿Cuáles son los fundamentos de la Escuela Industrial Cobre Las Cruces?

Damien Marantelli: Por experiencia propia hemos detectado que en el sector industrial existe demanda de profesionales especializados que sin embargo resulta difícil encontrar porque no hay una formación específica que los prepare para determinadas tareas. La Fundación Cobre Las Cruces se ha decidido a contribuir, en la medida de sus posibilidades, a paliar este déficit. Hemos puesto en marcha, con la colaboración de más de quince empresas, una iniciativa formativa encaminada a desempleados de las localidades de nuestro entorno, con el objetivo de situarlos en una posición de ventaja ante una posible demanda de especialistas.

Manuel Bellido:  ¿Cuánto lleva invertido Cobre Las Cruces y cuánto invertirá en este próximo periodo?

Damien Marantelli: A finales de 2013 acumulamos una inversión superior a 900 millones de euros, lo que nos reafirma como la mayor inversión industrial de la provincia de Sevilla. En los próximos cinco años la previsión es invertir alrededor de 150 millones más.

Manuel Bellido: ¿Próximos objetivos?

Damien Marantelli: En este momento tenemos muchas expectativas en un proyecto que, si se lleva a cabo, supondría ampliar la vida de la mina alrededor de 15 años más. En el yacimiento hemos detectado otros recursos minerales complementarios al cobre que actualmente operamos. Hablamos de zinc, plomo, plata y también de cobre de menos ley. A finales de año esperamos tener las valoraciones necesarias para determinar la viabilidad técnica y económica.

Manuel Bellido

 

Posts relacionados