Entrevistas

Entrevista a Antonio Ramírez de Arellano. Consejero de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía

posted by @mbellido 26 junio 2018

“La industria aeronáutica ha llegado para quedarse en Andalucía”

 ¿Qué balance realiza de la cuarta edición de Aerospace & Defense Meetings Sevilla 2018?

Creo que no cabe duda acerca de que ADM ha reafirmado el liderazgo andaluz del negocio aeroespacial de España. La exhibición de la musculatura y la agilidad con la que cuenta el sector es importante para que siga creciendo ese negocio en el mundo, pero aún lo es más algo que queda encerrado en la tercera de las siglas que da nombre al evento: la M de ‘Meetings’. Que en tres días se produzcan más de 8.000 reuniones de trabajo entre distintas empresas del sector aeroespacial, en las que se dan a conocer estrategias, procedimientos innovadores, nuevos productos, nuevos servicios; y que en virtud de esas reuniones se produzcan alianzas y contratos comerciales, constituye una herramienta para el trabajo común del sector que es muy valorada por los expositores. Podemos decir, sin temor a equivocarnos, que ADM define cada dos años muchos de los horizontes a los que pone rumbo la industria aeronáutica.

El encuentro ha sido certificado de nuevo por el Ministerio de Economía y Competitividad como “Feria con concesión de Internacionalidad completa”. ¿Qué supone esta calificación?

Ese reconocimiento certifica algunos aspectos cuantitativos, en relación con el número de visitantes y expositores extranjeros, por ejemplo, que son determinantes para la evolución tanto del evento en sí como del sector al que se dedica. Pero creo que el motivo de satisfacción debe radicar en este caso en los aspectos cualitativos que también evalúa el Ministerio, que ha valorado de nuevo, positivamente, que la muestra cuenta con el apoyo firme del sector aeroespacial, que se ha producido una progresión con respecto a la edición anterior y que el certamen favorece la innovación en la industria de la aviación y del espacio.

Además del Aerospace & Defense Meetings, ¿qué fórmulas destacaría entre las que lleva a cabo su consejería a través de Extenda para la internacionalización del Clúster Aeroespacial Andaluz?

La clave para la consolidación de las exportaciones en cualquier sector, y no solo en el aeronáutico, es, por un lado, la diversificación de mercados y de productos, y, por otro, la apuesta por dos ejes transversales de la política económica del Gobierno andaluz: formación e innovación. En ese sentido, estamos convencidos de que las Becas de Internacionalización que persiguen que tanto las empresas como los profesionales sean más competitivos en el contexto global, o las ayudas a proyectos de I+D+i que refuerzan el vínculo entre la universidad y la empresa a través del conocimiento tendrán su impacto positivo en términos de fortalecimiento del sector exportador. La característica específica del sector aeronáutico es que el ranking de destinos de exportaciones cambia constantemente por ser operaciones de grandes volúmenes de facturación. Esa circunstancia no es negativa, sino todo lo contrario, ya que permite la incorporación constante de nuevos mercados. Por tanto, el esfuerzo debe dirigirse a consolidarlos. Con ese objetivo está enfocada la intensa programación al exterior que realiza Extenda, y que conlleva más de 100 acciones cada año.

En 2017, Andalucía se consolidó como la primera comunidad autónoma de España en exportaciones del sector aeronáutico con 3.293 millones de euros. ¿Cómo está promoviendo el Gobierno andaluz este liderazgo?

La industria aeronáutica ha llegado para quedarse en Andalucía e, independientemente de coyunturas, seguirá creando riqueza y empleo en nuestra comunidad, que se convertirán en exportaciones. Además del dato que usted aporta, esta industria ha aportado un saldo positivo a la balanza comercial andaluza de 1.613 millones de euros, fundamentales para que la economía andaluza en general haya alcanzado su segundo superávit comercial positivo con el exterior de este siglo, de 1.717 millones. Afianzar esa posición es una tarea común del Gobierno andaluz y del sector privado. Así se ha demostrado en las últimas décadas, en las que, partiendo de la tradición aeronáutica de más de un siglo de vida en Sevilla y Cádiz, la conjugación de las apuestas públicas y privadas por el desarrollo del sector ha dado el resultado por el que ahora nos felicitamos. La estrategia, por tanto, debe ser la de coordinar y fortalecer ese doble impulso al sector, desde el Gobierno de Andalucía y desde las empresas radicadas en la Comunidad, pensando en el largo plazo, por las características propias de esta industria.

Alemania, Francia y Reino Unido son los primeros mercados. ¿Destacaría algún país/países en los que se hayan propuesto mejorar las ventas?

Como le decía anteriormente, el volumen de facturación de las operaciones en el sector aeroespacial hace que los distintos mercados avancen y retrocedan posiciones con relativa facilidad, de un ejercicio a otro, en la lista de los principales destinos exportadores. Anticiparse a la detección de los nuevos actores que aparecen en ese contexto y consolidar las relaciones comerciales con ellos es la táctica a desarrollar. Y que la industria esté fortalecida mediante la aplicación de procesos innovadores y la incorporación de profesionales conocedores de los nuevos mercados, una clave fundamental. Por ello, insisto, las estrategias de apoyo a los proyectos de I+D+i y a la formación en comercio exterior de las que se beneficia todo el tejido productivo andaluz, pero, muy especialmente, la industria aeroespacial, por su proyección en el ámbito internacional.

Sevilla concentró el 90% de las ventas. ¿Cómo se puede impulsar este sector en el resto de las provincias, donde los datos no son altos?

Esa circunstancia específica se corresponde con una cuestión técnica: Sevilla es uno de los pocos lugares en el mundo en los que vuela por primera vez un avión; uno de los pocos lugares en los que un avión es entregado al cliente final y, por tanto, el lugar en el que se factura la operación, de una considerable cuantía. Pero, para entregar ese avión y facturarlo, es imprescindible el concurso de las empresas que están distribuidas por buena parte del territorio andaluz conformando la industria auxiliar. No hay que perder de vista, en cualquier caso, que hay muchas empresas dedicadas a la fabricación de aeroestructuras, de aviónica o de otra tipología de aparatos como drones, que están radicadas fuera el del eje Sevilla-Cádiz y que están incrementando sus volúmenes de exportación, realizando operaciones con clientes del contexto global.

Manuel Bellido 

 

Posts relacionados