Entrevistas

Entrevista a Adolfo Borrero Villalón

posted by @mbellido 7 julio 2015

“El concepto del SmartAgro surge precisamente del uso intensivo de las TIC, que empieza a ser una realidad en las explotaciones agrarias y ganaderas, así como en el entorno rural en general”

Manuel Bellido:  Defíname el concepto de SmartAgro

Adolfo Borrero: Uno de los campos de mayor crecimiento en las Tecnologías de la Infomación y las comunicaciones (TIC) es el denominado “Internet de las Cosas” (IoT), que permite la comunicación de dispositivos con sistemas de Información de múltiples ámbitos de aplicación. El desarrollo del IoT está cifrado en 50 billones de dispositivos hablando en la red entre ellos y con los sistemas centrales, normalmente en la nube. Y una gran parte de estos dispositivos se están desplegando ya en el medio rural, siendo el que tiene el más fuerte ritmo de crecimiento a escala global. El concepto del SmartAgro surge precisamente del uso intensivo de las TIC, que empieza a ser una realidad en las explotaciones agrarias y ganaderas, así como en el entorno rural en general.

Manuel Bellido: ¿Por qué son importantes las tecnologías TIC aplicadas a la cadena de valor agroalimentario?

Adolfo Borrero: Como en cualquier sector de actividad económica, la CVA se ve claramente beneficiada por las tecnologías de la información al generar eficiencias en todos los puntos de la cadena; no hay segmento de la misma que no sea afectado por las TIC, produciendo beneficios como la desintermedicación, el seguimiento de los productos, el análisis de las tierras, la monitorización medioambiental, la eficiencia energética, la detección temprana de plagas, y un largo etcétera de aplicaciones que permiten que las explotaciones sean mucho más rentables, seguras y de calidad.

Manuel Bellido: ¿Cree que hay suficiente conocimiento sobre la aportación de las TIC a los problemas agrarios?

Adolfo Borrero: Precisamente este es el talón de Aquiles en España si lo tomamos de forma genérica, pues hay excepciones en sectores agrícolas muy avanzados, que ya hacen uso de las TICs desde hace décadas. Solo referirnos a los invernaderos de Almería junto con los sistemas de seguimiento de frutas y hortalizas que son ejemplo mundial. Se trata de explotaciones muy particulares y de dimensiones reducidas. Donde son más desconocidas es en las explotaciones de gran superficie y que pueden ser las grandes beneficiarias de la IoT, sobretodo con la fuerte caída de precios de las comunicaciones y su disponibilidad, así como de los sensores desplegados.

Manuel Bellido:  ¿Que aportación están dando las Startups de base tecnológica al desarrollo del SmartRural?

Adolfo Borrero: Comienzan a verse casos muy interesantes de nuevas empresas tecnológicas en diferentes ramas de actividad Agribusiness como es la sensorización, los cuadernos de campo, los drones, la teledetección, el tratamiento de Bigdata, los ERPs especializados,…todos ellos campos abonados al emprendimiento donde nuevas aproximaciones a problemas viejos son fundamentales para encontrar soluciones mucho más eficientes y económicas. Contamos con aceleradoras de startups especialidas en el SmarAgro o Agribusiness que están consiguiendo que éstas se proyecten a nivel global.

Manuel Bellido: ¿Existe posible financiación internacional para estas start-ups?

Adolfo Borrero: A través de aceleradoras internacionales es posible obtener financiación, así como asistir a procesos de aceleración, como es el caso de Techstars, que está vinculada con la española Bolt Accelerator. Así, una forma de llegar al mercado norteamericano y ser acelerado es mediante el proceso de aceleración de Bolt. También es factible a través del centro de desarrollo que tiene el ICEX en San Francisco o a través de los programas de aceleración europeos.

Manuel Bellido: ¿Qué financiación europea hay disponible para el desarrollo de nuevas aplicaciones en el sector agrícola de base tecnológica?

Adolfo Borrero: Uno de los programas más interesantes de financiación a fondo perdido de startups se desarrolla dentro del ámbito de FIware (Future Internet – www.fiware.org). Es un programa europeo dotado de 80 millones de euros que tienen aplicación finalista en startups. Hay 16 consorcios manejando este programa y ofrecen hasta 170.000 euros para cada iniciativa. Entre las 16 opciones, hay 5 que disponen de especialización en “AgriFood” como son Fractals, FInish, SmartAgrifood, SpeedUP! y la española Finodex, que está liderada por Zabala Consulting.

Manuel Bellido: ¿Qué implicación existe desde la Administración Pública en estos avances?

Adolfo Borrero: Las administraciones están muy implicadas en fomentar el emprendimiento, desde la administración central a través de organismo como CDTI o la EOI, la autonómica con programas específicos con empresas de primer orden como Telefónica y su iniciativa Open Future, asi como los ayuntamientos a través de los viveros de empresas e iniciativas como las de las de Sevilla y Málaga, que han invertido para disponer de nodos de FIware, lo primeros que se han hecho en España, lo que facilita el acceso a los desarrollos de aplicaciones sobre esta plataforma, asi como el acceso a los fondos. Desde la Junta de Andalucía, y gracias a los fondos Jeremie, se está permitiendo el acceso a la financiación de una segunda etapa, en la de capital riesgo, dejando la primera etapa de capital semilla a los Business Angels y a las Aceleradoras.

Manuel Bellido:¿Cuáles son los foros de referencia de esta realidad?

Adolfo Borrero: Los foros de financiación se vertebran alrededor de las aceleradoras y las iniciativas privadas mediante rondas de inversión. Existen en Andalucía múltiples iniciativas de este tipo como puede ser ABAN, Sevilla Capital Inteligente, Minerva de Vodafone, el mencionado programa Open Future.

Manuel Bellido: ¿Cómo participa España en el programa marco de I+D de la UE en este sector?

Adolfo Borrero: Esta es una asignatura en la que España es alumno destacado, estando presente en el nuevo marco H2020 de la UE por encima de su PIB. También en las iniciativas del EIT España saca nota disponiendo de varios nodos. En Andalucía destaca el nodo europeo iHUB de Málaga, que está en conexión directa con otros 14 nodos europeos que permiten el acceso a grandes corporaciones europeas por parte de las start-ups.

Manuel Bellido

 

BIO

Adolfo Borres es  presidente de la Alianza Inercia y de las Comisiones de Smartcities de CEOE y de AMETIC. Ha desarrollado su carrera en Telvent durante 26 años.

 Es fundador y consejero de la principal aceleradora de startups TIC andaluza: BOLT Accelerator, que cuenta con 85 mentores internacionales, es iHub español de la UE y que ya ha acelerado 87 startups. Como “Business Angel” ha invertido en empresas como Hot (eTurismo), Urban Clouds (Smartcities) o Domocracy (Domótica).

 Es presidente y fundador de Cactus Soluciones Energéticas.

 Como presidente del Cluster TIC andaluz, ha puesto en marcha el Centro Nacional de Cloud Computing, el Clouding Point de Microsoft y Vodafone, los nodos FIware de Smartcities de Málaga y Sevilla y el centro Angel Jordan para CMMI.

 Además, es Patrono de FIDETIA, Consejero de APD, Consejero de EOI y  Patrono del Málaga Valley desde su fundación.

 Es Ingeniero Eléctrico especialidad Electrónica por la Escuela Superior de Ingenieros Industriales de Sevilla (1986) y E-MBA por el Instituto Internacional San Telmo de Sevilla (1996).

Posts relacionados