Entrevistas

Entrevista a Luciano Alonso.

posted by @mbellido 6 julio 2011

“Andalucía está abierta los 365 días del año”

Entrevista a Luciano Alonso. De innovación, calidad y sostenibilidad turística, de la nueva normativa que prepara el Gobierno andaluz para el sector, de las previsiones que se anejan de cara a este ejercicio, y de la renovación de algunas de las tendencias del sector de los últimos años hablamos con el consejero de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta de Andalucía

Agenda de la Empresa: Andalucía tramita una nueva Ley de Turismo para adaptarla al modelo de economía sostenible. ¿Qué beneficios traerá esta nueva Ley para Andalucía y en qué situación se encuentra? ¿Ha contado con el apoyo de los agentes sociales y económicos andaluces?

Luciano Alonso: El corazón de la nueva norma, que se encuentra en fase de tramitación, es el turista del siglo XXI, que planifica sus viajes a través de las nuevas tecnologías, interactúa en el territorio y busca la calidad y la excelencia en sus viajes. Su principal objetivo es que esta industria siga siendo uno de los principales motores de Andalucía y su eje vertebral se sustenta en la sostenibilidad ambiental, económica y social. Para ello, el anteproyecto de Ley recoge medidas de ordenación, promoción, mejora de la accesibilidad a los recursos, impulso a la cooperación público-privada, fomento de la creación de empleo y reforzamiento de las garantías de calidad y seguridad para usuarios y trabajadores. Con este nuevo marco jurídico, queremos que todos los agentes del sector se sientan representados. Como no podía ser de otra forma, el anteproyecto ha contado con la participación de los agentes sociales y económicos, además de ser ratificado por el pleno del Consejo Andaluz de Turismo. En el marco de esta norma voy a plantear además a la Mesa del Turismo la incorporación de un Comisionado para la Atención al Turista. Esta figura, lejos del concepto administrativo de sanción-inspección, tendrá un carácter intuitivo, preventivo, de orientación y de mejora de las expectativas. Si el turista es el corazón del turismo tiene que tener un instrumento para poder decirnos qué le gusta y qué no, qué recomienda o dónde es necesario mejorar.

A.E.: José Antonio Griñán señaló recientemente que 2011 será el año de la recuperación del sector turístico andaluz, ¿qué previsiones manejan desde el Gobierno andaluz para sostener esta afirmación?

L.A.: Estas expectativas están orientadas a la realidad del sector. La propia Organización Mundial del Turismo (OMT) ha puesto de relieve en múltiples ocasiones que el turismo se ha convertido en un bien irrenunciable de consumo y que es la actividad que más tarde se ve afectada por las coyunturas desfavorables, además de una de las primeras en reaccionar. De hecho, para 2011 prevé crecimientos mundiales de entre el 4% y el 5% en los desplazamientos turísticos internacionales. Pero además, los resultados en Andalucía confirman, en estos momentos, el cambio de ciclo que está experimentando nuestra industria turística. Atendiendo a cifras concretas, durante el primer trimestre del actual ejercicio la comunidad ha recibido más de 3,8 millones de turistas, lo que supone un 0,2% más que en el mismo periodo de 2010. También entre enero y marzo se han incrementado las pernoctaciones en establecimientos hoteleros andaluces un 3,8% hasta superar los 6,68 millones, gracias al espectacular comportamiento que han registrado los mercados emisores internacionales, que acumulan un repunte del 10,2%.

A.E.: ¿Cuáles son las grandes líneas estratégicas que recorre el II Plan de Calidad Turística de Andalucía?

L.A.: La calidad es sinónimo de satisfacción, de fidelidad y de rentabilidad de la actividad turística. Debe ser un aspecto trasversal en cada una de las acciones que se pongan en marcha tanto por la administración como por el sector privado. Por eso, el II Plan de Calidad Turística de Andalucía orientará a la industria bajo las premisas de excelencia, innovación y responsabilidad. Es una programación a largo plazo que cuenta con las aportaciones de profesionales y ciudadanos y que hace especial hincapié en la formación y las buenas prácticas vinculadas al turismo accesible. Me gustaría destacar, entre las actuaciones que contempla, la iniciativa de conseguir que la Junta sea una ‘prestadora de servicios’, el análisis de la satisfacción turística en las redes sociales o la creación del Comisionado para la Atención al Turista al que he aludido anteriormente.

A.E.: ¿Qué papel juega la innovación en la política turística del Gobierno andaluz?

L.A.: Es una piedra angular. En este sentido, una de las herramientas que hemos puesto en marcha es el centro de innovación Andalucía Lab. Sus ejes estratégicos son la transferencia de conocimiento, la investigación y aplicación de nuevas tecnologías y la labor de prospectiva sobre las tendencias del mercado. Para ello, consta de cuatro áreas de trabajo, de las que tres -Consulting Lab, Research Lab y Demo Lab- ya están en funcionamiento, mientras que la última -Testing Lab- iniciará su labor este año. Durante 2010, este centro prestó sus servicios a 5.000 empresas y profesionales turísticos. Otra de nuestras grandes apuestas es la Comunidad Turística de Andalucía, que aspira a convertirse en la mayor red de información y negocio en esta rama económica en España. Esta plataforma online no solo es la mejor página de promoción que hemos tenido nunca al aglutinar toda la oferta, sino que, además, da dos pasos clave que pocos se han atrevido a dar en este mercado. Por un lado, permite comercializar productos y servicios, ofreciendo tanto a grandes empresas como a pymes competir bajo el mismo nivel de excelencia y a coste cero. Y por otra parte, una vez que el viajero haya decidido y comprado, pone a su disposición un espacio dinámico para la recomendación y la opinión sobre el destino.

A.E.: ¿Qué dirección debe tomar Andalucía para ser más competitiva? ¿Se podrían crear nuevos productos turísticos?

L.A.: Estamos adoptando nuevas recetas para conducir nuestro modelo turístico actual hacia un sistema más competitivo, más adaptado a las exigencias de la demanda y más eficaz para nuestra industria, con el objetivo de alcanzar una mejor distribución de la actividad tanto en el tiempo como en el territorio y, además, de atraer a un viajero que gaste más. De esta forma, queremos aprovechar la singularidad de nuestra oferta mediante la creación de productos innovadores y auténticos. Así, estamos potenciando, entre otros, los segmentos de naturaleza, termal, deportivo o urbano, sin olvidar al ‘sol y playa’ y la cultura, a los que estamos dando una nueva orientación. Este enfoque está muy presente en el vigente Plan General de Turismo Sostenible, que tiene en ejecución en estos momentos más de 80 programas que benefician a cerca del 80% del territorio andaluz. Pero también en las acciones orientadas a la demanda, con el desarrollo de campañas de comunicación en fechas previas a los puentes festivos y periodos vacacionales singulares como la Semana Santa. Cada vez más, nuestra intención es seguir trabajando en este sentido e insistimos en que Andalucía está abierta los 365 días del año.

A.E.: ¿Nos podría adelantar algunas líneas de actuación de su Consejería para los próximos años?

L.A.: El sector turístico está sometido en este momento a la renovación de algunas de las tendencias de los últimos años, entre las que destaca la toma de decisiones a última hora, el uso masivo de la tecnología o el nacimiento de un turista más independiente. También se ha acentuado la competencia: somos más actores para un mercado que no crece al mismo ritmo. En este contexto, Andalucía aspira a seguir siendo un destino de primer orden, lo que exige la adopción de una política basada en una mayor coordinación entre las administraciones y en la implicación del sector empresarial. La senda de trabajo que estamos impulsando en materia turística, con clara vocación de futuro, tiene como claves la incorporación del territorio a la planificación estratégica, el uso de nuevas técnicas de marketing y la apuesta por la innovación, la excelencia y la sostenibilidad. Como ejemplos concretos de esta nueva política, se pueden citar los más de 80 programas de planificación vigentes en la actualidad, así como el Andalucía Lab, el nuevo Plan de Calidad; el II Plan Director de Marketing o la Comunidad Turística, a los que ya he aludido.

Manuel Bellido

Posts relacionados