Entrevistas

Entrevista a Francisco Álvarez Caballero, responsable del sector Ocio y Turismo en CTA

posted by @mbellido 6 julio 2015

“El turismo andaluz debe aprovechar la buena coyuntura para invertir más en innovación tecnológica”

Manuel Bellido:  ¿Estamos aprovechando todo el potencial del sector turismo en Andalucía?

Francisco Álvarez Caballero: Andalucía es uno de los destinos con mejores referencias y más consolidado del mercado en la actualidad. Con todo, admite aún cierto margen de mejora. Los desafíos para el futuro próximo del turismo andaluz se concentran principalmente, bajo mi punto de vista, en el incremento de la visibilidad a nivel internacional y en la consecución de un mejor equilibrio de los modelos turísticos menos dependientes del sol y playa, que ofrezcan un mayor grado de desestacionalización y pivoten sobre el valor añadido de ofertas relacionadas con la cultura, el ocio, la gastronomía, el deporte, etc.

Manuel Bellido:  ¿Qué puntos débiles cree que se deberían fortalecer para ser menos vulnerables a los cambios del entorno?

Francisco Álvarez Caballero: Desafortunadamente, son precisamente las inestabilidades de nuestro entorno las que acaban revelándose como oportunidades, con cifras de crecimiento de afluencia y gasto turístico inéditas en el panorama turístico andaluz y también nacional. Entiendo que la gran asignatura pendiente del turismo en Andalucía es la traslación de estos buenos resultados a la generación de empleo estable y de calidad.

Manuel Bellido: ¿Cree que el regreso a cifras positivas y una coyuntura favorable puede hacer que el sector se relaje y vuelva a no percibir la necesidad de innovar e incorporar tecnología?

Francisco Álvarez Caballero: El nivel de competitividad turística de las regiones de nuestro entorno ha aumentado notablemente en los últimos años. Andalucía ha crecido más en términos relativos que las tasas medias de crecimiento sectorial; esto significa que está aprovechando mejor que otros la tendencia alcista del mercado. Sin embargo, es precisamente en esta coyuntura en la que debemos reforzar con intensidad las inversiones en innovación del sector, que necesariamente van ligadas con un severo componente tecnológico que trasciende a la modernización técnica para situarse definitivamente en la I+D+i. Hoy en día, la generación de producto está vinculada al desarrollo de nuevos modelos de comercialización. La oferta complementaria se ha posicionado como uno de los ejes vertebradores de la decisión de selección del destino. Las redes sociales impactan contundentemente sobre la reputación de marca de la oferta o del destino, erigiéndose como sistemas no vertebrados de la calidad y recomendación turística. Estos son tan sólo algunos ejemplos de la velocidad a la que cambia el sector en relación a cómo eran las cosas hace unos años. Es, por lo tanto, de capital importancia promover la incorporación normalizada y estable de entornos de vigilancia tecnológica a los distintos segmentos del sector turismo, facilitando de forma sostenida la innovación tecnológico-turística en Andalucía.

Manuel Bellido: ¿Qué oportunidades plantea la innovación al sector turístico?

Francisco Álvarez Caballero: Desde la creación del sector de Ocio y Turismo en la Corporación Tecnológica de Andalucía, se han presentado más de 30 proyectos de I+D turística que han movilizado más de 18 millones de euros en el ámbito empresarial privado. Podemos manifestar con rotundidad que Andalucía se sitúa a la vanguardia de la innovación tecnológica en términos de inversión y se está configurando, además, como un excelente banco de pruebas para el testeo y prototipado de proyectos de terceros. Su diversidad de oferta y su modelo turísticamente heterogéneo facilitan enormemente esta labor. En CTA ofrecemos a las empresas del sector asesoramiento en tendencias de innovación y ayuda para identificar sus necesidades de I+D+i, formular los proyectos, buscar los socios más adecuados y conseguir la financiación necesaria. Además, también prestamos servicios para convertir en riqueza y negocio los resultados del esfuerzo en innovación.

Manuel Bellido: ¿Cuáles son, por tanto, los ámbitos preferentes de innovación turística?

Francisco Álvarez Caballero: En la actualidad, se están imponiendo los proyectos orientados hacia la personalización de oferta basada en la segmentación del visitante según comportamientos y preferencias, optimizando los motores de reglas que permiten la realización de recomendaciones de viaje alineadas con las necesidades del cliente. También son significativas las inversiones en soluciones innovadoras de movilidad en las que la usabilidad, experiencia de usuario y la inmediatez de respuesta son elementos clave que definen su futura penetración en el mercado. Permanecen como tendencia las tecnologías de normalización, estandarización sobre la oferta complementaria en la promoción y comercialización de viajes, y también soluciones de eficiencia energética aplicada tanto a los establecimientos turísticos como al impacto en el territorio. Por último, es especialmente significativa la incorporación de plataformas aéreas controladas de manera remota (RPAS) en proyectos del sector, especialmente en zonas costeras.

Manuel Bellido: ¿Qué frena a las empresas del sector para innovar?

Francisco Álvarez Caballero: La innovación, especialmente la tecnológica, ha sido una constante en el sector desde hace décadas; para comprobarlo solo es preciso echar la vista atrás con cierta perspectiva y examinar cómo se gestionaban y se comercializaban los viajes hace tan sólo unos años. Sin embargo, y de forma comparada con otros sectores productivos, se constata que la innovación está menos estructurada en la orgánica de las empresas y que, en general, existe menos capacidad de prospectiva y de visibilidad a futuro, aunque ciertamente éste es un aspecto que está cambiando en los últimos años.

Manuel Bellido: ¿Qué ventajas supone para una zona turística convertirse en un destino turístico inteligente?

Francisco Álvarez Caballero: Al margen de otras consideraciones conceptuales, un destino inteligente es un destino hiperconectado entre sí y con información ordenada y dispuesta para interactuar con el ciudadano y el visitante. La interoperabilidad de oferta facilita no solo el acceso a los servicios que incorpora, sino también las tareas de promoción y difusión del propio destino, además de permitir agregar información útil de los patrones de comportamiento de sus usuarios en sus procesos de interacción con los proveedores, lo que le otorga cierta capacidad de anticipación al destino, mejorando iterativamente esta relación.

Manuel Bellido: ¿Qué modelo de turismo debería ser por el que apueste Andalucía? ¿Volumen o calidad?

Francisco Álvarez Caballero: En primer lugar me gustaría aclarar que ambos modelos no son excluyentes en sí mismos y que no comparto las connotaciones peyorativas con las que se suele asociar los modelos basados en la agregación de demanda. En todo caso, no creo sinceramente que exista un solo modelo turístico en Andalucía. Es indudable que la oferta de sol y playa y la concentración turística en los meses estivales aportan un volumen que, definitivamente, nos posiciona en el mercado, pero la heterogeneidad de oferta existente en Andalucía permite compatibilizar este modelo con otros basados en oferta cultural, gastronómica, de naturaleza etc. El reto, bajo mi punto de vista, es tratar de balancear su posicionamiento y atractivo para que se produzca una adecuada distribución de los mismos a lo largo del año, facilitando de este modo la tan ansiada desestacionalización del modelo, que permita un impacto más continuado en la economía local, consolidando la generación de empleo estable y de calidad en la pyme turística andaluza.

 Manuel Bellido

 

Posts relacionados