Entrevistas

Entrevista a David Páez Rodríguez responsable de Desarrollo de Negocio de Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA)

posted by @mbellido 8 mayo 2015

“Las empresas no están aprovechando todo el valor que genera su inversión en innovación”

Manuel Bellido: Acaba de ser nombrado responsable de Desarrollo de Negocio de CTA, ¿qué objetivo tiene la creación de este departamento?

David Páez Rodríguez: Con el departamento de Desarrollo de Negocio, CTA pretende ampliar el recorrido y alcance de la actividad de apoyo a la innovación que desempeña. Hasta ahora, nuestra actividad principal se centraba en ayudar a transformar el conocimiento en innovación empresarial a través de la financiación de proyectos empresariales de I+D+i en cooperación con grupos públicos de investigación. Con los nuevos servicios de Desarrollo de Negocio, CTA pretende además apoyar la generación de negocio o riqueza a partir de los resultados de I+D+i. Es decir, ayudamos a las empresas, proveedores de innovación (Universidades, centros tecnológicos…) y entidades facilitadoras (organizaciones empresariales, parques científicos, Administración Pública…) a rentabilizar o transformar en riqueza lo obtenido en actividades de I+D+i.

Manuel Bellido: ¿Cómo lo hacen? ¿Cómo pueden rentabilizar las empresas su inversión en I+D+i?

David Páez Rodríguez: Las empresas desaprovechan en muchos casos todo el valor que genera su inversión en innovación. En demasiadas ocasiones, los resultados obtenidos de un proyecto quedan en un cajón, o en la cabeza de algunas personas dentro de la empresa, sin tener un traslado real a mercado porque no encajan totalmente con la estrategia comercial o por falta de recursos para su eficaz puesta en valor. La estrategia de I+D+i empresarial debe complementarse con una estrategia paralela de valorización integral de los intangibles obtenidos (procesos internos, conocimiento, patentes, etc…). Así, las empresas pueden maximizar la rentabilidad de la inversión en I+D mediante la identificación, selección y valorización de la multitud de intangibles obtenidos en el proceso, acortando y multiplicando los ciclos de retorno de la inversión.

Manuel Bellido: ¿Cómo interviene CTA y qué ayuda ofrece a las empresas?

David Páez Rodríguez: Una empresa puede plantearse: “tengo una tecnología que llevar al mercado, ¿cómo lo hago?” y una universidad: “tengo un paquete de 50 patentes, ¿qué hago con él?”. Nosotros podemos ayudarles. Ofrecemos a las empresas, y a otras entidades como las universidades o centros tecnológicos, servicios especializados de comercialización de tecnología: desde evaluar el potencial valor de una tecnología a detectar sus posibles mercados y potenciales clientes, pasando por asesoramiento sobre cómo introducir la tecnología en dichos mercados, cuáles son los cauces y las mejores herramientas, etc.

Manuel Bellido: ¿Prestan algún otro tipo de servicios?

David Páez Rodríguez: Por nuestra actividad tradicional de financiación de proyectos, destacamos especialmente por nuestros servicios de evaluación de proyectos de I+D+i, planes de negocio e iniciativas empresariales basadas en tecnología, con más de 1.200 evaluaciones realizadas en los últimos años. También ofrecemos servicios de apoyo a la internacionalización de la I+D+i, servicios de apoyo tecnológico a los procesos de compra pública innovadora y servicios de asesoramiento estratégico en I+D+i. En general, queremos solucionar cualquier problema o necesidad que les surja a las empresas en el proceso de la innovación, de principio a fin. Por eso, no ponemos límite a nuestros servicios e intentamos dar respuesta a medida a las necesidades que nos plantean.

Manuel Bellido: ¿Qué limita a las empresas en la actualidad para invertir en innovación?

David Páez Rodríguez: En mi opinión, las principales barreras para invertir en I+D+i son la falta de cultura de innovación y el cortoplacismo en la gestión de muchas empresas. Quien sólo ve a unos meses vista no entiende la necesidad de innovar, que es una inversión rentable sin duda a medio y largo plazo. Solo las empresas que planifican su negocio con visión a medio y largo plazo entienden la importancia estratégica de un esfuerzo en innovación estable y alineado con las necesidades del negocio. Desgraciadamente, en muchas organizaciones prima lo urgente sobre lo importante.

Manuel Bellido:  ¿Están aprovechando las empresas andaluzas la oportunidad de H2020?

David Páez Rodríguez: Es cierto que ha habido un cambio de actitud y se percibe una mayor concienciación por parte del tejido empresarial andaluz de la importancia de aprovechar las oportunidades que brinda el marco europeo de ayuda a la financiación de la I+D+i, como el programa H2020. No obstante, todavía no lo están aprovechando lo suficiente. Muchas empresas están confundiendo los medios con los fines. Con esto me refiero a que H2020 proporciona herramientas de ayuda financiera para que las empresas innoven, pero que no son en sí mismas un fin. Las empresas se están obsesionando por participar en consorcios y proyectos que no necesariamente siempre están alineados con su estrategia empresarial o sus objetivos, y esto es un claro error, incluso contraproducente en algunas ocasiones. Hay que plantearse la estrategia de participación en el marco de financiación europea con una visión a largo plazo, y decidir la participación en consorcios y programas con objetivos alineados con tus intereses empresariales, e incluso comerciales. Además, es importante un posicionamiento previo en redes y grupos de trabajo a escala europea. En CTA estamos intentando ayudar a las empresas y otros tipos de entidades a avanzar en esta dinámica de trabajo.

Manuel Bellido: ¿Puede demostrar que la innovación es rentable?

David Páez Rodríguez: Yo no, quienes lo demuestran son las empresas que innovan. Google no existía hace 20 años y hoy es la quinta compañía del mundo por valor en bolsa. De las 50 empresas con mayor capitalización bursátil del mundo, 14 son tecnológicas y la mayoría, por no decir todas, innovan. Hemos visto cómo las compañías que mejor han capeado el temporal durante la crisis han sido aquellas que tenían, entre otras cosas, una estrategia clara de innovación. Según el observatorio europeo IMP3rove, las empresas innovadoras exportan el doble que las que no lo hacen. Además, en el contexto financiero tan negativo de los últimos años, a nivel internacional las compañías más innovadoras han sido las claras ganadoras en los mercados de capitales. Que la innovación es rentable no es opinable, es demostrable.

Manuel Bellido: Se empieza a hablar del riesgo de una burbuja emprendedora, ¿son fundados estos temores?

David Páez Rodríguez: España necesita aumentar la ratio de creación de empresas y, por lo tanto, hay que seguir fomentando el emprendimiento, en especial, el basado en tecnología que, a priori, genera las empresas con mayor potencial de crecimiento. Debemos recordar que no sólo necesitamos más empresas, sino también de mayor tamaño. Nunca serán excesivas las medidas para incentivar la generación de nuevos negocios. No obstante, también es cierto que, probablemente por la falta de tradición o cultura del emprendimiento, todavía se adolece bastante en España de una adecuada capacidad de medición del potencial real  de proyectos emprendedores basados en tecnología. En Corporación tenemos experiencia en la realización de este tipo de evaluaciones, encaminadas a acotar de mejor forma el riesgo tecnológico y empresarial, y así intentar maximizar el éxito de las inversiones enfocadas a este tipo de iniciativas.

Manuel Bellido

BIO

David Páez Rodríguez (sevillano, 38 años), Ingeniero Industrial y Máster en Sistemas de Ingeniería Térmica por la Universidad de Sevilla, es, desde enero de 2015, Director de Desarrollo de Negocio de CTA. Anteriormente, fue Responsable Técnico del sector Edificación y Obra Civil en CTA, donde ha sido evaluador y asesor de proyectos de I+D+i en los sectores industrial, construcción y energético tanto a nivel autonómico como estatal y europeo. Cuenta con 15 años de experiencia en la ejecución y gestión de proyectos empresariales de I+D+i. Además, es Profesor Asistente Honorario del Departamento de Ingeniería Energética de la Universidad de Sevilla, donde en el pasado ejerció labores docentes e investigadoras, y fue Director Técnico en una consultora de tecnología energética y seguridad industrial.

 

Posts relacionados